Historias de pelos: el corte escalado

Historias Nuestro entorno

Últimamente veo a muchas chicas rapándose una zona de la cabeza, muy transgresor, pero nada novedoso, los que íbamos de grunges también lo quisimos hacer en su momento. En mi caso, que tengo el pelo con distintos grados de “rizadura”, la parte a eliminar era la de atrás, la más ovejuna.

grunge-1

No parecía difícil, así que en medio de unas vacaciones estaba con una amiga en su casa y le pedí que me lo cortara. Me dijo que iría a buscar una tijera y no se me ocurrió mejor cosa que sacar mi cuchilla suiza y decir “con esto nomás”. Si Mc Gyver hacía lo que hacía, yo podía tener el peinado que quería. Lo dije libre de psicotrópicos e incluso libre de azúcar, soy así de nacimiento.

grunge-2

Como el resultado dejó mucho que desear y ya era tarde pensé que antes de ir a mi casa así, mejor pasaba a pedir ayuda a la persona que se hubiera metido en más problemas en su vida de entre todas las personas que conocía: mi papá. Medio espantado, medio riendo, sacó la maquinita con la que se repasaba la barba y, literalmente, me trasquiló.

grunge-3

Puse mil pretextos para quedarme a dormir esa noche en casa de mi papá, pero eventualmente tenía que pasar por mi casa, así que me puse una gorra de baseball y allá que fui. Mi mamá abrió la puerta con ojo avizor, como si las madres necesitaran estar aún más atentas a lo que pasa con sus hijas universitarias y más tomando en cuenta que venía de la casa de quien se había metido en más problemas en su vida de entre todas las personas que conocía.

Pasé, aparentemente inadvertida, hasta que vio justo en la parte de atrás, donde se ajusta la gorra, el breve espacio en que mi pelo ya no estaba. Me hizo sacar la gorra y vio que el espacio no era tan breve y que, además, estaba terriblemente cortado. Luego de unos cuántos “¿cómo se te ocurre?” pasé por la tercera escala de mi corte escalado.

grunge-4

El problema real llegó cuando tuve que volver después de las vacaciones a la universidad, no se me ocurrió que iba a ser tan complicado. A mi paso la gente me miraba medio espantada, medio con pena, nadie reía ni me decía que cómo se me había ocurrido. Yo, que ya me había hecho ilusiones con que me daba un aire a Dolores O’Riordan de The Cranberries en el vídeo de Dreams, era vista por los demás directamente como un Zombie, eh eh eh eh.

Y es que, creo que ya lo había contado, me operaron la cabeza siendo muy chiquita y lo que era una pequeña cicatriz en la cabeza de un bebé se había estirado en mi megamelón calvo. Para quien no lo sabía, la única explicación posible de mi nuevo look era que había tenido un accidente grave y me habían tenido que rapar para coserme.

grunge-5

Quería ir de grunge y nunca lo fui más que en ese momento.

51 comentarios

Irene MoRe 13 abril, 2015 at 9:39 am

Jejeje, yo también he tenido algúnico q otro trasquilón, pero nunca ha sido necesario raparme.

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 10:49 am

nooo, no dejes que las maquinitas se acerquen a ti… con el pelazo que tienes!!! *-*

Responder
Celia 13 abril, 2015 at 10:11 am

ays! Pobre!
Yo me hice uno trasquilón la semana pasada. En la pelu me lo dejaron largo en un lado que yo lo quería corto y por no volver. Mire 3 vídeos en YouTube coji la maquina de barba de mi chico y todo fue bien mientas tuve paviencia como tengo 3 min solo cuando se termino zas! Rape en una zona q no veía… Pero pienso lo q siempre pienso con el pelo. Ya crecerá

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 10:50 am

uy, pues ya me lo enseñarás!!! todo el mundo decía que ya crecería, pero mi pelo crece muuuuy lento, se rompe y se enrosca, no hay manera de llevarlo largo!

Responder
Patch 13 abril, 2015 at 10:40 am

¿y no tienes fotos? Este post mejoraría mucho con fotos :P

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 10:57 am

tengo ahora las fotos guardadas en un tupper de esos enormes del chino, pero si algún día encuentro alguna te la pasaré! x)

Responder
Mi Álter Ego 13 abril, 2015 at 11:06 am

Jajajajaja. Por raparme nunca me dio pero recuerdo que una compañera de piso me quiso “recortar” el pelo y al final terminé con un corte a lo paje porque, para emparejar, cada vez cortaba más. Besotes!!!!

