Andorra Asuntos del blog Divagaciones Moradeces

Hola, he venido a encender la luz, quitar telarañas y desempolvar este espacio. Escribí apenas cinco posts en el último semestre, ni siquiera hubo uno por mes como para decir que mantengo un ritmo. ¿Para qué disimular?

He abandonado tantas veces el blog que tuve la tentación de echar el cerrojo definitivo. Agradezco no haber tenido ratos libres ni siquiera para clausurar el chiringuito porque ahora que todo está más asentado vuelvo a tener tiempo y ganas. Espero tener también constancia, pero eso ya se verá.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Plans Andorra 🇦🇩 (@plansandorra) on

Al encender esta luz espero que se enciendan también todas estas otras luces… que no se diga que tenemos pocas :P

La más mundana, la luz de las pantallas. Mi pobre PC estuvo a punto de morir, pero sigue resistiendo… aunque para escribir el 4 y el 8 tenga que hacer corta-pega porque las teclas no dan para más. Y tengo un teléfono nuevo que, a diferencia de su antecesor, no entra en combustión espontánea.

La más compleja, la luz del faro imaginario que nos señalará el camino. No sé aún cuál será el destino, pero ya es hora de dejar de capear temporales y retomar el timón. Nuestro viaje de los últimos años ha sido casi una odisea… y he cambiado mi visión romántica de ese libro desde que leí The Penelopiad de Margaret Atwood. Esto me recuerda que desde agosto no comparto los highlights del mes (o sea, los favoritos, pero en inglés y resplandecientes). Hubo muchísimo de bueno.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Plans Andorra 🇦🇩 (@plansandorra) on

La más personal, la luz del foquito (bombillita) que tengo en el cerebro y que ha estado funcionando en piloto automático. Con lo que me gusta pensar en la inmortalidad del mosquito… ¡y he tenido que estar en modo resolutivo! Quiero volver a tener ideas que no sirvan para absolutamente nada. Quiero ideas de bombero que me hagan reír sola. También quisiera alguna idea que me haga rica, pero solo después de haber cumplido con la primera y la segunda parte.

La más humana, la luz de mi propia sonrisa, que se ilumina con los comentarios que recibo por aquí y en redes sociales, tanto de gente de mi entorno, como de desconocidos que llegan a convertirse en amigos, en parte del día a día, en fueguitos que alumbran y también calientan.

Y no podemos hablar de fuego sin hacer chistes con llamas. Que no nos arrebaten nunca a las llamas. 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Plans Andorra 🇦🇩 (@plansandorra) on


La más contradictoria, la luz deslumbrante de rayos y centellas, no todos los momentos son buenos, es inevitable que allí donde haya luz aparezcan también las sombras. No las despreciemos, siempre ayudan a percibir las formas y las profundidades. Y podemos jugar a hacer figuritas con las manos en la pared.

Todo esto venía a que quería enseñarte lo bonitas que estaban las luces de Navidad en Andorra. Tal vez no sean las más modernas ni las más espectaculares, pero avivaron la chispa de la ilusión en un año que nos tuvo al límite y que acabó maravillosamente.

Son fechas arbitrarias para hacer evaluaciones vitales, lo sé, pero es una suerte poder parar y ver que – a veces sin siquiera habérnoslo propuesto – hemos estado en el lugar correcto, en el momento correcto y viviendo instantes irrepetibles. Y sí, disfrutando incluso de cuando nos han tapado la luz.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Joan Torres (@srjtorres) on

Y si tu año ha sido tan difícil que no has encontrado ninguna ocasión especial, te dejo este conejo de luz estupefacto que vimos en Barcelona. Que tampoco nos arrebaten nunca a los conejos. Aunque con este vengan ganas de cantar lo de «Hello darkness, my old friend«.

¡Feliz 2020 a todxs!

P.D. Incluyendo a la tecla con el número 2, que también ha decidido dejar de funcionar. Este año tendré que dejar las cuentas de lado por razones de fuerza mayor… y poner una vela para que nuestra economía se vuelva a encarrilar sin mis restricciones presupuestarias xD

19 comentarios

sraddiaz 3 enero, 2020 at 12:06 pm

¡Feliz año Nuevo! Es genial tenerte de nuevo por aquí ♥

Responder
remorada 9 enero, 2020 at 8:52 pm

holaaaaa! :***

Responder
Estela 3 enero, 2020 at 4:02 pm

Feliz año.. que tenga mucha luz entonces!
A por muchas nuevas aventuras. Espero que ya esten más que instalados en el nuevo sitio.. beso

Responder
remorada 9 enero, 2020 at 8:52 pm

Ains, es la historia de nunca acabar… hemos tenido que bajar mucho a BCN y luego tuvimos un viaje, así que espero que AHORA sí nos instalemos y aprovechemos lo que nos rodea! Feliz año ^^

Responder
Azul Celeste 3 enero, 2020 at 6:05 pm

Hoy especialmente me acordaba de tí, que es Enero, que es el mes de tu cumpleaños, que ya tenía rato sin leerte, que cómo sería tu vida y aventuras en Andorra, y que próximamente nos estarás platicando del Año Nuevo Chino.

Muy reflexivo tu primer post del veinteveinte, deseo de corazón que tu chispa siga encendida durante mucho tiempo y que sigas haciéndonos parte de tus ocurrencias, aventuras y desventuras.

Un abrazo grande en la distancia.

Responder
remorada 9 enero, 2020 at 8:54 pm

Jajaja, hablaré doblemente del año chino, te voy previniendo ;D

Responder
dina 3 enero, 2020 at 9:38 pm

No sé q pasa pero está el mungo bloggero de capa caída, todas las q publicábamos siempre, medio a punto de abandonar…será el fin de una era?
Toda la luz bonita del mundo para ti tb!!
bESOOOO

Responder
remorada 9 enero, 2020 at 9:00 pm

noooo, me niegoooo! al menos un año más :D

:***

Responder
Bego 5 enero, 2020 at 8:36 am

Me encanta leerte. Es como si pusieras palabras a mis reflexiones. Bienvenida de vuelta, yo aún sigo buscando el tiempo. Quizá un día. Besos

Responder
remorada 9 enero, 2020 at 9:01 pm

me pareció que el 2019 había pasado volando… luego vi que tu última publicación de ig fue en 2018 y me planteo… y si 2019 nunca existió? xD

Responder
petiteblasa 6 enero, 2020 at 11:08 am

¡Feliz año, Fran! Creo que, desde hace unos pocos años, estamos todas en la misma: ¿dejo el blog o no lo dejo? Pero qué difícil es, después de tantos años, ¿verdad?

Responder
remorada 9 enero, 2020 at 9:04 pm

creo que se hace más complicado cuando la gente que empezó contigo lo deja, pero entonces es el momento de buscar nuevos blogs y volver a hacer vínculos! que es mucho más rico cuando hay conversación ^^

Responder
Taisa 6 enero, 2020 at 11:07 pm

Jeje, feliz año y gracias por sacarme algunas sonrisas. :D Que se mantenga tu luz y brille un poco más, para que puedas permitirte comprarte un PC nuevo y nos sigas iluminando. :)

Responder
remorada 9 enero, 2020 at 9:05 pm

el PC nuevo tendrá que esperar, pero mientras sean solo los números podremos sobrellevarlo xD

:***

Responder
Marialu R 9 enero, 2020 at 11:10 am

Feliz 2020, bonita!! Que nunca se apague tu luz (he quedado megacursi, pero da igual)

Responder
remorada 9 enero, 2020 at 9:08 pm

y si alguna vez saltan los plomos, nos tenemos para subir el diferencial <3

(que también sonaba cursi en mi cabeza, pero aquí ha quedado algo técnico xD)

Responder
Pepa 10 enero, 2020 at 12:40 pm

¡Feliz 2020! Me ha encantado este post. ¡Ya verás que este año promete!
Y me alegro que no hayas cerrado esto porque me lo paso pipa leyéndote 💞

Responder
remorada 10 enero, 2020 at 1:11 pm

muacks!!! :***

Responder
Mo 15 enero, 2020 at 12:10 pm

Qué bien hilado todo, y qué luminoso :) Seguiremos leyendo muchas Remoaventuras durante el 2020, yupiiii!
Muas!

Responder

Es tu turno de comentar ^_^

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Son galletitas sin gluten. Si continuas navegando las consideraremos aceptadas. Cookies! Leer más