Historias de Pelos: la boda

Llegó un día que no podía dejar de tener su propia #HistoriaDePelos, un evento que iba a ser perpetuado en fotos y comentado a través de los años, básicamente porque nadie pensaba que yo alguna vez daría ese paso: nuestra boda.

Una de mis tías brujas, tan queridas, le había regalado a mi hermana cuando se casó una sesión de maquillaje y peinado en un centro exclusivo y quedó muy bien, casi casi en el nivel “qué bien estás, no pareces tú”, así que pensó que sería un buen regalo para mí también.

Al principio dudé, no pensaba hacer gran cosa, era una ceremonia muy sencilla y necesitábamos ahorrar todo lo que pudiéramos para poder empezar nuestra nueva vida en España, pero finalmente acepté.

Lo que siguió fue una cadena de desafortunados sucesos:

  • Nos casábamos a las 11 am y la peluquería abría a las 9 am. Teníamos el tiempo ajustadísimo.
  • Cuando vio mi pelo, la estilista dijo ¡uy, pero necesita un tratamiento hidratante antes de cualquier cosa! Una hora se fue solo en eso, mientras me hacían la manicura y el maquillaje.
  • No habíamos hecho ninguna prueba de peinado.
  • En Perú no es normal ver pelos como el mío.
  • Me explico como el culo.

Se me ocurrió decir que no quería ningún moño rococó, que lo que yo quería era algo más natural. El maquillaje quedó súper bonito, pero cuando llegó el momento del peinado (faltaba una hora para casarme) me secó el pelo con una toalla, le puso laca y dijo: ¿Así de natural?

Juro que era así

– No, no – respondí – aquí tengo unos ganchos/horquillas para recoger los lados.

– Ah, ya entendí – pasaron 20 minutos más – ¿Así?

Demasiado, incluso para una novia poco convencional

A la tercera va la vencida y todo se solucionó bastante bien: conseguí que me peinaran exactamente igual como me peinaba cada día para ir a trabajar. No era el peinado más glamoroso del mundo y nadie me dijo que no parecía yo, pero lo pasamos tan bien el día que nos casamos que la Historia de Pelos quedó en segundo plano.

Photoshopazo para esconder la imagen de los invitados XD

17 Comentarios en este post

  1. Nella dice:

    yo no sé si fue el maquillaje, el peinado o la felicidad (o todas las anteriores) pero estabas churrisisísima!

  2. madre de dios! estoy yo una hora antes de la boda aún sin saber el pelo que voy a llevar y me da un síncope!!! jajajaja!
    qué divertida la historia!!!

    Un besazo!

  3. desmadreando dice:

    ¡Que buena historia! jajajajajaja y me encanta la foto y conocerte aunque sigo con el comentario de la madre novata ¡eres muy pro con tus dibujinchis! :P
    Un besote desmadroso

  4. Toni dice:

    Que xula la foto! Com que no vaig poder veure la cerimònia en directe… :(

  5. mari dice:

    los dos estaban lindísimos; basta verlos en la foto tan felices!!!

  6. Clara dice:

    A Perú no es tradició casar-se de blanc? Si és així, vull unpost explicant perquè vas decidir no casar-te de blanc! XD

    • remorada dice:

      Sí que ho és, si et casses per l’esglèsia. La nostra boda va ser civil així que pots posar-te el color que vulguis. És clar que hi ha una història per al vestit, sempre tinc accidents amb tot XD així que ja ho explicaré! :P

  7. Te dejaron muy bien! Y el vestido me encanta, sencillo y elegante a la vez.
    A mi me desgraciaron el pelo para mi boda y no puedo ni ver fotos de ese día…

  8. Azul Celeste dice:

    A mí la estilista me peinaba, me despeinaba, me estiraba, me aflojaba, no se decidía, así estuvimos una hora hasta que le dije que me peinara de una buena vez o no iba a llegar a mi boda, súper rapídisimo me hizo una cola alta, tomó varios gajos y tan tán terminó en menos de diez minutos.
    La laca… me bañé dos veces diariamente durante 3 días, al cuarto día todavía había restos del químico en mi cabeza :(

Es tu turno de comentar ^_^

A %d blogueros les gusta esto: