Dos historias de histerectomía

Escenas de hospital Historias

En este post explicaré cómo fue mi histerectomía y mi amiga Marta de Cuando la manada duerme, quien por otros motivos había pasado por lo mismo y me asesoró en todo momento, también cuenta su historia. Cada hospital y cada médico tiene sus propios protocolos, no somos profesionales y solo hablamos de nuestra experiencia como paciente por si a alguien le sirve como referencia.

Diferencia entre cesárea y histerectomía

Antes que nada aclararé esto, porque me lo suelen preguntar. No, no es lo mismo.

Cuando me operaron de miomas le pregunté a mi doctor si el procedimiento era similar a una cesárea. Él respondió que era muy parecido, pero que en la cesárea se realizaba un solo corte en el útero, mientras que en mi caso habían hecho seis. Por otro lado, la mayor parte de mujeres que pasan por una cesárea se llevan «un premio» a casa y un chute de hormonas que hace que se sobrelleve mejor la recuperación.

La histerectomía es totalmente diferente. Al extraer uno o varios órganos hay que cerrar conexiones y crear otras nuevas. Aunque por fuera se vean 10 grapas, por dentro hay cientos de puntos y un hueco donde los otros órganos se tienen que reorganizar. Hay que tener especial cuidado para evitar un prolapso o caída de los órganos.170418-histerectomia-dos

Laparotomía versus laparoscopia

La laparotomía es lo que podríamos llamar «a tajo abierto»: un corte en el vientre. Este fue mi caso porque el mioma era muy grande, pero también porque ya había sido operada hace unos años y era muy probable que tuviera tejido cicatricial.

La laparoscopia, en principio, es menos invasiva y tiene una recuperación más sencilla. Se realizan pequeñas incisiones por donde se introducen una cámara y las herramientas. La cavidad se infla para poder maniobrar mejor. El útero se extrae por un agujero natural, es decir, la vagina.

Mi diagnóstico

Yo ya había sido operada de miomas y siempre supe que en algún momento volverían, por eso hacía chequeos periódicos. En los últimos años mi ginecóloga no le dio importancia a mis crecientes molestias y me recetó unas pastillas que no hacían nada. Fue mi doctora de cabecera la que presionó para que me derivaran al hospital y allí el diagnóstico fue inequívoco: histerectomía lo antes posible.

Pasé los examenes preoperatorios de rutina y me libré del electrocardiograma porque hacía menos de un año me habían hecho uno. Lo que peor llevé fue hacer una dieta pobre de residuos. Una vez que tuve fecha de operación, los cinco (¡CINCO!) días anteriores tuve que abstenerme de comer frutas, verduras y fibra. Solo consumía pan blanco, arroz, pasta y carnes magras. Literalmente ¡no había color!

Me realizaron una ecografía para ubicar al mioma y conocer las condiciones de los demás órganos. Este proceso fue bastante cómico porque mi mioma era enorme y no se veía nada más, así que cambié dos veces de ecógrafo, paseando por los pasillos del hospital tapándome con dos telitas. Recordemos que uso una férula en el pie y no era plan estar poniéndomela y sacándomela.

170418-histerectomia-ecografia

El diagnóstico de Marta

Marta llevaba dos años intentando un segundo embarazo que no llegaba. Pese a cumplir los requisitos, no la derivaban a la Unidad de Reproducción Humana porque ya era madre de un niño. Lo curioso es que si hubiera tenido una pareja diferente sí la habrían atendido.

Visitó una clínica especializada en reproducción y con una ecografía simple detectaron la endometriosis. Esto explicaba los dolores que había sufrido desde el nacimiento de su hijo y que el médico de familia había ignorado. Fue derivada a un ginecólogo, pues antes de someterse a cualquier tratamiento de fertilidad debía estar «limpia» de endometriomas.  Para entonces ya estaba informada gracias a asociaciones de afectadas y a la Guia para Mujeres con Endometriosis publicada en 2013 por el Ministerio de Sanidad.

Pasó por una primera operación y supo que el grado de su enfermedad era IV, que es el máximo. El tratamiento de fertilidad no se llevó a cabo porque también encontraron que su reserva ovárica era muy baja. Empezaron a tratar el crecimiento de endometriomas y los dolores, pero las medicinas no funcionaban, así que solicitó la derivación al Hospital de Cruces, que cuenta con Unidad de Endometriosis. Allí una resonancia magnética mostró el alcance real de la enfermedad: adenomiosis, adherencias entre vejiga, intestino, útero, etc. El siguiente paso estaba muy claro: histerectomía.

170418-histerectomia-miedo

 

Escenas de hospital

Los cuatro días y tres noches en el Hospital Clínic estuve como una reina. Todo el personal fue súper amable y tuve la suerte de que no hubiera nadie más en la habitación.

El dolor estuvo controlado en todo momento por una maquinita que me iba soltando chutes de calmantes. Pero no todo podía ser felicidad, cada noche me inyectaron heparina, un anticoagulante para evitar que se formen trombos debido a la falta de movimiento. La inyección esa es el mal, duele cuando pinchan, duele cuando entra el líquido y duele después porque deja un morado del horror.

Y me estrené en el mundo de las sondas. Nunca había llevado una y aunque es impresionante mirarla desde un punto de vista científico, es incómoda y desagradable. Pero pude pasar la noche sin tener que levantarme ni hacer movimientos raros, así que ¡viva la sonda! Al día siguiente ya podía ir al baño. En cada revisión me preguntaban si había orinado y pasado gases porque eso significaba que no había tenido daños en otros órganos.

Marta estuvo en el hospital dos noches. Le pedí que recordara alguna anécdota y me contó esta:

170418-histerectomia-anecdota

También recuerda un trato maravilloso y le controlaron bastante bien el dolor, pero ella sí tuvo complicaciones: al salir del quirófano no notaba la pierna derecha ni el pie.

Los cuidados posteriores

Hay que extremar los cuidados para evitar complicaciones, aunque nos sintamos bien. Normalmente la baja dura entre 4 y 6 semanas, en las cuales se debe tomar precauciones: evitar esfuerzos (las tareas de la casa, you know), no sumergirse en piscinas, jacuzzis, etc. y no tener relaciones sexuales con penetración (sic).

Mi mayor drama era el aburrimiento… hasta que tuve que hacer aguas mayores. Hay que comer mucha fibra porque el cuerpo no está para hacer esfuerzos de ningún tipo. Ninguno. Y toca caminar para evitar los gases, que son como puñaladitas en el interior. Caminar lo que buenamente se pueda, claro, yo no llegaba muy lejos porque estaba agotadísima.

