Más sobre mí

Soy una persona que trabaja por objetivos. Y cuando no tengo objetivos, me los invento.

Todo iría bien si me pusiera objetivos ambiciosos, tipo «voy a aprobar el examen de nivel de francés en junio de 2021». De vez en cuando tengo de esos, pero mis objetivos suelen ser más como «voy a llegar a la panadería sin pisar ni una rayita de la vereda». Son sencillos para poder darme premios, que es lo que realmente me interesa.

No es que nunca logre metas importantes, sino que no se me activan si no siento una necesidad apremiante. De hecho, en estos meses en Andorra he logrado mucho más de lo que me había imaginado. Voy a poner algunos ejemplos:

Bajar de peso

La típica, la de todos los años, la que nunca sucede.

Bastó una invitación a una boda muy especial (y un confinamiento) para ponernos realmente a cambiar nuestra alimentación y a hacer un poco de ejercicio. Nada de recetas mágicas, simplemente empezar lo que debimos haber empezado hace tiempo.

He bajado los 15 kilos que necesitaba para entrar en el vestido que compré para la ocasión. La boda se ha aplazado un año, así que ahora voy a por los 15 kilos que aún me sobran.

Caminar sin aparato

Nunca voy a dejar de agradecerle a mi amigo Ginés que me diera esperanza cuando las primeras pruebas después de que me extrajeran un schwannoma de la pierna apuntaban a que mi nervio no despertaría.

Yo no quería pasar por otra operación y por la durísima rehabilitación que me auguraban, así que siguiendo sus consejos me dediqué a estimular el nervio de todas las maneras que se me ocurrían: movimiento, masajes, texturas, temperaturas, etc. Y sí, también le hablaba.

Después de cuatro años usando el aparato ortopédico para poder caminar, pude empezar a dejarlo si usaba zapatillas de caña alta. En estas rebajas de verano ocurrió lo impensable: me compré sandalias y mis dedos han vuelto a ver el sol. Ya camino sin ayuda, aunque sigo teniendo mucho cuidado.

Por cierto, Ginés estudió terapia ocupacional y ahora combina su trabajo con una cuenta de Instagram con dibujitos y humor sobre este tema. Este es uno de mis preferidos:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

A post shared by Ginés • 🌱🔆 (@ gines.to) donde

Descubrir qué quiero ser de grande

Voy a confesar que en este aspecto iba como pollo sin cabeza.

No es algo nuevo, tengo que buscar dónde he metido el test vocacional que me hicieron el último año de secundaria donde la conclusión era algo así como MUESTRA INTERÉS POR TODO.

Me he apuntado a un curso que aún no comienzo, pero para el que tenía que aterrizar varias ideas acerca de a dónde quería llegar. No se trataba del plan de corto plazo de buscar un croissant cada día en una pastelería distinta para hacer un ranking. Iba de encontrar un objetivo vital.

En eso estaba cuando me vi sobrepasada por las circunstancias: la COVID -19 lo inundaba todo, pero además afloraban temas que conocemos de antes y a los que no les habíamos prestado demasiada atención. Quería tocarlos de alguna manera, pero lo único que conseguí fue discutir mentalmente con la que era yo hace apenas unos años. O antes de ayer.

No soy la misma persona que empezó este blog. Ya no soy peruana, o no soy solo peruana. Ya no soy forestal, o no soy solo forestal. Ya no soy la que conocía una cantidad absurda de datos tan curiosos como inútiles, ahora ni siquiera sé quién canta las canciones que me aparecen en Spotify.

No me reconocía y estaba a punto de cerrar el blog, hasta que lo vi, entre las categorías que puso la Fran del pasado. La había juzgado con mucha dureza, no se había equivocado del todo.

Soy viajera, me gusta descubrir lugares y costumbres. Y como expatriada me gusta hacer que esos lugares y esas costumbres sean también un poco míos… y me gusta llevar conmigo todos mis otros lugares y costumbres.

Me di cuenta de que siempre he aborrecido la Historia porque me parecía una sucesión de guerras, fechas y un rollo patriótico que se sostiene en la ley del más fuerte. Pero adoro las historias, me fascinan los relatos y cómo nuestra identidad se construye a partir de lo que nos contamos (y lo que nos callamos).

Finalmente, las moradeces, la categoría más abandonada. Llevo los últimos años hablando de lo que me sucede y me cansa un poco que sean las circunstancias las que marquen mi agenda. Casi nunca hablo de lo que me gusta, lo que pienso, lo que me interesa o lo que he llevado a la práctica.

Me tomó 44 años, 5 meses y 8 días tener claro que quiero ser divulgadora del patrimonio.

Mi tema empezó siendo el patrimonio natural. Llevo un tiempo alejada de él y pensaba que me había desviado del origen, incluso que me había equivocado de camino. En realidad solo he ampliado mi ámbito de interés al patrimonio cultural y uno no existe sin el otro: el entorno moldea a las personas, las personas moldean al entorno. La eterna adaptación.

Es curioso que una persona que no quiso tener hijos quiera dedicarse a descubrir y transmitir el valor de todo lo que dejamos de herencia a las generaciones futuras. O tal vez no.

Tener trabajo

Al principio decía que yo suelo trabajar por objetivos, pero mi objetivo principal de este año era, precisamente, trabajar.

Agradezco haber encontrado trabajo en una situación tan complicada a nivel mundial, tener una oportunidad en un país nuevo… y que sea exactamente en lo que apenas unos días antes de que me llamaran para la entrevista había decidido que quería ser de grande.

Iba a empezar hoy, pero he tenido un pequeño percance con los trámites, así que – en mi línea – se retrasará un poquito.

No vaya a ser que empiece a creer que todo me sale bien.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Fran / Remorada (@remorada) on


P.D. Como tendré un poco más de orden y rutina, empezaré a ponerme al día de los blogs que leía y a contestar en las redes sociales. El otro día mi mamá contó 45 mensajes que me había dejado en estos meses y que yo ni siquiera había abierto. Ups. Poco a poco.

34 comentarios

Paprika Komino 3 agosto, 2020 at 8:37 pm

Hola, Fran,

¡Qué gusto leerte!
Tus post siempre me ponen una sonrisa en el rostro y me encanta la buena vibra que emanan ;)

Me parece genial que compartas este tipo de post porque creo que no somos un producto terminado y conforme vivimos seguimos cambiando y evolucionando.

Mucha suerte con el trabajo y los nuevos proyectos, por cierto, creo que sería una idea genial que algún día escribieras un libro.

Saludos y abrazos :)

Responder
remorada 4 agosto, 2020 at 6:01 pm

Es cierto que vamos cambiando, pero a veces somos un poco duros con nuestros yo del pasado, que aunque se equivoquen hacían lo mejor que podían con los elementos que tenían!

Muchísimas gracias!

Responder
La Hipstérica 3 agosto, 2020 at 8:53 pm

A una madre SIEMPRE se le contesta, esto nos lo enseñó Rafa Nadal cuando contestó a una llamada de su madre en plena rueda de prensa. Lo demás mola, divulgadora es como lo OBVIO y a veces si no lo lees no lo sabes.

Responder
remorada 4 agosto, 2020 at 6:02 pm

jajaja, el gremio de madres me va a regañar >< prometo contestar antes de que acabe la semana, voy a paso tortuga, como mis trámites ><

Responder
Paco 3 agosto, 2020 at 9:13 pm

Fran, me encanta leerte y saber de tus aventuras y ocurrencias. Felicitaciones por el trabajo y por haber domado ese pie. Lindo que ya sepas que quieres ser de grande. Espero algún día también saberlo. Te extraño!

Responder
remorada 4 agosto, 2020 at 6:05 pm

No sé si sea el camino definitivo, todo puede seguir cambiando! xD

Yo también te extraño un millón! Los pies de limón a medias contigo son los mejores del mundo! (y mira que he probado MUCHOS xD)

:***

Responder
elenaexposito 3 agosto, 2020 at 11:02 pm

¡Fran! Qué guay leerte y con tan buenas noticias además 🥰 Tengo muchas ganas de que nos sigas contando cuando arregles esos trámites para empezar. Dales crema 50+ extra a esos dedillos de los pies para que no se quemen después de tanto tiempo sin ver el sol 😎 ¡Un abrazo!

Responder
remorada 4 agosto, 2020 at 6:06 pm

te imaginas que ahora me da insolación de pies? xDDDD

Responder
Azul Celeste 4 agosto, 2020 at 12:35 am

¡Qué gustazo leerte de nuevo mi querida Fran!

Precisamente, y como ya es costumbre, estaba recordándote en estos días, inclusive pensé que por alguna razón me había desuscrito del blog, dije voy a revisar los filtros del correo, porque no recibo noticias tuyas.

Todo muy bien, genial que ya te quitaran tu rancho de los amigos, ¿O ya le cambié el nombre?, y qué bien, que empiezas a trabajar, me encanta que hayas descubierto lo que querías ser de grande, eso me remite a mi propia prueba de Orientación Vocacional en 3° de Prepa: ¡Eres buena para todo! O sea… gracias :(

Te envío un abrazo, que todo siga fluyendo, saludos al Sr. Torres.