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 10:57 am

eso le pasaba a mi mamá con el flequillo de mi hermana, acababa con un estilo muy pinup!!! xD

Responder
Marialu 13 abril, 2015 at 11:38 am

Ayayaya ¡Menuda tela!

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 10:58 am

juventud divino tesor… NO xD

Responder
Mari 13 abril, 2015 at 11:42 am

Igual, te quedaba bonito…

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 10:58 am

eso dices ahora… xD

Responder
Elena Velvet Cat 13 abril, 2015 at 1:06 pm

Pooobre! D: Yo que me suelo arreglar las puntas “a ojo” también he sufrido de trasquilones o flequillos demasiado cortos… aunque se nota menos xD

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 10:59 am

eso no es ná xD

Responder
dina 13 abril, 2015 at 12:10 pm

Por eso yo no me atrevo a hacerme cosas en el pelo….

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 10:58 am

yo tampoco, me he vuelto muy conservadora!!! pero a esa edad… pfff! >_<

Responder
dibujosdenube 13 abril, 2015 at 12:11 pm

Jajajajaja… y cuanto antes quieres que te crezca el pelo mas despacio parece que va… jus!

Besotes!

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 10:58 am

a mí no me crece nuncaaaaaaaaaaaa!!! T___T

Responder
Azul Celeste 13 abril, 2015 at 2:43 pm

¡Ay mujé! Pero lo lograste al final, mal que bien… :P

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 10:59 am

sí, supongo… xDDD

Responder
Paula 13 abril, 2015 at 4:35 pm

Jajaja, menos mal que estás cosas se superan con la edad (bueno, aunque luego las hormonas maternales también juegan malas pasadas, que yo el año pasado, hartita de ver cómo se me caía el pelo tras el parto, me rapé la mitad de la cabeza y ahora estoy sufriendo lo incontable para que se me iguale todo, todito).

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 11:00 am

suerte que tienes la otra mitad para tapar el “work in progress”!!!

Responder
Segundos Pasos 13 abril, 2015 at 6:46 pm

jajajajaj ays que recuerdos me has traído… yo he dejado de ser aventurera porque menudos pelos me he gastado durante largas temporadas. ahora me lanzo a lo tradicional y a lo seguro!

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 11:00 am

nos hacemos mayores… menos mal!!! x)

Responder
Patty Durán 13 abril, 2015 at 10:24 pm

Uyuyuy, me adivinaste. El 26 de marzo me corté TODO el pelo a 1 cm máximo de largo, en la coronilla. Ahora que me fijo, hay más de una con el corte. Cambia la cosa: te ceden el asiento en el carro (“pobrecita, tendrá cancer”), otros te miran, algunos te miran raro, los más “conservadores” (por decirlo con cariño) creen que voy a marchar por la unión civil, etc. Parece que se sienten perturbados por la autoagresión que esto significa. El look no cambia quien eres, e inevitablemente los demás te aplican la etiqueta con el fundamento de sus prejuicios. Quitando a los otros, YO me siento fresca y linda. Un beso!

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 11:03 am

el problema para mí fue la gente que estaba genuinamente asustada por lo que imaginaban que podía haberme pasado, ya lo demás fue esperar a que creciera, que el pelo corto tiene eso, que necesita más mantenimiento para que no se salga de madre!!!

pero te doy toda la razón, lo más importante es cómo se sienta uno! a mí mi abuela me dijo que estaba linda igual ù.ú

Responder
Bombones 14 abril, 2015 at 8:05 am

¡Ains, pobre! Yo una vez dejé que un grupo de amigas (no una sólo), me diesen mechas en casa. ¡Sin comentarios!
Va a ser verdad en que todos acumulamos al menos una historia de pelos. Ahora hasta hacen gracia.

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 11:06 am

todos tenemos alguna historia de pelos SEGURO! ahora el problema está en si queremos recordarlas o pasar un túpido velo, ponernos un sombrero y seguir caminando con la cabeza en alto xD

Responder
Marta 14 abril, 2015 at 9:28 am

Dios mío!!! Qué loca!!! Mi hija se ha cortado una vez el pelo por los lados, y vamos… No veas que horror. Menos mal que entre horquillas y coleta se conseguía tapar algo.

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 11:07 am

a mí no me quedó con qué tapar nada!!! xDDD solo un poquito de pelo por arriba, como soldadito x)

Responder
loqueven 14 abril, 2015 at 11:32 am

Yo tambien alguna vez me he cortado el pelo por mi cuenta y riesgo y me he dejado algún trasquilon, pero no he llegado a raparme. Que tía!!

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 11:13 am

la idea era buena, la realización acabó mal, pero la idea era buena xD

Responder
ScarlataySrDGatoII (@ScarlataSrDGato) 14 abril, 2015 at 4:08 pm

jajajaja, yo lo he hecho, más joven, pero la coleta, a ras, y como lo tenia ondulado no se notaba, o me daba igual si se notaba. A saber jeje

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 11:15 am

en mi mente iba a quedar genial, en la práctica… no tanto xD

Responder
Mo 14 abril, 2015 at 5:16 pm

A mí me hubiera dado algo, te lo juro! De jovencilla ya me soponciaba si la peluquera me cortaba dos centímetros más de lo que yo quería…
Besotes.

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 11:16 am

mi pelo por su rarunez nunca ha crecido mucho, pero esto fue demasié! u_u

Responder
pasandolopipa 14 abril, 2015 at 11:06 pm

Jajajaja… he soltado una carcajada literal con tu cara mientras te “arreglaba” tu papá. ¡Gran anécdota, qué valor tienes! :-D

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 11:17 am

valor no… resignación!!! XD

Responder
Liliana Fuchs Frutos 15 abril, 2015 at 5:58 am

Es que ver la cicatriz de repente tiene que impresionar, la gente se asusta mucho con esas cosas! Yo tengo una también en la parte baja de la nuca, de unos puntos que me dieron cuando era muy pequeña, aunque no sé cómo se verán ahora sin pelo ^^U. Mi pelo también tiene medio rizos que va cada uno a lo suyo y es un coñazo domarlos, alguna vez he estado tentada de coger la maquinilla, pero luego me acuerdo de lo que me costó que me creciera melenita después de que me lo corté a lo chico con 13 años. Nunca más!

Un abrazo

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 11:20 am

había olvidado la existencia de la cicatriz y nadie me lo hizo notar! como no me veo… xD así que ver las caras de mis compañeros de la universidad fue muy desconcertante, no entendía nada!

como bien dices… nunca más!!! >.<

Responder
Liliana Fuchs Frutos 15 abril, 2015 at 5:58 am

La de antes era yo xD

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 11:20 am

te tengo fichada xD

Responder
Lupe @delosrodriguez 15 abril, 2015 at 8:38 am

jajaja qué risa!! en mi clase las más chungas se rapaban el cogote también…pero aquí el tema se asociaba a la estética “skinhead” que al grunge…ya te digo…sólo las más chungas osaban!
BS :)

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 11:21 am

acepto mi chunguez! x)

Responder
remorada 15 abril, 2015 at 11:05 am

xDDD el problema con los rapados es que luego el pelo crece a su bola! a veces más liso, a veces más rizado, en otra dirección… es como liberar a la bestia! x)

creo que no hay historia-historia, solo lo había comentado, me lo voy a apuntar para contarlo, también tiene puntazos (aunque todo es según me lo contaron, yo era muy chiquitina ^^)

Responder
mamagnomo 16 abril, 2015 at 8:20 am

Jajajaja muero con la historia! Yo quise raparme pero me quedé en un peinado a lo garçon y quise teñirme de azul, pero me puse unas mechas rubio nórdico de schwarzkopf. Quedé como Ronald McDonald’s

Responder
remorada 16 abril, 2015 at 1:31 pm

noooo!!! alguien debería prohibir acercarnos a nuestras cabezas!!! xD

Responder
Mina Kohen 16 abril, 2015 at 7:51 pm

Ahhh era el corte de pelo de moda en esa época jajaja. Creo que era en parte por que Leslie Stewart lo llevaba. Yo también me lo corté así 0_0

Responder
remorada 19 abril, 2015 at 2:37 pm

juas, la había borrado de mi mente! debe ser eso!!! XDDD

Responder
madrexilio 25 abril, 2015 at 11:42 am

Jajajajajajaja :)

Responder
remorada 27 abril, 2015 at 8:22 am

x)

Responder

Es tu turno de comentar ^_^

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Son galletitas sin gluten. Si continuas navegando las consideraremos aceptadas. Cookies! Leer más