Marta me cuenta que a la semana de estar en casa empezó a tener fiebre por las tardes. Fue a urgencias del Hospital de Santander y le diagnosticaron una infección en la cúpula de la vagina. Al parecer es algo habitual tras éste tipo de operaciones al quedarse sangre depositada. Diez días de antibiotico y todo solucionado.

Aunque al mes ya empezó a moverse, se le hizo muy duro porque su hijo le reclamaba atención. Caminaba encorvada y también se cansaba. Ya ha recuperado sensibilidad y movimiento en la pierna y el pie, pero sigue teniendo dolor en la fosa ilíaca. Los doctores han determinado que es porque le tocaron el nervio inguinal durante la operación, al tenerla más de cinco horas en la misma posición.

Aunque su baja se alargó hasta los cuatro meses, la intervención ha sido un éxito. Salió de quirófano limpia de endometriosis.

170418-histerectomia-cojin

Y la vida cambió

No lo voy a negar, cuando pienso en los últimos años y en que toda mi nuestra vida giraba alrededor de la regla y sus efectos, me molesta muchísimo que no me hubieran hecho caso antes. Esta operación me ha dado la vida.

Marta sintió lo mismo, ¡después de la operación estaba tan feliz, positiva y alegre que no cabía en sí! En su caso, le permitió dejar las hormonas que estaba tomando y que le causaban depresión. Así que, pese a las complicaciones, vio la luz y así nos lo cuenta:

Hoy por hoy vivo con dolor crónico pélvico, con dolores diarios e incapacitantes, pero pese a todo estoy feliz por la decisión que tomara. Si volviera atrás en el tiempo hubiera procedido igual.

Lo que ha cambiado es que tengo muy claro que nadie mejor que yo sé lo que está pasando en mi cuerpo. Esta experiencia me ha traído seguridad en mi misma y no tener miedo a opinar, preguntar y rebatir lo que haga falta a los médicos. Soy una mujer más inconformista y luchadora.

Hoy voy en el camino de ponerle fin al dolor físico diario. He luchado porque me traten como merezco, con los especialistas que preciso. Me han derivado a la Unidad del Dolor y sé que una de las patologías que presento es efecto de la cirugía y que el resto de dolores son efectos secundarios de la propia enfermedad lo que no implica que se haya reproducido como intuyen, sin mirar, los ginecólogos más de seis meses después de la cirugía.

170418-histerectomia-consejos

¡Esperamos haber sido de utilidad!

***

Marta habla de su lucha con la endometriosis en su blog, también la puedes encontrar en Twitter y Facebook.

98 comentarios

Patch 18 abril, 2017 at 6:46 pm

Sois unas campeonas las dos! (Y sigo pensando que ya que te quitaban un órgano ya podías haber pedido que te pusieran un extra del resto)

Un besete!

Responder
remorada 19 abril, 2017 at 12:38 pm

Llevas toda la razón, no le vi sentido al pulmón en su momento, pero ahora lo pienso mejor y tener otro cerebro no me habría ido mal xD

Responder
Marta de Cuando la manada duerme 19 abril, 2017 at 2:18 pm

jajajaja yo tal vez pediría otro hígado o páncreas por aquello de comer y beber sin restricción jjjjjj Otro cerebro no lo soportaría, el que tengo ya piensa demasiado jjjjjjjj

Responder
Ana Pagan 13 enero, 2019 at 3:44 pm

Marta leyéndote m e visto totalmente reflejada m hice una histerectomía radical y obviamente a mis 48años tuve menopausia pero estoy muy bien ni tuve depresión ni m sentí hueca la intervención fue igual un poco dura pero nada q calmara la morfina perdi unos 8 k en mi vida íntima igual o mejor q con esta operación las mujeres tienen muchan leyenda urbana la verdad el apoyo de la pareja es también total y mi cirujana fue genial de echo no tuve complicaciones lo hice para prevenir un cáncer tanto de ovarios como de cuello de útero por antecedentes debí haber lo echo antes y m hubiera ahorarado miedo cada año

Responder
Esther 18 abril, 2017 at 6:53 pm

Iba a escribir un post y me encontré el tuyo. Me ha gustado leerte, a ti y a Marta, porque las cosas hay que contarlas claras y tal como son. Comparto con vosotros algo menor, me extirparon la trompa, lo mío fue laparoscopia, cuatro puntillos que llevo ahí entre el bajo vientre y el pubis (en la tripa tengo otros que casi si ni se notan cuando me extirparon la vesícula). También en esta última comprobé en carne propia eso de estar sondada, y me pareció el horror, qué desagradable. Y lo de la heparina, agghh, me la he tenido que poner en varios momentos de mi tratamiento para la FIV y es insoportable, aunque aprendí a pincharme sola y no dejarme moratones, pensar que si logro el embarazo me la tendré que pinchar me da un yuyu enorme. Aunque de esa posibilidad ya me voy despidiendo, trabajo en aceptar que nunca seré madre, me está costando lo mío, pero me voy haciendo el cuerpo. Un besote, y gracias por contar estas cosas con el humor que te caracteriza, eres mi «ídola»

Responder
remorada 19 abril, 2017 at 12:41 pm

Es una caca tener que aprender todo esto «a lo bestia» pero lo llevamos lo mejor que podemos, no?

:***

Responder
Delfina 11 agosto, 2019 at 12:57 am

Hace 6 meses me hicieron una histerectomía total por cáncer de útero y pólipos estoy bien si pero la vida sexual es imposible mucho dolor algún consejo tengo 31 años

Responder
Marta de Cuando la manada duerme 19 abril, 2017 at 2:21 pm

Esther es una p**** tener que vivir todo esto y tener que asumir que biológicamente no se podrá ser madre. Te mando todo mi energía y fuerza para seguir con tu lucha. Recuerda que no estás sola.

Responder
Esther 19 abril, 2017 at 8:45 pm

Gracias Marta, sí que lo es. Tengo en mí sentimientos muy contradictorios, por una parte el no perder la esperanza y por otro el miedo a otro embarazo que se pare. Me ha tocado vivir con ello. Me reconforta mucho saber que no estoy sola y los mensajes de ánimo como el tuyo. Un abrazo.

Responder
Marta de Cuando la manada duerme 20 abril, 2017 at 11:15 pm

Mil besos preciosa

Responder
Marta de Cuando la manada duerme... 18 abril, 2017 at 7:24 pm

Mil gracias por contar conmigo para explicar una realidad de muchas con ese arte y buen humor que tienes. Eres muy grande amiga ?

Responder
remorada 19 abril, 2017 at 12:43 pm

Desde que le empecé a dar vueltas al post sabía que no iba a estar completo sin el toque felino x)

gracias de nuevo, por todo el «coaching» pre, durante y post! :***

Responder
peinetapintxosymimonillo 18 abril, 2017 at 9:12 pm

No he llorado pero si me he emocionado al leeros, pero sobre todo me encantá lo bien descrito, dibujado y emocionado que está el post.
Enhorabuena a las dos y un besazo

Responder
remorada 19 abril, 2017 at 12:43 pm

No es de llorar, es un post de alegría :D

Gracias <3

Responder
Marta de Cuando la manada duerme 19 abril, 2017 at 2:23 pm

Que te emocionaras al leer es genial porque significa que hemos transmitido ?

Yo no creo que sea un post de alegría si no de ESPERANZA y de «LUCHA NADA ESTÁ PERDIDO»

Responder
remorada 20 abril, 2017 at 4:58 pm

sí, alegría no era la palabra exacta, pero a eso me refería ><

Responder
desmadreando 18 abril, 2017 at 9:28 pm

Ay.
Se lee dolor y alivio y dolor.
Ay.
Un abrazo al alma de las dos porque las palabras sobran

Responder
remorada 19 abril, 2017 at 12:45 pm

y alivio!

ya te lo dije en su momento, pero me acordé tantísimo de ti con la heparina de los huevos y pensaba que fue tanto tiempo y que tenías que pensar por dos y pfffffffff T_T

somos unas empáticas, ese es nuestro sino xD

:***!!!

Responder
Bego 18 abril, 2017 at 11:34 pm

Odio las sondas, odio la heparina y uno de los peores momentos de mi vida a nivel de dolor lo recuerdo también con las primeras aguas mayores despúes de mi operación de miomas.
¡Sois unas campeonas!

Responder
remorada 19 abril, 2017 at 1:04 pm

No recordaba haber pasado por eso la vez anterior, aunque sí recordaba haber ido más encorvada.

Esta vez me iba con mi cojín a todas partes. A todas xD

Responder
Marta de Cuando la manada duerme 19 abril, 2017 at 2:16 pm

Hasta ahora mi cerebro había olvidado las sondas y la odiadas inyecciones de heparina!!!!! En el Hospital cuando me las podían las enfermeras no hubo problema pero al llegar a casa yo no me atrevía a ponermelas. La primera me la puso mi madre y flipé del dolorrrr Luego me las puso Mufasa y mejor, pero me ponía tan nerviosa que me mareaba «soy asín» jjjjj

Responder
Azul Celeste 19 abril, 2017 at 6:35 am

Mis respetos a ustedes dos mujerones de cuidado, gracias por compartir su experiencia, su humor, su dolor y su valentía.
Abrazos en la distancia con mucha admiración.

Responder
remorada 19 abril, 2017 at 1:05 pm

lo más difícil, creo, es la sensación de ser la única a la que le pasan cosas, cuando ves que en realidad pasa muy a menudo y nos quejamos poco ¬¬u

:***

Responder
Marta de Cuando la manada duerme 19 abril, 2017 at 2:12 pm

Exacto! Ver que no eres una «única» y saber a lo que te puedes enfrentar estoy segura que es de ayuda ;)

Un abrazo bien fuerte Azul Celeste

Responder
Azul Celeste 20 abril, 2017 at 1:13 am

Abrazos, abrazos y besos!!!

Responder
No sin mis patucos 19 abril, 2017 at 12:13 pm

Pensaba que una histerectomía debía ser una experiencia bastante traumática, pero por lo que acabo de ver, en vuestro caso, a las dos os ha mejorado la situación.

Responder
remorada 19 abril, 2017 at 1:19 pm

Me imagino que traumatiza más o menos dependiendo del escenario del que partes, de tus expectativas y del buen hacer de médicos y de la gente que te apoya. Nosotras estábamos superadas y la solución radical fue la mejor!

Responder
Marta de Cuando la manada duerme 19 abril, 2017 at 2:10 pm

«Traumatica» es la situación que te lleva a tomar la decisión, si algo se puede calificar como traumático. Perder órganos está claro que no es una fiesta pero el trauma psicológico dependerá de cada una y sobre todo de lo preparada, informada y decidida que vaya a quirófano. Para mi vivir con dolor diario me causa más «trauma» que perder mi útero y aledaños ;)

Responder
madresestresadas (@madrestresadas) 19 abril, 2017 at 12:33 pm

enhorabuena, mujeres luchadoras!!
Con la sonrisa y la lágrima puesta,
por pasarlo y por publicarlo.
Mil gracias!

Responder
remorada 19 abril, 2017 at 1:21 pm

Gracias a ti por leer y compartir ^_^

Responder
Marialu 19 abril, 2017 at 1:30 pm

Muy interesante, chicas, seguro que ayudáis a muchas mujeres

Responder
remorada 20 abril, 2017 at 4:59 pm

ojalá, no hay mucha información más allá de lo técnico :/

Responder
Maira Maria Blanco Gonzalez 19 septiembre, 2021 at 12:27 pm

Hola.
He leído el post. Me hicieron una histerectomía total por vía abdominal hace 11 días. Mi pregunta sobre los puntos externos. Os los retiraron o se cayeron? Pq a mí en el hospital no me dijeron nada.
Gracias y ánimos.

Responder
Ivonne 21 septiembre, 2021 at 7:09 pm

Hola, te recomiendo ir a revisión ya que mi me retiraron los puntos a los 15 días, dependerá del material ya que algunos son absorbibles.
También consulta si puedes consumir gotas de caléndula, esa planta ayuda a cerrar más rápido e impide infecciones. Las puedes conseguir en tiendas naturistas. Saludos.

