Els Tres Tombs: desfile de animales

Barcelona Expatriada

Estamos en plena semana de los barbudos y se acerca una festividad bastante pintoresca: els Tres Tombs o las Tres Vueltas por San Antonio Abad.

¿Quién era San Antonio Abad?

Antonio Abad, también llamado Antonio el Grande, nació en Egipto. Al llegar a la mayoría de edad vendió todas sus posesiones, guardó algo de dinero para su hermana, la dejó en una comunidad de vírgenes cristianas (ejem), donó el resto a los pobres y se fue a vivir en una cueva.

Fue uno de los Padres del Desierto, ermitaños que se retiraban a buscar la paz espiritual para encontrar a Dios. Paradójicamente, sus discípulos formaron alrededor de ellos pequeñas comunidades que dieron origen a las primeras órdenes monacales. Necesitaba alejarse MÁS, así que se internó en el desierto, donde fue tentado y atormentado de todas las maneras posibles por el demonio.

Una vez salió de su retiro para buscar a Pablo de Tebas, el primer ermitaño. Este asceta obtenía lo que necesitaba de un manantial, una palmera… y un cuervo que le llevaba cada día un trozo de pan. Dicen que el día que llegó Antonio, ¡el cuervo llevó dos panes! Cuando Pablo murió, Antonio lo enterró con la ayuda de dos leones.

Es venerado tanto por la iglesia católica como por la ortodoxa. Se le suele representar acompañado de un cerdito cuya curación también se le atribuye.

Los seguidores de San Antonio criaron cerdos y establecieron hospitales especializados en curar enfermedades contagiosas, sobre todo las que afectaban a la piel. Es por eso que algunas dolencias, como el herpes zóster o la erisipela, recibieron el nombre de fuego de san antonio.

La fiesta de San Antonio

La fiesta de San Antonio Abad se celebra el 17 de enero. Hay un refrán que dice que ¡Hasta San Antón, Pascuas son!

En varios puntos del país el fuego es el protagonista, por eso se celebran las hogueras de Sant Antón. Mi amigo Ramonet es de un pueblo que ostenta el récord de las hogueras más grandes del mundo: Canals, en Valencia. Se hacen por estas fechas y siempre he querido verlas.

Para explicar la tradición que celebramos por estos lares usaré el nombre catalán, Sant Antoni, porque es al que estoy acostumbrada.

Els Tres Tombs (las Tres Vueltas)

Todo parece indicar que proviene de un antiguo ritual pagano de protección. Los jinetes daban tres vueltas alrededor de una hoguera montados en sus caballos o mulas para prevenir posibles accidentes. Con la expansión del cristianismo, las vueltas pasaron a hacerse alrededor de la iglesia dedicada al santo, una imagen suya o una cruz.

Actualmente se lleva a cabo un desfile que cuenta con la participación de carretas, carruajes y jinetes. Dan tres vueltas al recorrido designado y al acabar los animales son bendecidos por el cura. Además, como Sant Antoni es patrón de los animales domésticos, se ha convertido en tradición que los asistentes al desfile lleven todo tipo de mascotas a que también sean bendecidas.

Este acto se celebra en distintos puntos de la geografía catalana, aunque sé que hay otros lugares donde se hace algo parecido. Yo lo vi por primera vez en Mataró y lo he visto también en Barcelona.

La Tres Vueltas en Barcelona

Curiosamente, en Barcelona els Tres Tombs se celebran dos veces. Para no tener problemas de agenda, se acordó que los desfiles se harían con una semana de diferencia, primero en el barrio de Sant Andreu y la semana siguiente en el de Sant Antoni.

En Sant Andreu complementan la procesión con un espectáculo que mezcla teatro y fuego. Se representa la tentación del demonio a Sant Antoni y se acaba con pirotecnia y los tradicionales correfocs.

La cabalgata oficial de la ciudad tiene casi 200 años y ha cambiado de emplazamiento varias veces hasta encontrar un espacio definitivo en Sant Antoni, coincidiendo con la fiesta mayor del barrio. Este año se celebran els Tres Tombs el sábado 19 de enero por la mañana y será especial porque a finales de 2018 se reinauguró el mercado, después de años en remodelación.

Las fiestas de Sant Antoni en Andorra

Empezaré a contar cosas del pequeño Principado que algún día nos acogerá. Una de sus tradiciones más arraigadas es la de la preparación por estas fechas de la escudella barretjada.

En cada parroquia se hacen ollas enormes de esta contundente sopa que lleva distintos tipos de carnes, verduras y legumbres. Después de horas y horas de preparación, se reparte entre los asistentes y todos comen juntos en la calle, a pesar del frío.

Foto: Visit Andorra

8 comentarios

Azul Celeste 17 enero, 2019 at 8:57 pm

Eso de repartir comida en Andorra me recordó a las reliquias laguneras, después de rezar el Rosario al respectivo Santo se reparte el Asado (Carne de puerco en chile rojo) y las 7 sopas entre los asistentes (hayan o no rezado). En ocasiones se junta tanta gente que comen en la calle :D
Está muy padre la tradición de San Antonio, la desconocía por completo.
Muy interesante e ilustrativo todo :D
Un abrazote mi querida Fran.

Responder
remorada 24 enero, 2019 at 6:18 pm

ahora quiero siete sopas… qué frío haceeeee ^^

Responder
Irene MoRe 18 enero, 2019 at 7:25 am

¡Ay! La viñeta del diablillo, ¡¡Me encanta!!
Por aaqu tambiénbien se celebra mucho esa fiesta. También hay hogueras, caballos, vueltas al pueblo montados en los mismos (lo de darle vueltas a la iglesia se ve que se queda corto) y todo aclmpañaacde vino de pitarra y de dulces, que se note que estamos en Extremadura y aquí de lo mejor que tenemos es la gastronomía.
Pero lo que más gracia me hace es lo que entonan los de Naval Villar de Pela antes de comenzar la carrera:
Qué viva San Antón
Qué viva San Fulgencio
Qué viva San Antonino
Qué viva el chiquirrinino
Y el que no diga viva
Qué se le seque la barriga

Responder
remorada 24 enero, 2019 at 6:21 pm

qué buenos los vítores! He visto que en distintos sitios se celebra a lo grande, pero con particularidades… qué poco conocemos los unos de los otros! *-*

Responder
Marialu R 18 enero, 2019 at 10:45 am

Vaya historia… Yo con las historias de los santos siempre flipo, si lo piensas bien deberían estar más para allá que para acá, tu me entiendes ^^

Responder
remorada 24 enero, 2019 at 6:22 pm

muuuuuuy p’allá!!!

eso ya no lo puse porque me quedaba largo, pero se ve que el sueño de la vida de Antonio era ser mártir, se metía en grescas, pero nunca lo apresaron ni torturaron… y eso lo frustraba! xDDD

Responder
Mo 24 enero, 2019 at 12:41 pm

Qué bien explicado, as usual!
Una vez invitaron a Mr. X als Tres Tombs de un pueblo, pero como tengo memoria de pez, no recuerdo dónde fue… Peque era peque de verdad, y por suerte hizo sol, porque metía una rasca… Súper anésdota, jajajaja!
Muas!

Responder
remorada 24 enero, 2019 at 6:25 pm

xDDD

este año tuvieron suerte, al día siguiente hubo la cursa y llovieron perros y gatos! ;D

Responder

Es tu turno de comentar ^_^

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Son galletitas sin gluten. Si continuas navegando las consideraremos aceptadas. Cookies! Leer más