Historias Vida en pareja

Este verano ha hecho mucho calor. Odio el calor y no puedo pensar, por eso tomamos vacaciones en el blog y por eso es el único tema de conversación que tengo y que tendré hasta que pueda volver a usar manga larga.

Suele ocurrir que algunas noches del verano barcelonés sean clasificadas como tropicales, pero este año estuvimos más de 40 días seguidos con temperaturas mayores a 30 grados y una humedad superior al 80%. Lo sé porque los marqué con rayitas en la pared, como un preso que espera que se termine su condena.Insoportable.

Todo lo bonito que tiene Barcelona se nos olvida cuando llegan los veraneantes dicharacheros que deciden vivir la noche mediterránea como si no hubiera un mañana. Vivir en el centro está muy bien, pero compartir el patio de luces con un bloque de apartamentos turísticos ya no tanto.

150908-noche-verano-1

Tuvimos que cerrar algunas ventanas para intentar pegar un ojo, pero nos dimos cuenta que la sola presencia del otro incordiaba. No necesitábamos ni que se tocaran casualmente nuestras pegajosas carnes, el calor que irradiábamos, incluso en reposo total, era insufrible.

Decidimos que, por el bien de nuestra unión, teníamos que tomar destinos diferentes, así que fui deportada al sofá-cama de dos plazas de la sala. El Sr. Torres tuvo prioridad para quedarse con la habitación porque allí tenemos el despertador y él tenía que seguir yendo a la oficina. Alguien tiene que levantar el país.

150908-noche-verano

Hubo una noche, apróximadamente la número 42, en que la temperatura bajó como 2 grados y por contraste dio el efecto de que winter was coming. A eso de las 3 am me infiltré al lecho conyugal sin más intenciones que cubrirme con una sabanita, que ya dicen las abuelas que el frío entra por los pies y los resfríos de verano son aún más tontos que los normales.

Lo conseguí gracias a mis movimientos de ninja, pero al despertarme, a eso de las 10 am temprano al clarear,  no vi al Sr. Torres. Estaba plácidamente dormido en la sala. En esa cama, como en los inmortales, solo podía quedar uno.

150908-noche-verano-2

Y así nos hemos pasado estas vacaciones, aceptando que no siempre nos queremos tanto. Se podría decir que ha sido una pesadilla, pero para tener una se requiere dormir y en esta casa ha sido una tarea imposible conciliar el sueño de una noche de verano.

58 comentarios

Laura_pkfdly 8 septiembre, 2015 at 5:51 am

Mujer! No es que os queráis menos! Es que para seguir queriéndoos se pone un poquito de distancia cuando es necesaria ;P

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:18 am

si, algo así… nos ponemos en perspectiva xDDDD

Responder
Marta 8 septiembre, 2015 at 6:46 am

Jajajaj, aquí también ha hecho calor, pero mi Sr.Especial venía tarde… Con lo que no me daba cuenta de que estaba al lado en la cama, hasta escuchar sus ronquidos :p Y no sé que es peor, si los ronquidos o el calor. Lo digo porque esta noche no he pegado ojo con los rrrfffff.
Ah, no olvides pintar la pared otra vez…

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:26 am

los ronquidos son el mal!!! >___<

Responder
Arantxa 8 septiembre, 2015 at 5:54 am

¡Cómo te entiendo! En nuestro caso yo gané la cama, pero nos hemos odiado un poquito con tanto calor. El próximo verano vacaciones a la nieve :)

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:23 am

nosotros fuimos un fin de semana a una estación de esquí, no había nieve pero al menos pudimos dormir!

Responder
Lydia - Padres en Pañales 8 septiembre, 2015 at 6:12 am

Jajajja no sois los únicos q ante el calor os separais. Esq es Insufrible!! Y nosotros tenemos aire acondicionado, pero ha hecho tanto calor que petó, y hemos estado sin él…. Qye horror. Hoy ya me echaría una mantita y que agusto!!

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:24 am

qué paradójico (y qué de Murphy) que el aire acondicionado pete de calor! O_O

Responder
Mamá en Bulgaria 8 septiembre, 2015 at 7:00 am

Ay llevo un rato carcajeandome! Avanzo un párrafo, me entra la risa y tengo que parar. Te he leído a trompicones jaja!
Sólo tu puedes contar algo tan cotidiano con tanta gracia y con dibus tan monos y expresivos.
Espero que la llegada del otoño sea tu Prison Break, que mejore tu humor y que recuperes tu puesto en el lecho conyugal. ;)

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:27 am

ya septiembre es vivible, a ver cuánto nos dura antes de tener que sacar los nórdicos xD

Responder
BePoppins 8 septiembre, 2015 at 7:20 am

Qué calor ha hecho este año. No queremos ni imaginar lo que habéis pasado en Barcelona con la humedad. En Madrid, en las paredes podías hacer chuletas de cordero. Qué horror. Menos mal que ya ha vuelto todo a la “normalidad”.

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:28 am

Estuvimos unos días en julio en Madrid y la verdad es que a la sombra no se estaba tan mal, pero ir por la calle bajo el sol y con la radiación del asfalto era realmente espantoso!!! >_<

Responder
Elena Velvet Cat 8 septiembre, 2015 at 9:33 am

Un motivo para que logres convencer al Sr. Torres de una escapada al norte. La recompensa es buenísima: DORMIR EN VERANO CON MANTA (;

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:33 am

pudimos huir un fin de semana, pero no fue suficiente T_T y el Sr. Torres trabaja en verano, nuestras escapadas son temporada baja, pero bueno… más barato x)

Responder
dina 8 septiembre, 2015 at 7:56 am

A veces, sobre todo en verano, agradezco vivir en el norte…

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:28 am

ya te digo! qué envidia ><

Responder
No sin mis patucos 8 septiembre, 2015 at 8:05 am

jajajajaj, yo menos mal que tengo una cama de 160 cm de ancho y la verdad es que si no quieres no te tocas, pero si, el calor ha sido como para irse al sofa.

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:29 am

nosotros somos gorditos, necesitaríamos una aún más ancha xD

Responder
peinetapintxosymimonillo 8 septiembre, 2015 at 8:05 am

Lo de este verano ha sido insultante….pero podías haber ido a robarme aire y lo sabes. En fin la humedad de Barcelona acabará con nosotros algun verano, lo veo venir

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:30 am

si no fuera tan caro iría a Lima a pasar el verano, que allá es invierno pero de risa, 18 grados de felicidad xD

Responder
roandthecity 8 septiembre, 2015 at 8:49 am

Jajaja. Yo tengo unos amigos que llevan todo el verano igual. Lo mío es que soy bastante friolera, así que yo duermo por debajo de la sábana, y mi chico al lado pero por encima, así nuestras carnes pegajosas no se tocan, aunque algo de calor sí nos damos. Jajaja.

Besos.

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:31 am

yo tengo el termostato malogrado, o paso mucho frío o paso mucho calor, no tengo punto medio :(

Responder
Confeti en los bolsillos 8 septiembre, 2015 at 8:50 am

Al revés, os queréis demasiado como para aceptar que el calor o una cama os pueda separar

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:32 am

eso sí que es ver el vaso medio lleno! :***

Responder
Mi Álter Ego 8 septiembre, 2015 at 9:37 am

Jajajaja. A mí me gusta el calor pero hay que reconocer que lo de este verano ha sido tremendo, aunque en Madrid tenemos la “suerte” de que nos libramos de la humedad (lo pongo entre comillas porque el calor seco es una burrada también). El churri y yo no llegamos al extremo de dormir en camas separadas aunque creo que a él no le hubiese importado porque también lleva muy mal eso de los calores. Un besote!!!