Responder
Mirichan 19 abril, 2017 at 3:36 pm

Primero de todo, gracias a las dos por el post.
Confieso que a veces cuando tengo la regla y me duele que te mueres (ovarios poliquístico), he pensado que odio mis órganos y que quiero una histerectomía.
Ahora después de leeros me lo pensaré dos veces… :-)

Un abrazo

Responder
remorada 20 abril, 2017 at 5:01 pm

oye, pues a mí me dejaron los ovarios sujetos de… no sé ni he preguntado dónde xD pero siguen funcionando y están hormonalmente activos aunque no haya regla…a sí que mejor busca otra solución :D

ánimo, conozco chicas que tienen la misma condición y los dolores las tumban :S

Responder
dibujosdenube 19 abril, 2017 at 6:44 pm

Pues muchas gracias por la entrada. No conocía nada de este tema, así que me ha resultado muy interesante y revelador. Es cierto que muchos problemas físicos nos los ‘comemos’ en soledad, como si hubiera cierto tabú a hablar claro de lo que te sucede. Además cuando finalmente lo haces, puedes encontrarte con que ni tu médico te entiende.
Es una reflexión importante; hay que confiar en nuestro cuerpo y exigir las pruebas médicas que necesitemos. La intuición es sabia.

A cuidarse chicas!
^^

Responder
remorada 20 abril, 2017 at 5:03 pm

Es que muchas veces el cuerpo habla y como no le hacemos caso. Que yo soy muy de ir al especialista, eh? pero primero hay que hacer un ejercicio y escucharse a uno mismo >< :***

Responder
Mo 21 abril, 2017 at 10:41 am

Como las demás, opino que compartir así lo que habéis vivido ayudará seguro a quien tenga que pasar por lo mismo. Me encanta tu sentido del humor!!
Un besote a las dos!

Responder
remorada 21 abril, 2017 at 12:33 pm

Eso esperamos, que si alguien necesita tener testimonios los tenga de primera mano :D

:***

Responder
Marta de Cuando la manada duerme 22 abril, 2017 at 4:31 pm

Claro que si, yo siempre y hablado de mi infertilidad e Endometriosis con esa intención porque por desgracia no somos las únicas ;)

Responder
akane86 23 abril, 2017 at 1:06 pm

Muchas gracias a las dos por compartir vuestras experiencias de una forma tan clara, amena, directa y sincera. Me alegro muchísimo de que todo haya ido bien y que estéis tan contentas después de la operación!
Qué rabia da cuando sabes que te pasa algo y los médicos te ignoran… Sé que la sanidad no está para tirar cohetes, pero JOER.
Enhorabuena a las dos!

Responder
Marta de Cuando la manada duerme 25 abril, 2017 at 12:31 am

Gracias por leernos y sobre todo por pararte a escribir :) te lo agradezco profundamente porque saber que a alguien le puede servir es lo que me da impulso a seguir hablando como lo hago desde que empezó todo para mi.

Responder
remorada 26 abril, 2017 at 11:15 am

En todo este proceso me di cuenta que aunque haya médicos que quieren hacer más, tienen que seguir procedimientos que muchas veces están hechos solo para dar largas… no pueden más con los recortes y aún así encuentras profesionales dedicados. Por eso cada caso de corrupción que salta es un ataque directo hacia nosotros, que nos encontramos dificultades en el día a día por una mala distribución de la riqueza del país ò.ó

Responder
Miércoles 23 abril, 2017 at 6:03 pm

Cada vez las historias de pacientes me van dejando peor sabor de boca. No lo digo sólo por la tuya. La sanidad está siendo exprimida hasta el último céntimo (en mi caso, penique). La consecuencia es, no sólo peores materiales o menos gente, sino que los que quedamos nos vamos erosionando. Como resultado veo que se os marea más, se os toma menos en serio, se os presta menos atención… Detalles que no se pueden cuantificar y denunciar en un informe, pero que cuentan. Y lo que más me preocupa son los profesionales que llegan nuevos ahora, que aprenden a considerar normal un nivel de cuidados que no debería serlo.

En fin, al menos ambas estáis mejor que antes.

Un abrazo.

Responder
Marta de Cuando la manada duerme 25 abril, 2017 at 12:28 am

Muchísimas gracias por tu comentario! Es una realidad tan desoladora y que muchos no conocen salvo al enfermar…. Es una pena que la empatía sea un bien en vías de extinción :) Como bien dices el peor daño que se está haciendo es enseñar a las nuevas generaciones de médicos en éste error. Es duro que un enfermo tenga que luchar hasta su último aliento para que le tomen en serio o en cuenta (por así decirlo) Yo creo que ya jamás dejaré de luchar pues pese a todo esto no es más que un punto y seguido para mi. Saber que del otro lado sois conscientes de lo que pasa, me da esperanza. Un abrazo

Responder
remorada 26 abril, 2017 at 11:19 am

Debo decir que una vez que llegué al hospital la atención fue de primera, competentes, amables y resolutivos, el problema fue llegar hasta allí. Y cuando en uno de los paseos por los pasillos vimos las convocatorias de nuevo personal y el sueldo que se ofrecía nos dio ganas de llorar. Porque es gente que trabaja por vocación y como mejor puede. Enfermarte te hace ver lo malo, pero también la parte buena… y detectar a los verdaderos responsables, que no sé cómo duermen tranquilos ¬¬

Responder
mari 27 abril, 2017 at 6:09 am

hay que seguir hablando de estos y otros «temas de mujeres»; informar, compartir y saber/sentir que no estamos solas; un beso remorado!!!

Responder
remorada 27 abril, 2017 at 11:30 am

^^

Responder
mirandabe 27 abril, 2017 at 5:36 pm

De utilidad no… de SUPER utilidad! es un señor postaco, con datos, con experiencias y con los «dont’s» que es lo que realmente necesitas cuando puedes pasar por algo así, lo que no debes hacer, lo que debes evitar y sobre todo me encanta lo que ha contado Marta de que uno es el que mejor conoce su cuerpo.

Yo sigo luchando con mi tiroides, supongo que acabará en rendición pero mientras tanto me anima saber que muchos no os conformáis con un diagnóstico «tipo» y que seguir insistiendo puede dar con la solución o la mejora del problema

Chapeau my dear! <3

Responder
remorada 28 abril, 2017 at 8:26 am

totalmente cierto, el cuerpo es sabio y hay que escucharlo… ya bastante mal lo pasa uno con la enfermedad como para también tener que pasar por exámenes o tratamientos innecesarios :/

y mucha fuerza con la pelea, la tiroides es muy puñetera >< :***

Responder
Lupe 15 mayo, 2017 at 3:03 pm

Qué buen post Fran! soy testigo de tu cara de alivio del día que te marchabas de aquí! :)
Besazo

Responder
remorada 16 mayo, 2017 at 9:18 am

El otro día lo comentábamos el Sr. Torres y yo, lo pasé mucho peor con la otra operación, que se suponía sería sencilla y más de un año después no acabo de recuperarme del todo… con esa comparación en mente y teniendo en cuenta que me sentí tan bien tratada en el Clínic y que ahora vivo sin molestias… creo que es la mejor decisión que he tomado ¡en años! :***

Responder
Ivonne 19 noviembre, 2017 at 6:34 pm

Me encuentro en recuperación de histerectomia, muy complicado el no poder hacer nada cuando estás acostumbrada a andar de un lado para otro, la falta de información de como llevar la convalecencia me frena; un doctor dice reposo absoluto y otro camine y haga actividades mínimas, poco a poco el dolor va cediendo y solo puedo pensar en cuando podré hacer mi vida normal, creo en seis semanas si otro doctor no opina distinto.
¿Ustedes cuando dejaron la faja y reanudaron sus actividades?
¿Les dio miedo retomarlas?
¿La debilidad se queda en el tiempo de la recuperación o seremos como Sonsón?
Les mando un fuerte abrazo, gracias por compartir.

Responder
remorada 19 noviembre, 2017 at 6:39 pm

Hola Ivonne! Yo no usé faja, solo hice reposo las primeras semanas, luego empecé a caminar pero sin hacer esfuerzos y a los tres meses ya hacía vida normal. A los seis meses ya hice viajes, caminatas y todo ¡mi vida es muy feliz ahora! Pero cada persona es un mundo y espero que tengas tanta suerte como yo y que te recuperes pronto <3 ánimo!

Responder
LUCKY 12 enero, 2018 at 6:18 pm

BRAVISIMO A LAS DOS CAMPEONAS !!! También me sacaron el Útero ,fue muy duro porque tenia una serie de complicaciones tumores miomas etc era sacarlo o morir pues necesite transfusiones de plasmas etc ….luego era lidiar con el hecho de que sientes un vacío no se de que que me causo malestar un tiempo ,superado ello pues vi la luz como dice porque basta de dolor , exceso de sangrado y demás ,luego en mi caso engorde 12 kilos y no podía ponerme hormonas ni dada así que toca achicar la cuchara y hacer algo de ejercicio que no viene mal jijijijij,las mujeres somos seres super fuertes todo lo podemos y este blog es muestra de ello !!! saludos Remoradita y Sr. Torres .

Responder
remorada 13 enero, 2018 at 4:10 pm

me ha hecho reír lo de achicar la cuchara!

pero tienes razón, somos fuertes y sabemos salir de todas! ^____^

Responder
Valery 8 agosto, 2018 at 6:29 am

Hola: escribo desde Ecuador, el jueves me practicaran mi histerectomía y estoy que me lleva el.miedo a pesar de que siempre bhe sido muy valiente. Le temo al.dolor y a la incapacitación. Vivo sola y no soporto la idea de estar incapacitada. Por favor si alguien me lee deme algo de aliento. Gracias.

Responder
remorada 3 octubre, 2018 at 12:39 pm

Hola, Valery! Disculpa la tardanza en responder, tenía el blog cerrado y recién leí tu mensaje.

Espero que todo haya salido muy bien, que te hayas recuperado de la operación y que hayas recuperado una vida sin molestias… en mi caso, cada vez que pienso en lo bien que me siento ahora, me arrepiento de no haber insistido en que me intervinieran antes!

mucha energía positiva! ><

Responder
Mafalda 24 mayo, 2019 at 7:13 pm

Gracias por haber relatado vuestras historias, que cierto es lo incómodo de esta operación. Me encantó el humor con el que se toman el dolor, es una gran terapia.

Yo me operé hace 4 semanas, por laparoscopia y me extirparon los dos ovarios. Estoy entrando en menopausia y sigo con el debilitamiento, insomnio….y mucho malhumor…. esto mejora con las semanas, verdad?.
Tomar la decisión de hacerme esta operación era para mejorar mi calidad de vida. Tenía Endometriosis y ya por último estaba todo el día en cama.
Así que ahora, quiero ser un poco optimista, aunque la depre menopausica no me deje.
Me pueden decir si alguna tuvo estos síntomas?

Responder
remorada 11 junio, 2019 at 2:50 pm

Perdón por haber tardado en responder, estaba en otro post-operatorio (no me dejan tiempo entre una cosa y otra)

Antes de la operación estuve varios meses con unas inyecciones que tenían los mismos efectos que la menopausia y todo el tiempo estaba con las emociones a flor de piel, así que puedo entender que estés en una rueda de malhumor y tristeza! Cuando dejaron de inyectarme se me pasó la intensidad (y los sofocos nocturnos, buf!) pero debo decir que a mí me dejaron un ovario así que luego de la operación se acabaron los problemas.

Suerte y ánimo! >_<

Responder
Vanessa 25 julio, 2019 at 7:13 pm

Hola! Yo me someteréa una histerctomía en pocos meses por un mioma de 12 cm que, a pesar de habérmelo embolizado hace dos años e incluso haberse reducido 2cm, ha vuelto a crecer nuevamente. Os parecerá raro, pero lo que más me acojona es la anestesia (miedos infundados de mi madre). Mi ginecólogo me ha dicho que seguramente se hará con anestesia epidural, lo cual me tranquiliza más (la general es la que me aterra). Alguna ha pasado por esto y me puede contar cuánto duró la operación y qué tal fue con la anestesia si es que la tuvo epidural?

Responder
remorada 18 septiembre, 2019 at 1:46 pm

Hola y disculpa que haya tardado tanto en contestar! Espero que todo vaya estupendamente y que la persona que te ponga la anestesia te transmita mucha confianza, en mis últimas intervenciones ha sido más importante el trato recibido que la inyección en sí <3

Responder
Carmen López 31 julio, 2019 at 6:34 am

Hola! acabo de leer con mucho humor las historias de ambas, hoy me dieron la nada grata noticia que los miomas que tengo son tan grandes (si son varios) que la histerectomía es inminente. Lo peor de esto es que cuando me enteré de que tenia miomas me puse a pensar en si quería tener hijos, muy tarde me lo pregunté y ya no puede ser posible, espero poder salvar los ovarios para poder amortiguar los síntomas de la menopausia a los ya casi finados 33 años, ha sido largo mi camino con los miomas tratando de hacer tiempo para que un milagro quizás tocara a mi vida, pero quizás el milagro será que nada de esto se convierta en maligno.

He leido los comentario y las respuestas y definitivamente la parte de saber que no estamos solas las mujeres que pasamos por esto me hace pensar que hay tragedias peores y que esto aunque sea algo fuerte para mí en este momento no lo será tanto en un tiempo más.