Responder
remorada 4 agosto, 2020 at 6:10 pm

No eres tú, soy yo xD

Pero siempre acabo regresando, como decía el chavo… vueeeelve el perro arrepentido, con su mirada tan tierna, con el hocico partido, con el rabo entre las piernas! xD

Esos tests no ayudan en nada! Aunque siempre es mejor que te digan que eres buena para todo o que te interesan muchas cosas a que te encasillen en algo que ni te gusta ni se te da bien!

Abrazo para toda Tufamilia!!! :***

Responder
Azul Celeste 7 agosto, 2020 at 1:45 am

¡Ay mujer, cómo me haces reír!

Ese poema del Chavo seguido lo recitamos en esta casa, jajaja!!!

No, la verdad, esas pruebas en vez de sacarte de dudas te dan más angustia :D

Vengan los abrazossssss!

Responder
Begoña Díaz 4 agosto, 2020 at 12:02 pm

Fran, qué alegría leerte. Pues fíjate que yo abría hoy el blog pensando ya leer las aventuras de tu primer día pero veo que se hacen esperar. No importa. Lo dejamos así en plan cliff-hanger, como en las buenas series :D
Yo siempre tuve fe en que tu nervio se iba a recuperar a su manera aunque sé que desde fuera cuesta verlo pero es que los procesos del cuerpo son leeeeeentos. Y seguirá recuperándose, poco a poco, a su ritmo, ya verás.
Me ha gustado mucho este post, es muy tú: hace reir, hace pensar y da calorcito al corazón.

Responder
Bren 4 agosto, 2020 at 4:33 pm

Que buen tema tocaste! Este año de locos ha hecho que los planes se pongan de cabeza. Pero creo que es parte de la vida que todo cambie, y parte de crecer el adaptarnos al cambio. A mi no me gusta hacer mucho plan o meta porque cuando no la cumplo ¡que rabia! Pero es bueno saber que quieres y enfocarte en eso. Te mando un besote 😘😘

Responder
remorada 4 agosto, 2020 at 6:16 pm

Siempre me acuerdo de Camilla riéndose de la nueva vida que iba a empezar CADA LUNES xD

Suelo elegir metas chiquitas, pero tener un horizonte me da algo de tranquilidad… aunque el futuro es tan incierto que lo más probable es que quién sabe xD

Responder
Bego 4 agosto, 2020 at 12:07 pm

Jooo, ya estamos, no se me ha publicado el comentario >.<
Bueno, repito por si acaso. Si no, borras uno. Te ponía que yo venía a leer ya tus aventuras de tu primer día y resulta que no, que hay que esperar. No pasa nada. Es como los cliff-hangers de las buenas series :D
Y me alegro infinito de que tu nervio siga recuperándose. Yo lo sabía pero, claro, desde fuera es fácil decirlo. Y seguirá recuperándose, ya verás, pero es que los procesos del cuerpo son muy lentos.
Me ha encantado este post porque es muy tú: hace reir, hace pensar y da calorcito al corazón.
:*

Responder
Bego 4 agosto, 2020 at 12:10 pm

jajaja pues mira, wordpress iba con retraso y sí que ha ido duplicado al final…

Responder
remorada 4 agosto, 2020 at 6:11 pm

he sido yo la lenta, que has cambiado de nombre y mientras lo aprobaba justo le diste a enviar el segundo x)

Responder
remorada 4 agosto, 2020 at 6:17 pm

Te voy a responder a este porque en el otro se ha colado mi amiga B y ya no se sabe a qué contesto xD

***

Líneas rectas? Aquí no tenemos de eso xD

Estuve leyendo posts antiguos y tú confiabas en la recuperación del nervio desde el primer momento! A ver si se espabila que aquí en Andorra no eres nadie si no haces una UltraTrail o algo xDD (por si me lee alguien de aqui… ES BROMA)

Ayer me senté y escribí del tirón, espero poder hacer más posts así, sin muchos remilgos x)

:***!!!

Responder
vilamaneA do outro lado da xanela 4 agosto, 2020 at 1:27 pm

¡Anda! Así que todos los kilos que he cogido yo en esta cuarentena eran tuyos… pobrecitos, es que los vi por ahí, tan abandonaditos y solos…
Coñas aparte, yo también trabajo por objetivos… literalmente, por el objetivo de que no me dé un puto infarto la noche antes de cualqiuier fecha de entrega que me pilla literalmente en bragas y sin nada encauzado. «Last-minute panic» es mi way of life, o algo así…
(Para hacerme la interesante diría que se me da genial trabajar bajo presión, pero el número de canas y las bolsas perennes debajo de mis ojos me llevan la contraria).
Mucha suerte con todo, que el 2020 tiene que ser bonito para alguien :)

Responder
remorada 4 agosto, 2020 at 6:25 pm

jaja, es que me voy dejando las cosas en todas partes, estas cosas deberían venir con un certificado como las muñecas repollo x)

La procrastinación también es una vieja conocida, pero creo que esa víspera de entrega me da la dosis justa de adrenalina que puedo gestionar… mucho mejor que asustarse por algo tangible!

