Historias de Pelos: sobreviviendo en el colegio

El cole es un periodo complicado de la vida, toca salir de la casa donde eres el centro de atención para adaptarte a un grupo de mini-vándalos – cada uno de los cuales cree que él o ella es el único posible centro de atención – y, encima, tener que compartir con ellos tus cosas y tu vida. Si esto de por sí es dificil ¿Hacerlo con mi pelo? Multiplícalo por 10.

Solo a modo de ejemplo, cito 5 casos:

  • Las niñas que se enamoraban de mi cabellera. “Qué rara es, ¿puedo tocarla? ¡Pareces una ovejita!” Tres palabras: espacio personal, gracias. Uy, no, que hay más: ¡saca tu mano grasienta de mi cabeza!
  • Los niños que se dedican a poner apodos. Me suelen comparar con personajes dibujados y no personas, como Periquita, Lulú, Mafalda o Lisa Simpson, hasta ahí no tengo ningún problema; pero en primaria sufría de bullying capilar: mi apodo era PELOS ELÉCTRICOS. Ahora creo que es divertido y que pude haberle sacado provecho, pero en ese entonces lo detestaba. Como era largo de decir y los peruanos somos vagos hasta para molestar lo dejaron simplemente en PELOS. PE-LOS.

De izquierda a derecha: Periquita, Lulú, Mafalda y Lisa

  • Los campamentos y pijama parties. Todo el mundo despierta despeinado, pero no todo el mundo despierta con el pelo hecho un plano vertical, desafiando la gravedad. No lo puedo explicar con exactitud, hay que verlo para entenderlo; mi pelo debe estar hecho de agua porque toma la forma del recipiente que lo contiene, y en este caso se moldea con la almohada. Quedarme a dormir fuera de casa significaba que mis compañeritos descubrirían que mi rareza era mayor de lo que veían. Demasiada presión para poder conciliar el sueño.
  • Los piojos. Si el peine de dientes gruesos no era mi amigo, el peinecillo de monitorear la presencia de piojos era el mal personificado, y la vigilancia y el rastrillaje eran constantes. Se podría decir que tuve suerte pues solo tuve piojos una vez en mi vida, creo que los bichos sentían pánico de adentrarse en la jungla ambulante de mi cabeza. Pero no, no tuve suerte: esa única vez descubrimos que era alérgica al matapiojos. Estuve hinchada por tres días con sus respectivas noches.
  • Los 90. Ah, la adolescencia, ¡el momento en que necesitas encajar! ¿Hacía falta que se pusieran de moda los cerquillos/flequillos cardados? No. Y menos cuando tienes un pelo tan fino que si lo colocas mirando hacia arriba no caerá jamás. Lograba mantener el peinadodetodas hasta las 9 de la mañana, nunca llegó al recreo.

Entre las ovejas y los pelos eléctricos, me pregunto si los androides soñarán conmigo.  La universidad me dio una tregua, pero las peores historias de pelos aun estaban por venir.

En el próximo capítulo concluye la saga de #HistoriasDePelos (¡de momento!)

Stay tuned!

29 Comentarios en este post

  1. Madre mía! si que ha traído historias tu pelo, no??? jajaja!
    me encantaría verlo en la realidad, ahora tengo curiosidad :P

  2. Jajajajaja que cruel es la infancia y la adolescencia con algo que te diferencie de los demás :) ya me pica la curiosidad verte, lo primero que mire el 8J jajajaj
    Besos

  3. desmadreando dice:

    ¿Podré tocar tu cabellera el 8j? o tendré que mirarte con cara de tú sabes que quiero hacer pero no digo ná

    jajajaja

    besotes desmadrosos

  4. mildred dice:

    jajaja me inmagino tu cabello estilo Sr. Patiño de los sipson. me encanto tu historia y creo que todos tenemos u.a historia parecida y mas con eso de los piojos espero con ancias la otra parte

  5. carlete dice:

    fran me encanto, hasta a veces parece que te escucho diciendo todo lo que escribes!!!

  6. Serena dice:

    Y este blog podría haberse llamado pelos eléctricos <3
    Hay gente que se levanta peinada. Y que aguanta los peinados hasta el final último del día. Que alguien me lo explique.

  7. Tini dice:

    Recuerdo tu pelo cuando te levantabas en la carpa de los campamentos escolares…realmente era de miedo. Nunca te hiciste laciado japones o una de esas cosas? Que tan largo seria si fuera lacio?

