Expatriada Lima

Lima está inmersa en un proceso de reorganización del transporte urbano que no sé cómo ni cuándo acabará. La sola palabra “reorganización” queda extraña pues no sé si alguna vez la ciudad estuvo organizada.

Cuando era chica existían los ENATRU, una compañía de buses grandes y amarillos con líneas establecidas. En un caso extraño de efectos colaterales, cuando en los 90 se privatizó la Compañía Telefónica del Perú y entró la horrible Telefónica española (la responsabilidad es de los horribles políticos peruanos, ¿eh?), mucha gente fue liquidada con altos incentivos, esta gente compró las aún más horribles combis del mal y se empezó a crear una red informal paralela de transporte.

Ha habido muchos intentos para controlarlas, pero las combis se han organizado y hecha la ley hecha la trampa: hay coimas, recursos de amparo, apelaciones al “derecho al trabajo” y las combis siguen ahí, cada vez mas destartaladas, haciendo los recorridos que les da la gana y, por si fuera poco, haciendo carreras entre ellas. El otro día hice un viaje de 10 minutos y temí por mi vida.

reforma-transporte-lima
Enatru, combis y SIT. Imágenes de Foros Perú, El Comercio y La República, yo no saco mi iPhone en la calle xD

Es inevitable comparar el proceso de Lima con el que se está llevando a cabo ahora mismo en Barcelona, en que gracias a la Nueva Red de Bus cientos de líneas que habían crecido desordenadamente pasarán a ser solo 28 (17 verticales, 8 horizontales y 3 diagonales), optimizadas, con vehículos de alta capacidad e integrada con otros sistemas, como el metro. El cambio está acompañado de una nueva imagen corporativa, web, folletos, pantallas e informadores.

En la Reforma de Transporte de Lima solo veo algunos buses azules, pocas señales y cero mapas e información que expliquen cómo ir de un lugar al otro, hay que buscar a los informadores y preguntar. El nuevo planteamiento recibe el nombre de Sistema Integrado de Transporte (SIT), pero de integrado tiene poco, ya que hay que pagar en cada bus. Existe una web que cuenta con un número modesto de visitas, pero son activos en redes sociales. El boleto cuesta lo mismo que cuando iba a la universidad: 1 sol, alrededor de 0,25 de euro.

RRSS-SIT-Lima
Info por si alguien la necesita, yo he tenido que preguntar más de una vez

El tráfico infernal es uno de los grandes motivos por los que no contemplo volver, pero hoy no hablaré de miserias, llevo días pensando en explicar lo que pasa en el bus morado, la 52T, la línea que más he tomado estos días. No sé si todos son así, pero esto me ha pasado cada vez que he subido.

Existen asientos reservados y son respetados. Es más, si hay gente que cumple los requisitos para sentarse allí y sube otra persona que también los cumple, el chofer y los mismos pasajeros empiezan a gritar ¡ASIENTO! ¡ASIENTO! y alguien le cede su lugar, aunque no sea entre los reservados. Y aunque todo lo demás sea desastroso, esa pequeña señal de cambio hace mucho.

bus-lima
El bus morado por dentro… ¡Baja paradero! x)

No valen los viejos trucos de ponerse los lentes de sol, el ipod y el libro en la cara para encapsularse del mundo, tan comunes en el metro de Barcelona, aquí te tienes que levantar o te levanta el clamor popular. Además, los jovenzuelos suelen ceder su asiento a las mujeres mayores, aunque lo de mayor es relativo; el otro día me soltaron un “Doña, siéntese aquí”, pero bien cómoda que fui.

IMG_3653.JPG

Tal vez todos los limeños deberíamos subir a la 52T a modo de terapia, para recuperar la esperanza en la humanidad.

30 comentarios

Diario de una madre ingeniera 11 noviembre, 2014 at 7:45 am

Qué locura de transporte, no?? Lo de Doña me ha hecho mucha gracia jajaja!!

Responder
remorada 29 noviembre, 2014 at 2:53 pm

no veas la gracia que me hizo a mí! ¬¬UUU

moverte en Lima es un horror, dicen que solo se encuentra tal desorden en la India! O_o

Responder
mamaenbulgaria 11 noviembre, 2014 at 8:40 am

Esos combis que mencionas me recuerdan a las marshrutkas de Sofía. Y el caos de tráfico también ;)
Me alegra oír que los jóvenes son tan bien educados en Lima; cuando estuve en Barcelona me avergoncé una vez más al ver que las ancianas me cedías sitio al verme con los niños, mientras los jóvenes no se levantan ni por embarazadas.