Ánimo a todas aquellas mujeres que tienen que pasar por estas situaciones y que como yo en este momento de shock al enterarse de una noticia inesperada comprendan que se tienen que tomar decisiones menores o de suma importancia siempre, y que definitivamente la fortaleza para hacerle frente todas la tenemos.

Unas vez más gracias por su historia que buscando información me encontré con los dibujos tan levanta ánimos y por lo menos a mi me dieron una sonrisa dentro de los momentos de llanto que aun tengo… Gracias.
Tranquilidad y fuerza para todas desde México!!!!.

Responder
remorada 18 septiembre, 2019 at 1:49 pm

«quizás el milagro será que nada de esto se convierta en maligno» qué importante esto que dices, no lo había visto nunca desde esta perspectiva!

Me alegra saber que te dimos un poquito de ánimo y espero que todo haya ido muy bien, que te recuperes y que retomes una vida sin molestias, que nos la merecemos <3

Responder
Karina 1 noviembre, 2019 at 8:22 am

Hola chicas!
el lunes ( dentro de 3 días ) tengo programada una histerectomía en el Hospital Mutua de Terrassa.
Aquí estoy tratando de coger una dosis de valentía para lo que se avecina, entre un «moqueo» y otro encontré vuestro bloc, y la verdad que ha sido un soplo de aire fresco ;) gracias por compartir vuestras experiencias.

Hace dos meses empecé con una hemorragia bestial que duró 22 días, el gine me realizó una biopsia… células atípicas en el endometrio… están mutando… todavía no son carcinoma pero podrían serlo.

Es difícil expresar todo lo que siento en estos momentos… tristeza, alivio, pero en medio de todo este torbellino de emociones me habéis aliviado… es bueno recordar que no estamos solas.

Un besazo a las dos y a todas las que han compartido sus experiencias, somos campeonas!!!

Responder
remorada 14 noviembre, 2019 at 1:45 pm

gracias por contar tu experiencia, Karina! Veo que llegamos a la misma cirugía por muchos caminos, y que lo más complicado es la sensación de estar indefenso y solo, pero aquí estamos y aquí seguimos :)

espero que todo haya ido muy bien, campeonaza!!!

Responder
Karina 14 febrero, 2021 at 8:20 pm

Después de mucho tiempo os vuelvo a leer, esa cirugía fue la primera, :( cuando me estaba recuperando de maravilla fuimos a retirar los resultados de la biopsia del útero.. CARCINOMA GRADO I. Os juro que lloré una semana entera, pero en fin, que a los 40 días pasé de nuevo por el quirofano. Me extrajeron lo que quedaba, ambos ovarios, y trompas. Llevé muy mal las inyecciones de heparina durante un mes, mi pareja aprendió a hacerlo, a mí me faltó valor
Ahora ha pasado un año, estoy bien, con los calores y sofocos de la menopausia, pero feliz de seguir viva! Gracias por vuestro ánimo. Me sirvió mucho saber que otras habeis pasado por lo mismo. Besitos a todas, somos unas Campeonas.

Responder
remorada 24 febrero, 2021 at 8:24 am

ay, ay, qué periplo… u_u

qué alegría que todo haya acabado bien y que puedas disfrutar de una nueva vida!!!! <3

Responder
Maria Rosario Aroca Sánchez 18 julio, 2020 at 10:04 pm

Hola! Mi nombre es Chaio, Buscando información me habéis aparecido y me parece una gran labor el poder comentar, ayudar y apoyarnos en esta lucha. Estoy operada desde octubre de 2019, pero no he encontrado una gran mejoría, si el dolor insoportable pero aún hay días que me puede el dolor y no sé qué es.
¿Alguna os habéis visto en mi misma situación? Me están ahora haciendo pruebas el urologo, porque tengo problemas con mi vejiga…, pero mi gine en la revisión está todo bien y yo no me encuentro bien. Ayudadme. Gracias

Responder
remorada 4 agosto, 2020 at 5:54 pm

Hola Chaio, no sé qué decirte porque a mí me fue muy bien. Cada cuerpo reacciona distinto!

Sé que muchas personas tienen efectos secundarios y ante eso solo queda ser insistente con los doctores hasta que encuentren una solución y así recuperar calidad de vida!

muchísimo ánimo

Responder
Maria Rosario Aroca Sánchez 5 agosto, 2020 at 11:44 am

Muchas gracias, seguiremos luchando

Responder
Ivonne Frot 19 julio, 2020 at 4:19 am

Hola Chaio, también sentí dolores durante varios meses, aún hoy a más de dos años, siento como pequeños calambres, en aquellos meses me fue muy útil tomar gotas de caléndula para que las heridas internas cierren más rápido y mejor, también el seguir con una faja no tan apretada me ayudó mucho, de lo de tu vejiga parece ser algo común, me recomendaron no hacer ya nunca, esfuerzos ni cargar nada pesado, así como hacer ejercicios para fortalecer los músculos del suelo pélvico, que es básicamente cuando orines detener el flujo varias veces, ese ejercicio ayuda a qué la vejiga no se baje.
También si crees en la energía, es importante despedirte de tu matriz y darle gracias, eso te liberará y ayudará a superar la pérdida.
Saludos y un fuerte abrazo.

Responder
Maria Rosario Aroca Sánchez 22 julio, 2020 at 11:51 am

Muchas gracias Ivonne. Se intentará aunque estoy operada ya 10 meses y hay días que no soporto el dolor, como no sea inconscientemente yo siento que he aceptado la ausencia de la matriz. Pero gracias por tu consejo.. Un saludo

Responder
Aileen 22 julio, 2020 at 11:03 am

Hola a todas, primero que nada mucha fuerza a todas y gran admiración. Tengo 31 años y pues yo vivo con dolor pélvico fuertísimo, tomo tres ibuprofenos 800 diario para ayudarme algo con estos dolores pero no puedo hacer una vida normal, mis dolores empezaron después de mi primer cesárea en el 2012 y 3 o 4 meses después empecé con un dolor fuerte en el lado derecho pélvico por abajo del ombligo, cuando me venía mi regla me dolía mucho y al pasar de los meses el dolor se hizo más fuerte y ya me duraba casi todo el mes, es como si me clavaran un cuchillo, sólo sospecho que sea adherencias o endometrios, también me inflamo bastante y hasta me duele la espalda baja, siento a veces que me están arrancando cosas adentro, si alguna me pudiera guiar y decirme cómo se siente tener endometrios o si alguna de ustedes tiene mis síntomas??? Se los agradezco mucho y mi nombre es Aileen

Responder
remorada 4 agosto, 2020 at 5:57 pm

Hola Aileen, yo no tuve endometriosis, pero Marta sí.