    • remorada dice:

      tengo una testigo!!! para q nadie me diga q exagero!!! XD

      no lo puedo laciar por dos motivos: uno q es muy delicado y se caería o rompería, y para ser calva me quedo con lo que tengo. dos, tengo muy poquito pelo! si lo tuviera lacio sería ridículo!

      y tampoco es q se alargue mucho pq, como bien decian los compañeritos de clase, es mas electrico q ensortijado, asi q su largo es solo un poco mayor q lo q ves :D

  8. bueno flor del campo, y no usabas espuma para el pelo o gomina? eso te los hubiese controlado bastante!

    • remorada dice:

      imposible, siendo tan fino se quiebra cuando le pongo espuma, gomina o gel! así q solo le pongo crema y asi dura un rato, pero cuando se a absorbe toda y se seca vuelvo al modo asterisco u.u

  9. Me siento taaaaaaan cercana a ti. Sabes que no por mi pelo sino por el de mi niña ;-) me ha encantado el post, no me he podido aguantar hasta la noche, jejeje. No había caído en las pijama parties, :( cuando le lavo el pelo por las noches le queda divino. A la mañana siguiente aparece con todo el pelo pegadito a la cabeza, como un chico…Y lo de los piojos, me dan ataques de pánico de pensar en ellos. Yo también creí que nunca iban a osar meterse en un berenjenal tal, pero los cap…lo han hecho ya varias veces.

    ¡Un beso!

    Qué contenta de encontrarte

    • remorada dice:

      yo también me alegro un montón de haberte conocido! espero q mis experiencias sirvan para algo, y en cualquier cosa q pueda echar una mano, me avisas! gracias por la visita!!! ^_____^

  10. Marta dice:

    Jajaja, pues algo similar pasé yo, cuando comenzó a rizarse mi pelo. Mi madre me lo alisaba o trataba de dejarmelo ondulado los sábados por la mñaana, y era un suplicio la máquina esa.

    • remorada dice:

      yo no conozco otra forma de vida que no sea la tortura matutina T_T ¡porque nací con los rizos hechos! (hay por ahí una entrada, son 5 de momento con la etiqueta “historias de pelos” xD)

      las de pelo liso nunca podrán entendernos XD

  11. JAJAJAJAJAJAJA, perdóname que me ría, que no es de tí, es de haber vivido algo taaan parecido… pero lo cuentas con tanto salero que no puedo por menos que desorinarme viva mientras intento trabajar (y no, no lo consigo xD)
    El pelo que desafía la gravedad es una constante en mailaif… Cuando era pequeña a mi madre no le gustaba el pelo rizado (ni a mi, claro, pero era una niña, en el fondo me la pelaba el pelo… era muy chicazo), y me lo alisaba con verdadera fricción todos los días… Un día en el recreo llovío y se me puso… ya te puedes imaginar… La oveja Dolly y yo primas hermanas… Yo me puse de los nervios (la lluvia, esa Kriptonita para nuestra cabellera), porque una ya estaba en esa difícil época de la preadolescencia y sufría por su aspecto físico (que era chandalista, por otra parte… ya te digo, chicazo: chapas, futbol, bici…), hasta que una chica me dijo que me quedaba bien. Me dijo (lo recordarle foreva): “si te pones un poco de espuma, te quedará guay”
    Toma ya, cacho comentario que te he cascao! jajajaja
    Un besote reguapa!

    • remorada dice:

      jajajajaja!!! la oveja dolly!!! a ver si vamos a ser de una serie limitada de clones desperdigados por el mundo!!! XD

      y te pusiste la espuma? yo no he podido con ella, que tengo el pelo tan finito y quebradizo que si está rígido se me va rompiendo… tengo claro que la única solución a mi vida es la peluca XD

      :***

  12. Azul Celeste dice:

    ¡Válgame el Santo Niño! Sí que lo pasaste mal :(
    A mí todas esas muñequitas me encantaban, a excepción de Lisa, las tres primeras fueron mi motivación para aprender a leer.
    Los niños pueden ser realmente crueles y brujos :(

  13. Irene MoRe dice:

    jejejeje, tenías que verme a mí recién levantada, ;))

Es tu turno de comentar ^_^

A %d blogueros les gusta esto: