Viaje a Japón: Hayama, Kamakura y Yokohama en Kanagawa

Salir y Viajar Viajes

Además de las estancias en Tsukuba y Tokio, el programa incluía algunos viajes de estudios. En el primero fuimos a Hayama, prefectura de Kanagawa, para recibir entrenamiento en el Institute for Global Environment Strategies (IGES).

Hayama, pueblo costero

El edificio de IGES parecía un ovni en medio de las colinas. Estaba construido con criterios ambientales y con todo el despliegue posible en ese momento de eco-tecnología: celdas fotovoltaicas, colectores de calor solar, entre otros. Fue la primera vez que vi un techo verde.

iges-hayama

La comida allí era especialmente rica, ¡nos tomamos fotos con los cocineros! Pero solo los chicos dormían en IGES, a las mujeres nos instalaron en un hotel al frente que era un lujo, con batas kimono, televisión por cable, cafeteras en la habitación y unas vistas preciosas del monte Fuji, así que nos hartamos de hacerle fotos. Una tarde salimos a caminar a ver si llegábamos a la playa. La vuelta en subida nos dejó a todos muertos, pero valió la pena.

fuji-san

El último día, Inadome-san nos dijo que como nos habíamos portado muy bien haríamos una parada en Kamakura antes de volver a Tsukuba.

Kamakura, la ciudad del Buda gigante

La primera parada fue Kotoku-in, el templo donde está el famoso Daibutsu o Buda gigante de bronce, tiene 13 metros de altura y, como curiosidad, tiene cerca sus zapatillas de paja, por si algún día decide levantarse ^^

daibutsu-kamakura

Como teníamos poco tiempo, visitamos solo otros dos templos, Hase-dera (budista) tiene una estatua de Kannon con 11 cabezas. También tiene rincones preciosos, jardines y una cueva donde está la diosa Benzaiten, la única mujer entre los Siete Dioses de la Fortuna. Una de las cosas que más me gustó fue una biblioteca circular, se supone que si la giras 360 grados entra en ti toda la sabiduría de sus sutras. Yo lo intenté, que conste.

kase-dera

A Tsurugaoka Hachimangu (shintoista) se llega por un paseo arbolado, hay un minimuseo donde hay trajes antiguos, sobre todo de samurais porque Hachiman era su protector. El templo es muy bonito, tiene puentes, lagos, paseos y como mil santuarios, es el más conocido y visitado de Kamakura. El gingko enorme que se ve en mi foto se cayó hace unos años.

hachimangu

Caminar por Kamakura, aunque lo hiciéramos a paso ligero, era una pasada, me habría gustado quedarme más tiempo, pero ya que era sábado, nos iríamos a pasar la noche a Yokohama que estaba al lado y aprovecharíamos así el domingo allí.

kamakura

Yokohama, un nuevo sinónimo para decir «caro»

Apenas llegamos, fuimos a ver la Landmark Tower, en ese entonces era el edificio más alto de Japón y tenía el segundo ascensor más rápido del mundo, iba a 750m por minuto. Se encuentra en la zona de Minato Mirai 21, zona de negocios con un skyline que ya se ha hecho famoso. Vimos tocar a grupos de música por las calles y vimos también las tres torres del Queens Square.

minato-mirai

Íbamos por un paseo lleno de baldosas con imágenes de lo típico de Yokohama y se veían muchos zapatos rojos, preguntamos y nos dijeron que encontraríamos la respuesta en el Yamashita Park. Y, sí, allí estaba la enanísima estatua de la Niña de los Zapatos Rojos a la que habían tocado tanto los pies que ya no tenía color. Sentí la misma decepción que cuando vi a la Sirenita en Copenhague.

Luego nos dirigimos al Chinatown, es enorme y muy vistoso, todo iluminado con lámparas rojas, pero era muchísimo más caro que el Barrio Chino de Lima y encontrabas las mismas cosas, así que solo fuimos comiendo lo que nos ofrecían por el camino: castañas asadas y pato. Allí visitamos el templo Kanteibyo, dedicado al dios chino de la prosperidad y los negocios.

chinatown-yokohama

Esa noche queríamos salir así que fuimos de un bar a otro y nos los iban cerrando en la cara xD así que acabamos quién sabe dónde, una zona bonita que se veía que era muy visitada por jóvenes, elegimos un club, pagamos la entrada y nos recibió un estribillo familiar «a ella le gusta la gasoliiiina» WHAT? ¿Tanto caminar para llegar a eso? Era un lugar al que las japonesas iban a sobarse con los nigerianos. Punto.  Quise huir pero era demasiado tarde.

Al día siguiente me fui por libre, a ver tienditas y al Cosmo World, el parque de diversiones. Allí se me quitó el gusto por las montañas rusas cuando me subí a una que parecía muy normalita, pero una vez arriba de todo veías que tenía un túnel subterráneo y oscuro. En mi foto apenas se intuye, por eso he puesto también una que he sacado de la web del parque. Mis gritos se debieron haber escuchado en Lima y todo.

cosmoworld-yokohama

Y volví a Tsukuba, lista para el siguiente viaje de estudios.

tsuzuku
En el próximo capítulo: viaje relámpago a Kyoto y Osaka, wiii.

25 comentarios

Elena Velvet Cat 16 marzo, 2015 at 2:19 pm

Que graciosas las zapatillas del buda gigante! :O

Responder
remorada 18 marzo, 2015 at 9:23 pm

son divertidas! x)

Responder
Bombones 16 marzo, 2015 at 2:23 pm

Sólo las vistas del monte Fuji ya merecen la pena, me estás dando envidiaca de la mala…
Yo que tú encuadernaría estas entradas y me las quedaría de recuerdo. Molan.