Ella hace mucha difusión sobre el tema en su blog y sus redes sociales!

te dejo el enlace: http://endometriosis-endovikinga-mujeres.blogspot.com/

Responder
Teresa 20 agosto, 2020 at 3:23 pm

Hola que tal. Me ha encantado, la verdad, vuestra historia y la forma tan facil de leerla. Yo tengo miomas que oprimen mi vejiga y meo como una embarazada, todo el día, a parte de los dolores menstruales cuando tengo el periodo. Me van a operar (o al menos eso espero) en Octubre, si el bicho nos deja. La verdad que estoy algo cagada, nunca me he operado de nada y entre el bicho y la operación estoy echa popó. Bueno, tampoco quiero aburriros con mi historia, solo deciros que me ha ayudado un poco a entender lo que me van a hacer. Mil gracias por haber personas como vosotras. Un saludo

Responder
remorada 14 febrero, 2021 at 2:19 pm

recién te leo, ojalá haya salido todo muy bien <3

Responder
Alejandra 25 septiembre, 2020 at 8:13 am

Hola mi nombre es Alejandra tengo 34 años me salió una citología mal así que hicieron otro examen y resultó ser un carcinoma me hicieron una conizacion que es extraer la parte Del útero con las células malignas pero al enviarlo a patología salió que estaba más profundo así que me van hacer una histerectomía total estoy aterrada un día estás bien y al otro tienes carcinoma.? Pero quiero ver crecer a mis hijas y voy con todo el optimismo que se puede tener.

Responder
remorada 14 febrero, 2021 at 2:20 pm

ay, voy con mucho atraso leyendo… espero que una vez que lo saquen sea una liberación y que estés muchísimos años con tus hijas! ><

Responder
Maria Jose 7 noviembre, 2020 at 11:47 pm

Hola chicas, ¡que identificada me he sentido con vuestras historias! Mi nombre es María José, tengo 41 años y hace más de 15 que llevaba padeciendo a mis “queridos” miomas: fuertes dolores, hemorragias durante la menstruacion, anemias, 4 histeroscopias…en fin, hasta que finalmente asumí la realidad y tomé la decisión de someterme a una histerectomía. Quería calidad de vida y no la estaba teniendo.
Me operaron hace mes y medio y la verdad es que estoy muy bien. Estaba aterrorizada por cómo me iba a sentir una vez despertase de la operación y viese que ya estaba hecho, que ya estaba vacía y no había vuelta atrás, pero tengo que decir que no he tenido ningún sentimiento negativo, todo lo contrario, ilusionada con la nueva vida que me espera.
No he tenido hijos, y aunque es un tema que durante mucho tiempo me causó un gran desgaste psicológico (los gines siempre me decían que si quería ser madre no podía dejar pasar el tiempo) creo que no me arrepentiré de la decisión que he tomado.
Muchas gracias por compartir vuestras experiencias, ayudáis a muchas mujeres.

Responder
remorada 14 febrero, 2021 at 2:22 pm

Gracias a ti por compartir la tuya! Nos ayudamos entre todas, como podemos <3

Qué bueno que tu experiencia haya sido positiva!

Responder
Pao 12 diciembre, 2020 at 4:53 pm

Hola genial tu blog,!!! Me siento tan sola con todo esto, me sacaron el utero hace 1 mes por adenomiosis y un tumor, hemorragias,mucho dolor, desde julio, no me encontraban q tenia, cambiando de medico, fue una carniceria pienso q hicieron, aguantar tanto, pero por suerte di con un Dr, que me opero, pero aun estoy con dolores, me hincho de manera inhumana, me dicen camine, no camine, vuelva a trabajar, y como hacerlo si no puedo hacer mi vida normal, el dolor, el cansancio en extremo la hinchazon, ya no se que hacer, lo bueno que me dan menos dolores como contracciones, creo que ya he tenido como 100 hijos🤦‍♀️, que doloroso el proceso, pero a no perder la esperanza, espero sentirme mejor y volver a mi vida🥺 saludos!!!

Responder
remorada 14 febrero, 2021 at 2:25 pm

ouch, me sabe mal estar leyendo tan tarde los comentarios :(

Espero que las molestias hayan sido pasajeras y ya estés mejor! A mí me mandaron descanso estricto al principio y luego fui añadiendo más actividades, pero siempre con precaución y sin hacer grandes esfuerzos.

Responder
Martha 6 enero, 2021 at 7:29 am

Hola a todas. Gracias a todas por compartir sus experiencias. Bueno, yo tengo una condición médica q produce fragilidad ósea y lesiones en mi cadera, lo que ha provocado que mis órganos estén todos muy pegaditos entre sí, x lo q el tema de la histerectomía parcial, me asusta el doble. Leo que varias de ustedes,a pesar de la histerectomía , siguen padeciendo de fuertes dolores y lo he leído también en otros lugares. Por otro lado, el tema q se presente incontinencia urinaria o problemas a nivel intestinal me asusta mucho. Gracias x estar ahí, fuerza para todas!!

Responder
remorada 14 febrero, 2021 at 2:26 pm

Hola Martha, no puedo hablar en nombre de todas, por eso agradezco tanto los comentarios con distintas experiencias… no tuve ningún problema urinario ni intestinal, las molestias de los primeros días quedaron en eso y luego todo fue para mejor. Ánimo!

Responder
Martha 15 febrero, 2021 at 12:46 am

Muchas gracias por responder, un gran abrazo!!

Responder
Veronica 12 febrero, 2021 at 1:44 am

Hola soy Veronica 43 años . Hace unos días me hicieron una histerectomia . Pero para esto tuve que luchar durante un año para que alguien atendiera los dolores terribles que sufría . Entonces cuando ya estaba por darme por vencida encontré una doctora que me realizó varias ecografías y una resonancia , todas con resultados diferente. Fue una locura porque la doctora decidió operar igual y me dijo : vamos a ver con que nos encontramos.
Resultado el útero tenía unioma como una naranja y en un ovario habia un quiste como una ciruela lleno de sangre.solo se conservo el ovario izquierdo .
Conclusión a 4 días de la operación (más allá de la cicatriz y los cuidados que conlleva ) estoy feliz y todos mis dolores desaparecieron. Soy una mujer nueva.

Responder
remorada 14 febrero, 2021 at 2:28 pm

Enhorabuena por haber encontrado a alguien que te escuchó y muchas gracias por compartir tu experiencia… creo que ese es el gran problema que nos encontramos, no tenemos por qué vivir con dolores o hemorragias, no es justo!