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:34 am

no lo dejaste escapar! ya te lo hará pagar en invierno cuando te toque con los pies fríos xD

Responder
pasandolopipa 8 septiembre, 2015 at 12:24 pm

Fueron unos días infernales… imagino que con la humedad de Barcelona tuvo que ser aún peor.
Dani dejo la teta una de esas noches de verano… fue la primera vez que me hizo la cobra, en seguida le comprendí y le mostré un vaso de agua ¡se lo tomó con tanta ansia! (normal, juntos éramos una estufa y la leche tibia con ese calor apetece cero patatero).

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:34 am

necesitaba teta on the rocks! xD

Responder
Bombones 8 septiembre, 2015 at 12:57 pm

Este verano hemos batido records en un montón de sitios, pero recuerdo alguna noche en Barcelona de veranos de hace ya unos años, pienso en este… y no me lo quiero ni imaginar.
Ya empieza a aflojar, a ver si el otoño se porta y es como tiene que ser, y nos deja dar paseos y disfrutar de las ciudades. ¡Que eso mola mil!

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:35 am

ya está, estos días están siendo una maravilla, salimos, paseamos… y dormimos juntos y todo! XD

Responder
Azul Celeste 8 septiembre, 2015 at 1:57 pm

Ya séeeeee… Igual aquí nos repartimos cuando es posible, porque a donde vayamos nos persiguen los niños, por más solos y frescos que querramos estar siempre hay una cabecita acurrucada bajo la axila o un pie en el mentón… y bueno, aquí el calor no es húmedo… pero tenemos temperaturas de más de 40°C ¡Ánimo que ya viene el otoño!

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:36 am

deberías decir como mi papá… “los chicos al chiquero!” xD

Responder
martha 8 septiembre, 2015 at 3:27 pm

Eso de, en salud y enfermedad, en la riqueza y en la pobreza, es solamente hasta que el termómetro nos separe. Pero felizmente, la frialdad del hogar los vuelve a reunir.

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:38 am

eso! los esquimales son felices en casas congeladas, nosotros también!

Responder
Mama Puñetera 8 septiembre, 2015 at 5:08 pm

Yo que me paso el verano renegando del calor asqueroso que hace en Valencia llevo los últimos tres veranos durmiendo todas las noches de calor tropical con el ventilador puesto porque sino no me aguanto ni a mi misma, así que no sabes como te entiendo! Encima en mi cama de 1,35 somos tres muchas noches, calorazo es poco! En fin, menos mal que el verano se esta yendo, no podía mas!

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:39 am

es hoooooorriiiiiiiiiiibleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!! ><

Responder
mari 8 septiembre, 2015 at 7:34 pm

como diría la gran filósofa contemporánea, doña rafaella carrá, “… hay que venir al sur…” (aunque los pronósticos para este verano son fatales y la humedad puede hacer añicos el higrómetro)

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:40 am

Ya le he dicho, si no ponemos aire el próximo año me voy al sofá… pero de la casa de mi hermana! XD

Responder
Bego 8 septiembre, 2015 at 11:10 pm

benditos sofás camas maravillosos, aquí también lo usamos mucho.
y, bueno, sobre los pros y los contras de compartir cama de 140 podríamos hablar largo y tendido. nosotros hace tiempo que renunciamos a compartir sábado o edredón nórdico y en la cama tenemos dos, uno para cada uno, porque yo estaba harta de quedarme con el culo al aire y congelado noche sí y noche también… vamos, que estoy contigo, juntos sí, pero a veces un poco más lejos :)
un beso

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:42 am

a la alemana! es una super idea, nosotros lo hemos pensado pero no nos decidimos, creo que el Sr. Torres teme que me acabe quedando con los dos edredones en invierno x)

Responder
akane86 9 septiembre, 2015 at 4:57 am

Ay pobre, cómo te entiendo! Yo ODIO el calor, y por eso cada vez odio más el verano. Este año ha sido especialmente duro, con un julio (que empezó ya a finales de junio, menuda boda pasé el día 30, infernal), insoportable en Madrid. Encima a veces las olas de calor venían con humedad, una estafa total porque al menos se supone que Madrid es seco.
Luego en Murcia más de lo mismo o peor, y eso que estaba en el campo (la ciudad es el horror en verano, no se puede dormir). Menos mal que tenemos el otoño ya cerquita, qué ganas de sacar el nórdico!

