El afán de “completitud”

Historias Más sobre mí Moradeces Vida en pareja

Modestia aparte, tengo numerosas virtudes, pero la fuerza de voluntad no es una de ellas. Suelo empezar cada día mil cosas que no acabo porque me disperso muy fácilmente, pero algo en mí cambia cuando estamos de turismo.

Uno de los viajes que el Sr. Torres siempre me echa en cara recuerda fue el de Amsterdam. Compramos una tarjeta, la I Amsterdam card, que te permite tener diversas entradas y transporte gratuitos, descuentos e incluso regalitos, del tipo “toma un café gratis aquí” o “pide un souvenir de recuerdo allá”. Es un chollazo. Preparé un itinerario que cumplimos tan al milímetro que seguramente fueron las 72 horas mejor optimizadas de nuestra vida. Vimos muchísimo y casi nos convalidan la ciudadanía holandesa, pero acabamos tan cansados y estresados que prometí no planificar un viaje así nunca más.

No planificar a ese nivel, me refiero. Hacer listas, dibujar itinerarios sobre mapas y llenar calendarios sigue siendo un entretenimiento placentero. Un ejemplo fue mi excel para ir a Disney Orlando. El avance es que ahora “solamente” selecciono una o dos actividades por día y el resto del tiempo me dejo llevar. Esto no siempre funciona porque mi naturaleza intenta imponerse.

Como el otro día en que sucedió esto:


A pesar de que era yo la que se quería ir, mi camino hacia la salida cubría todos los highlights del lugar. Un lugar que no llamaba la atención para nada y aún así TENÍA que ir por esa ruta y no por la línea recta. El Sr. Torres me diagnosticó inmediatamente: sufro de afán de “completitud”.

Le doy vueltas a la situación y concluyo que ni siquiera es la curiosidad lo que me guía. Es un anhelo de coleccionismo, más parecido a la avaricia. Tengo que tenerlo todo y marcar en mi lista que ya está hecho y que podemos pasar a otra cosa.

Ya he dicho muchas veces que el Sr. Torres se ha ganado un pedacito de cielo soportando mis manías. Empezaré a investigar dónde encontrar a buen precio un pedacito con buenas vistas, nubes cómodas y órbita sobre todo el planeta xD

20 comentarios

Elena Melituca 31 julio, 2017 at 6:25 pm

Me has recordado a cuando estuve en Praga xD Mi hermana y yo convencimos a mi padre para coger la Praga Card y estuvimos tres días subiendo a todas las torres de la ciudad… y ninguna tenía ascensor :D

Responder
remorada 2 agosto, 2017 at 9:46 pm

Esas tarjetas son un peligroooo xDDDD

Responder
Azul Celeste 31 julio, 2017 at 7:10 pm

Yo te comprendo querida Fran, que si no lo haces así, sientes que no lo hiciste…
Yo también quiero sacarle el jugo a cada viaje, antes planificaba así, al detalle y MIEspo obedecía dócilmente.
Ahora, con tres chamacos con gustos diferentes todo ha cambiado.
Con que me dejen visitar un museo me conformo, ya no planeo más que lo básico :(
Un pedacito de cielo para el Sr. Torres… ;)

Responder
remorada 2 agosto, 2017 at 9:49 pm

Es mejor así, no se puede ver todo… y no todo vale la pena!

*Lo dice varias veces para creerselo*

Responder
Pepa 31 julio, 2017 at 8:36 pm

Jijiji! Como te entiendo! Viva esa complettituidad!

Responder
remorada 2 agosto, 2017 at 9:50 pm

Jajajaja, vivaaaaa! XD

Responder
martha 31 julio, 2017 at 8:39 pm

Te quiero incondicionalmente y lo sabes, pero UN PEDACITO de cielo por TODA la labor del Sr. Torres…yo le daría muchos pedacitos si los encuentras a buen precio.

Responder
remorada 2 agosto, 2017 at 9:52 pm

Él ya sabe que, a pesar de todo, ir conmigo lo libra de buscar porque yo encontraré lo más BBB que pueda imaginar ^^

Responder
Paprika 31 julio, 2017 at 9:49 pm

Hola Fran,

Me dio mucha risa esta entrada.
A veces he sentido esa necesidad de “completitud”, pero hasta ahora no le había dado nombre :)

Saludos,

Responder
remorada 2 agosto, 2017 at 9:52 pm

El Sr. Torres suele dar en el clavo… aunque tenga que inventar xD

Responder
Esther 1 agosto, 2017 at 12:02 am

Yo debo sufrir la misma dolencia, ja ja. Yo siempre digo, ya que estamos aquí podemos hacer esto y esto y aquello, y en unos kilómetros más nos acercamos a … En ello ando estos días, ja ja.

Responder
remorada 2 agosto, 2017 at 9:54 pm

“Ya que estamos” es una frase que hace TEMBLAR a mi consorte xD

Suerte y ánimos al tuyo! Jajaja xD

Responder
Bego 1 agosto, 2017 at 12:32 am

jajajaja Fran, todos tenemos nuestras manías. Hay gente que no puede soportar no terminar un libro. Yo no puedo con los cojines desalineados…

Responder
remorada 2 agosto, 2017 at 9:57 pm

Es lo que digo yo, pero creo que tengo más de las que me tocan xDDD

Responder
Mo 1 agosto, 2017 at 11:42 am

Jajajajajaja! Se lo merece, desde luego!
A mí no me pasa para nada con los viajes, pero cuando empiezo algo, siento la necesidad de acabarlo, y por eso lo de procrastinar no va mucho conmigo, prefiero finiquitar cuando antes! Vamos, justo lo contrario que tú, por lo que veo! XD
Muas!

Responder
remorada 2 agosto, 2017 at 9:59 pm

Totalmente al contrario, doy largas hasta el último momento y solo funciono bajo presión. Soy horrible T_T

Responder
pasandolopipa 3 agosto, 2017 at 5:35 am

Lo que me gustaría a mi es verte en plena acción programando un viaje, debe ser hipnótico.

Responder
remorada 3 agosto, 2017 at 1:36 pm

Mi modo concentrado, con lengua afuera y todo, da miedo xD

Responder
Marialu 4 agosto, 2017 at 9:17 am

Jajaja, tú y yo no podríamos viajar juntas ^^

Responder
remorada 4 agosto, 2017 at 8:20 pm

Soy bastante horrible, la verdad xD

Responder

Es tu turno de comentar ^_^

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Son galletitas sin gluten. Si continuas navegando las consideraremos aceptadas. Cookies! Leer más