Responder
remorada 29 noviembre, 2014 at 2:55 pm

no pasa en todas partes, de hecho, no veas a la cantidad de carros que les pegué de gritos por pasarse la luz y demás faltas de respeto a los peatones, y ya no te digo dentro de las combis del mal, solo he visto que se porten bien en la línea 52T, me pareció muy extraño!

Responder
mamablogger1 11 noviembre, 2014 at 9:25 am

Pues vaya locura!!!! Debe de ser un caos el tráfico!

Responder
remorada 29 noviembre, 2014 at 2:55 pm

CAOS, todo en mayúsculas y signos de admiración infinitos!!! >_<

Responder
Marialu 11 noviembre, 2014 at 10:23 am

Pues, por lo que veo, tiene cosas muy malas y cosas muy buenas

Responder
remorada 29 noviembre, 2014 at 2:56 pm

por desgracia siguen prevalenciendo las malas, la educación está aislada dentro de una única línea de buses… pero ya es algo! >_<

Responder
Mo 11 noviembre, 2014 at 11:16 am

A mí la nueva red de Barcelona me está volviendo majara, me costará pillarle el tranquillo…
Ciertamente, es indignante el pasotismo de muchos usuarios del bus y del metro ante las necesidades de otras personas. A ver si importas el sistema limeño!!
Muas!

Responder
remorada 29 noviembre, 2014 at 2:59 pm

los buses que solía tomar aún siguen vigentes así que aún no me he visto obligada a tomar la nueva línea mas que para algunos tramos ocasionales y ha ido bien… pero no sé qué haré cuando me quiten el 14, 20 y 59 de mis amores! T_T

y lo del pasotismo es de traca, he subido al metro con una compañera de trabajo con una panza de 8 meses y nadie se inmutó! al final le cedió el asiento otra embarazada, de poquitos meses… para flipar! O_o

Responder
Mari 11 noviembre, 2014 at 11:55 am

Dicen por ahí que el tránsito retrata a una ciudad… asi cómo estamos la bonita Lima queda desfigurada

Responder
remorada 29 noviembre, 2014 at 3:00 pm

es horrible! ojalá lo del SIT funcione, que cualquier mejora, por pequeña que sea, ya será significativa, el tránsito del mal de Lima reduce la calidad de vida de todos!

Responder
Fabiola 11 noviembre, 2014 at 2:41 pm

Que pena mi querida amiga que eso solo se de en Lima, porque aqui el asiento reservado es un adorno de la combi!! un abrazo!!

Responder
remorada 29 noviembre, 2014 at 3:01 pm

no en toda Lima, no sueñes tan alto! solo lo he visto en una línea, de buses grandes, que funcionan un poco ” a la antigua” y se nota!

Responder
Irene MoRe 11 noviembre, 2014 at 5:26 pm

Pues serán una locura, pero son económicos y la gente es muy educada, más de lo que se ve en el transporte de otros sitios.

Responder
remorada 29 noviembre, 2014 at 3:02 pm

yo espero que sinceren la economía y que cobren un poco más, pero con unidades que no se caigan a pedazos y que respeten las normas, lo que cuento pasa solo en una línea de buses, ojalá todas se vuelvan así!

Responder
Azul Celeste 11 noviembre, 2014 at 6:07 pm

¡Que lindo! Lo de la 52, lo otro no. De hecho, lo otro, parece que estás hablando de la Ciudad de México, o Villahermosa o cualquier otra de México con combis. Yo temía por mi vida cada vez que viejaba en las combis malditas de Villahermosa, llegando a añorar a los cafres de los autobuses torreonenses… ¡que ya es mucho mucho decir!
Me encanta visitar tu ciudad, con los pequeños detalles del diario vivir.
P.D. ya te imaginé haciendo voz de señora grande: Shí, graciash jovenshito…

Responder
remorada 29 noviembre, 2014 at 3:04 pm

jajaja, es que no me he dado cuenta pero ya shoy una viejeshitaaaa, el novio de mi prima de 18 me quería llamar de usted y casi me da algoooo!!!