:***

Responder
Marta en Bulgaria 4 agosto, 2020 at 6:07 pm

Enhorabuena por el nuevo trabajo! Estas cosas dan un subidón de energía y autoestima.

Responder
remorada 4 agosto, 2020 at 6:26 pm

Y un poco de nervios también, para qué te lo voy a negar xD

Pero las ganas son mayores! ^___^

Responder
JLO 5 agosto, 2020 at 4:23 am

Genial la entrada porque te hace pensar en varios puntos y porque no fuiste egoísta, yo la hubiese dividido en varias por el contenido jaja…

30 kilos de más tenías? suena exagerado eh pero que bueno que ya hiciste la mitad…

me encanta que seas peruana (y si, a veces uno se guía por esas pavadas) y que te vaya bien… saludos!

Responder
remorada 5 agosto, 2020 at 4:57 pm

Jaja, normalmente son más cortas, pero me senté y lo solté todo xD

30 y seguro alguno más, sin exagerar, pero ya estoy en la buena dirección :P

gracias! ^^

Responder
melituca 5 agosto, 2020 at 10:02 am

¡Me alegro muchísimo de que hayas encontrado trabajo! Yo también soy más de objetivos pequeños que de grandes metas… pero no está mal tener una en el horizonte (sobre todo si finalmente la consigues ^^).

¡Un abrazote!

Responder
remorada 5 agosto, 2020 at 4:58 pm

siiii, ha sido una feliz coincidencia ^^

:***

Responder
roandthecity 5 agosto, 2020 at 11:07 am

Holaaaaa

Me alegro mucho de todos tus objetivos cumplidos y en proceso. Yo tampoco soy la misma que empezó el blog en 2012 y ni siquiera la misma de hace un par de años. Debería plantearme objetivos a corto y medio plazo para no ir como pollo sin cabeza que es lo habitual en mí.

Besos. Espero verte pronto.

Responder
remorada 5 agosto, 2020 at 4:59 pm

pero bueno, tú también estás en la buena racha y me encanta compartirlo!!! que nos tocaba, hombre ya xD

Responder
Estela 5 agosto, 2020 at 2:16 pm

Hola!! que bien por esos objetivos!! felicitaciones por el trabajo nuevo y por los kilos bajados! y también por esto de redescubrirte, eso no siempre es facil. Espero que te sientas muy a gusto con ese curso y lo que quieres encarar.
beso!

Responder
remorada 5 agosto, 2020 at 5:00 pm

de momento no tengo ni un motivo para quejarme, solo muchas ganas e ilusión por lo que vendrá *-*

:***!!!

Responder
petiteblasa 5 agosto, 2020 at 5:13 pm

Yo no soy persona de objetivos; no tengo ambición y me conformo con vivir tranquila. Uno de los inconvenientes de esto es que a mis 30 años todavía no sé qué quiero ser de mayor, aunque me tranquiliza saber que todavía estoy a tiempo de descubrirlo. Ojalá te pases por aquí a menudo, y mejor todavía si es para traer más buenas noticias.

Responder
Irene MoRe 7 agosto, 2020 at 8:47 am

Bufff, yo depende, hay veces que los objetivos me estimulan y otros sólo me dan pereza. Depende del momento en el que me pillen.
Y no dejes el blog, que es el único que sigo leyendo.
¡¡Besazos!!

Responder
Ein Tag mit Pepa 7 agosto, 2020 at 4:00 pm

Me alegra muchísimo saber que puedes caminar sin aparato. También que tienes un trabajo, y que no vas a cerrar el blog porque disfruto muchísimo leyéndote. Eres diferente, tienes mucha personalidad y me encanta todo lo que haces. Super abrazo :)

Responder
mari 1 septiembre, 2020 at 5:46 pm

suerte la mía que seas mi hijita; no me contestes si no tienes tiempo, pero sigue con tu blog que me encanta todo lo que escribes y disfruto mucho leyéndote<3

Responder

Es tu turno de comentar ^_^

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Son galletitas sin gluten. Si continuas navegando las consideraremos aceptadas. Cookies! Leer más