Un abrazo

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:44 am

Madrid en julio también era una cosa terrible, pero como allá estuvimos en hoteles con aire acondicionado no lo pasamos tan mal… el otoño ya llega, POR FIN! x)

Responder
loqueven 9 septiembre, 2015 at 9:26 am

Yo creo que éste verano todos hemos sufrido éste carlor horrible! No es cuestión de quererse o no, es supervivencia! Yo por suerte tengo aire en el dormitorio y dormiamos bien toda la noche con aire, ya veremos nuestras caras cuando nos llegue la factura de la luz.. glups!

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:45 am

esa es otra, la factura! quema más que todos los rayos del sol! >_<

Responder
pequeboom 9 septiembre, 2015 at 10:00 am

Porque nuestra cama es de 1.50 que sino igual que vosotros!!!! Ha sido una tortura!!!!

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:45 am

buf y con bombo y todo, no me lo quiero ni imaginar! O_o

Responder
Irene MoRe 10 septiembre, 2015 at 7:35 am

Cambia calor por frío, y ésa soy yo. Aunque reconozco que este año lo del calor ha sido excesivo. Pero yo nunca he dejado de dormir por el calor y sin embargo sí que me he quedado sin dormir por el frío.
Besos.

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 7:47 am

Siempre te puedes abrigar un poco más (yo uso esquijama polar bajo edredón de plumas, con eso te digo todo xD), pero con calor ya no sabes si empezar a arrancarte la piel a tiras! ¬¬u

Responder
Marialu 10 septiembre, 2015 at 9:03 am

Bueno… Ya empezamos a ver la luz al final del túnel

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 9:22 am

hasta canto y bailo! x)

Responder
Arándana Mayor 10 septiembre, 2015 at 11:04 am

Me encanta :)
Quiero decir, no me encanta vuestro sufrimiento, pero me han encantado las viñetas.

Responder
remorada 10 septiembre, 2015 at 11:12 am

Los pequeños dramas dibujados se hacen más llevaderos x)

Responder
tuamadridyyoabarcelona 10 septiembre, 2015 at 12:33 pm

Nosotros no tenemos sofá cama en casa, así que hemos tenido que aguantar el calor insoportable de este verano sin tocarnos mucho y cada uno en un rincón del colchón ;) El amor en el infierno agobia!

Responder
remorada 13 septiembre, 2015 at 5:34 pm

MUCHO!!! y aquí la humedad, puf, mortal! _-_

Responder
dibujosdenube 11 septiembre, 2015 at 3:08 am

Uinnnsss… en casa poníamos el aire acondicionado, nos dormíamos tan pichis y a las dos horas nos despertábamos congelados. Alguno al azar buscaba el mando y lo apagaba. Dormíamos. A la media hora nos despertábamos sudando. Encendíamos el aire. A la hora y media lo apagábamos… ¡¡¡ UN TOSTÓN!! El aire tampoco es una solución. Es un drama diferente. Lo mejor es vivir en cotas mas altas. No hay mas.
:_

Responder
remorada 11 septiembre, 2015 at 2:34 pm

Eso, necesitamos casas de montaña para veranear! x)

Responder
Esther 11 septiembre, 2015 at 6:26 pm

Y es que ha hecho calor en todas partes, y ha habido muchas noches toledanas, aunque el calor en la noche mi costillo lo sufre más que yo, que sigo siendo un poco “pegajosilla” y me acerco demasiado, pobriño, entre eso y los mosquitos, que sólo le atacan a él.

Responder
remorada 13 septiembre, 2015 at 5:35 pm

por suerte nosotros somos repelentes los dos xD

bueno, entre nosotros, que a mí los mosquitos también me aman ¬¬

Responder

Es tu turno de comentar ^_^

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Son galletitas sin gluten. Si continuas navegando las consideraremos aceptadas. Cookies! Leer más