Responder
Yomisma 15 febrero, 2021 at 1:19 pm

Tengo 43 años y un mioma de 5 cm. Tengo unas reglas muy abundantes y por ello, me encuentro muy cansada. Estoy tomando pastillas anticonceptivas para detener su crecimiento pero no me veo tomándome las durante otros 7 u 8 años hasta que venga la menopausia. El ginecólogo solo me ofrece dos alternativas: Pastillas u operación. Tengo dos hijos pero no puedo dejar de pensar que tras la operación quizás me sienta menos mujer por no tener útero. Me dan miedo los efectos psicológicos post operatorios.

Responder
remorada 24 febrero, 2021 at 8:27 am

Si tienes ese miedo tal vez debas buscar la ayuda de un psicólogo que te pueda orientar mejor, yo solo puedo hablar de mi experiencia y lo que me pasó fue que me «reconcilié» con el hecho de ser mujer cuando dejé de vivir (de aquella manera) alrededor de mis reglas ^^u

Responder
Silvia 13 marzo, 2021 at 10:02 am

Hola chicas, muy interesante todas las respuestas que ponéis! Me opero en breve y me quito el utero por un mioma de 7cm por laparoscopia, veo que cada mujer es un mundo y cada recuperación también, yo sinceramente tengo miedo pero creo que es lo mejor para tener calidad de vida, un abrazo a todas y mucha fuerza!!

Responder
Silvia 3 mayo, 2021 at 10:49 pm

Hola, yo hace un mes que me quitaron útero y trompas hace un mes por laparoscopia, todo muy bien, aunque con un hematoma en la cúpula vaginal que ya va desapareciendo, lo que si noto es dolor de mamas y quizás me están creciendo? No lo entiendo porque no me han quitado los ovarios, y si me noto la tripa más hinchada..Gracias por todos los comentarios…

Responder
Martha 17 marzo, 2021 at 5:11 pm

Hola a todas! Les cuento que me dijeron que además de los miomas tengo el útero engrosado en 25mm, pero leí que esto suele presentarse antes de la menopausia, igual me sugirieron una biopsia. Por favor , alguna de ustedes también ha tenido está condición? Gracias!

Responder
Martha 17 marzo, 2021 at 5:20 pm

Perdón, quise decir, engrosamiento de endometrio. Gracias de antemano por sus aportes.

Responder
Laura 14 julio, 2021 at 10:46 am

Hola a todas!

Solo quiero contar una experiencia más: 44 años, dos tratamientos de fertilidad hace 8-10 años sin resultado. Multiples miomas, el mayor de 4 cms, adenomiosis, endometriosis grado IV, quiste en ovario derecho de 7 cms. Dolor con la regla toda mi vida, los ultimos 4 meses tomando tramadol a diario porque el dolor ya vivia conmigo todo el mes a todas horas. Histerectomia total conservando ovario izquierdo en hospital privado en Valencia con el Dr. Gilabert ( estaba en lista de espera de la seg.social pero yo no podia esperar más).

Han sido unos dias muy duros después de la operación. Me afectó mucho a la espalda. Quizás las 4 horas en quirófano, la epidural, el tener nula musculatura de espalda, el gas que te meten… O todo junto! Mucho dolor, muchos gases y después tambien muchos retortijones. Una semana después, comer sigue siendo complicado y he perdido mucho peso. Pero poco a poco parece que todo va remitiendo.

Por apuntar algo positivo: me pincharon heparina solo al dia siguiente y a mi eso no me dolió ( supongo que ya estaba el cuerpo «ocupado» con otros dolores). La sonda para mi tampoco ningún problema. El quiste derecho habia desplazado completamente uno de los uréteres y estaba todo tan reliado por ahi, que no se si ese era el motivo de que yo me levantaba muchas veces a orinar por las noches y en general todos los dias de mi vida, asi que tener un dia la sonda y no poder levantarme para ir 1000 veces fue casi un alivio. Tampoco se me ha hinchado la barriga de momento ni tengo estreñimiento. Bebo mucha agua y tomo mucha fibra. Eso si, los retortijones despues de comer son fuertes, pero parece que van a menos.

Como dicen aqui, trauma por no tener útero no me quedó, porque yo ya vivia «traumatizada» por el dolor diario y tocar en mi barriga ese quiste tamaño pelota de golf cada dia me molestaba tanto que es un alivio ver que ya no está.

Mucho ánimo a todas las que habeis pasado o pasareis por esto!! Mi consejo seria fortalecerse todo lo posible antes de entrar a quirófano, mentalmente y fisicamente, creo que a mi unos ejercicios de espalda me habrian venido bien.

Responder
Pilar 29 agosto, 2021 at 7:03 am

Hola mujeres,
leí todos los comentarios y me identifico con algunas de ustedes, ya que hace una semana tuve mi histerectomía total pero me dejaron los ovarios, la verdad nunca me molestó mi menstruación solo ahora último que me estoy acercando a la menopausia pues me llegaba abundante que tuve anemia y en la ecografía sali con miomas y el útero agrandado, sin embargo no me molestó, pero el Dr me decía que lo mejor era sacarlo ya que al no usarse y tener miomas al final desecadenaria en un cáncer, así que me toco…
el postoperatorio fue demasiado doloroso para mi pues me dolían mucho mis costillas, mi espalda, a los lados de mis piernas y por supuesto el abdomen, en estos días me puse una faja y me sirvió para el dolor de espalda pues me estaba encorbando y pues aquí voy bien y a la mano de Dios que siga recuperandome poco a poco.
Me encantó leer todas sus experiencias con esta intervención y no sentirnos tan solas…
Muchas gracias y cuídate

Responder
Dr. Humberto Dionisi 25 abril, 2022 at 12:14 pm

Felicitaciones por este excelente post, que permite dar a conocer la endometriosis, además de concientizar e informar.
La manera en que han compartido sus experiencias, de forma clara, amena y sincera, seguramente ayudará a muchas mujeres a que, sabiéndolo o no, están viendo afectadas sus vidas por la endometriosis.
El reconocimiento a tiempo de esta enfermedad permite su tratamiento precoz, lo que conlleva mejoría en la calidad de vida de las pacientes y disminución de la repercusión a otros órganos.

Responder

Es tu turno de comentar ^_^

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Son galletitas sin gluten. Si continuas navegando las consideraremos aceptadas. Cookies! Leer más