lo que es extraño es cómo los seres humanos nos vamos acostumbrando a todo y pensando que eso es lo normal, no debería serlo! no ganan nada siendo tan imprudentes, pero si no hay voluntad política ni cómo mejorarlo! >_<

Responder
desmadreando 11 noviembre, 2014 at 9:57 pm

El día que vea eso con mis ojos en México creo que seré muy vieja si es que pasa…
Pequeños detalles pero que lo son todo (color mint jajajaj) En cuanto a que te dejen el asiento ¡eres una aprovechada! pero vamos ¡haría lo mismito! Un besote desmadroso y YA VUELVEEE

Responder
remorada 29 noviembre, 2014 at 3:07 pm

El drama en mi casa era “pero por qué tomas bus?” imagínate! x)

Y es que Lima ha cambiado tanto que ya no encuentro las referencias que me eran conocidas entre tanta nueva construcción, así que si no me llevaban y recogían personas que conozco no me arriesgaba a tomar un taxi de la calle, a saber dónde acabaría! me llenaba de tristeza tener tanto miedo, pero mejor prevenir que lamentar!

Responder
pasandolopipa 12 noviembre, 2014 at 2:02 pm

¡Vaya cacao!, que mono el chaval llamándote Doña :-)

Responder
remorada 29 noviembre, 2014 at 3:08 pm

Ya le vale! ¬¬U

Responder
mamikatabum 14 noviembre, 2014 at 5:21 am

Hace unos años Quito pasó por una reorganización y me preguntaba lo mismo, cuando estuvo organizada? El propósito era el mismo deshacerse de tantas líneas.
Chicago por su parte tiene un sistema excelente (aunque la gente se queje), lo único que si falta por acá es cordialidad.
Bravo por la línea morada! Ojalá hubiera más gente así :)

Responder
remorada 29 noviembre, 2014 at 3:09 pm

Aunque por aquí también hay falta de cordialidad, me hace gracia cuando la gente se queja del metro y los trenes de aquí… yo besaría los rieles!!! JAJAJA XD

Responder
Marta 14 noviembre, 2014 at 9:11 am

Jo, se ve un poco lioso, o cacao maravillao, jijji, pero me encanta que se respete lo de los asientos.

Responder
remorada 29 noviembre, 2014 at 3:10 pm

en esa línea se respetan sí o sí! mola, pero es un caso tan aislado que sorprende cuando debería ser lo más normal, aquí y en China! u_u

Responder
dibujosdenube 14 noviembre, 2014 at 5:37 pm

Me encanta lo del abucheo popular al grito de Asiento. Yo eso me lo traía para aquì ya.

Besotes!

Responder
remorada 29 noviembre, 2014 at 3:11 pm

jajaja, eso fue lo que me sorprendió! tanta gente quejándose al unísono, creo que eso es lo que ha hecho que cambie la cultura, el poder meterte con otro públicamente Y CON RAZÓN! XD

Responder
Brekas | El diario de una expatriada 16 noviembre, 2014 at 7:59 am

Jajajajaja, Doña?? Jajajajajajaja. Bueeee….
Pero eso no es ningún cambio, siempre ha sido así allí. Como dices, lo demás es un desastre pero esto es lo único que se mantiene.
Lo de malo, es que llega a extremos a veces: la última vez que estuve allí, viajaba en una combi de esas destartaladas en el primer asiento que ves ni bien subes, y de pronto, subió una señora mayor y pretendía con todo el derecho que le cediera mi asiento y yo viajara de pie doblada en dos! (las combis con bajitas). Yo quería decirle, “y para qué se sube si ve que la combi ya va llena?”. Si fuera un bus, seguro que sí le daba mi asiento, pero en una combi???? Por lo visto eso se estila ahora.
Buen viaje de retorno!

Responder
remorada 29 noviembre, 2014 at 3:14 pm

lo de ceder el asiento sí que siempre se ha dado, pero lo del abucheo de la gente no lo había visto antes, me encantó!

sobre la gente que sigue subiendo a las combis, es un horror, pero hasta que no haya un sistema alternativo seguiremos pensando que “ahí entro yo” aunque sea convertida en origami, es muy triste que sigamos aceptándolo como normal… no era así! u.u

Responder

Es tu turno de comentar ^_^

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Son galletitas sin gluten. Si continuas navegando las consideraremos aceptadas. Cookies! Leer más