Responder
remorada 18 marzo, 2015 at 9:26 pm

y nos quedaba lejos! a ver si cuando vuelva lo visito como corresponde :)

me ha gustado revisitar el viaje, me he re-emocionado de todo! (aunque haya hundido al pobre blog en la miseria, todo sea dicho xD)

Responder
pequeboom 16 marzo, 2015 at 2:27 pm

Y aún dices que no te recorriste Japón de cabo a rabo???? MADRE MÍA!!!!

Responder
remorada 18 marzo, 2015 at 9:26 pm

que nooo que apenas me moví de donde estaba! me encantaría visitar el norte! *0*

Responder
dibujosdenube 17 marzo, 2015 at 8:44 am

Que chulo! Nosotros decidimos subir hacia el norte y dejamos el monte fuji y alrededores para otro momento (lo del abarrotamiento de gente me lo puso difícil).

Besotes!

Responder
remorada 18 marzo, 2015 at 9:27 pm

al fuji tampoco llegamos,pero mira, se veía desde donde estábamos! XD

Responder
Mi Álter Ego 17 marzo, 2015 at 10:55 am

Me matan las zapatillas gigantes!!! ¿Japonesas que se soban con nigerianos a ritmo de reggaeton? La de cosas, oye. Jajaja. Besotes!!!!

Responder
remorada 18 marzo, 2015 at 9:27 pm

yo me quedé con cara de O_oU!!! pero bien contentas que estaban! xD

Responder
loqueven 17 marzo, 2015 at 11:08 am

Vaya viaje, cada vez que leo uno de éstos post babeo, menudas fotos y menudas aventuras!

Responder
remorada 18 marzo, 2015 at 9:28 pm

y a mí me entra la nostalgia… 10 años ya! snif…

Responder
Azul Celeste 17 marzo, 2015 at 3:38 pm

¡Qué cosa tan espectacular! Todo, todo suena a sueño, qué increíble que hayas vivido esa aventura.
¡Qué risa con la gasolinaaaaa! JAJAJA!
Yo ni aunque me paguen me subiría a una de esas montañas rusas, ¡qué valiente tú!

Responder
remorada 18 marzo, 2015 at 9:35 pm

te juro que la montaña se veía chiquita! pero me dio miedo cuando estuve arriba! (aunque ahora he mirado bien y tampoco era tan terrible, pero es que me pilló desprevenidaaaaa)

lo de la gasolina fue muy WTF! pero bueno, como todo lo que nos pasa xD

Responder
Irene MoRe 17 marzo, 2015 at 7:54 pm

Creo que es la entrada japonesa que más me ha gustado.

Responder
remorada 18 marzo, 2015 at 9:35 pm

bieeeeeeeeeeeeeeeeen!!! xD :***

Responder
akane86 18 marzo, 2015 at 7:16 am

Me encantaría tanto visitar esos lugares llenos de naturaleza, jardines templos y santuarios! Es un buen contraste con el cogollo urbano de las ciudades, un buen equilibrio :).
Ay señor el club donde las japonesas van a sobarse con nigerianos, xDD.
Yo necesito ir al Cosmo World!!!

Responder
remorada 18 marzo, 2015 at 9:36 pm

es lo que también creo, Japón era la mezcla perfecta entre el bullicio y las luces de la ciudad más moderna y la tranquilidad más absoluta del campo… y todo es tan bonito! ayayay…

Responder
remorada 18 marzo, 2015 at 9:28 pm

imagínate lo que sentí cuando vi desde arriba lo que me esperaba! XD

Responder
Bego 20 marzo, 2015 at 12:37 am

me ha encantado esta excursión a Kamakura con el buda de las zapatillas y la biblioteca circular, yo lo intentaría también, of course, y si solo le das la vuelta un cuarto, pues un cuarto de sabiduría que te llevas ¿no?
con lo de la gasolina yo también hubiera pensado WTF pero la vida a veces es así de absurda.
la montaña rusa me parece fascinante pero, claro, la veo en foto, no sé si me parecería igual si estuviera subida XD

Responder
remorada 21 marzo, 2015 at 2:21 pm

creo que fracción cuenta como cero, qué malas personas estos biblitecarios ¬¬

he buscado esta montaña rusa en youtube y se ve que es una cutrez, pero me traumaticé con el túnel (que dura como un segundo xD) porque no lo esperaba… y ya me volví cobarde para siempre xD

Responder
Paula 24 marzo, 2015 at 1:00 am

Ayns, qué viaje más chulo. ¿Por qué no te gusta la gasolina Remorada?

Responder
remorada 25 marzo, 2015 at 11:47 am

me gusta olerla, en plan yonki! xD

la canción me parecía horrenda y encontrármela tan lejos de casa me sorprendió, ahora algún que otro reggaeton me hace gracia, pero shhhh x)

Responder
Marta 27 marzo, 2015 at 9:47 am

Ay! Enamorada estoy de las fotos de los paisajes, son una preciosidad. Las tres torres son impresionantes. Y lo de la estatua de los zapatos rojos, supongo que nos imaginamos super estatuas, y luego como la sirenita o el manneken pis, son muy chiquititas.

Responder
remorada 27 marzo, 2015 at 10:47 am

el manneken pis también es mínimo! pero al menos le cambian de ropa, la niña de los zapatos rojos no tenía los zapatos rojos!!! estafa!!! xD

Responder

Es tu turno de comentar ^_^

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Son galletitas sin gluten. Si continuas navegando las consideraremos aceptadas. Cookies! Leer más