Un roto para un descosido ¡Hablan las hermanas!

Cuando publiqué el post sobre el Señor Torres, su hermana dijo “debería escribir cómo era él antes de conocerte”, así que le dije que qué esperaba para hacerlo. Para que mi esposo no se sintiera presionado, le pedimos a mi hermana que hiciera lo propio conmigo. Contra todo pronóstico, a pesar de los años de tortura a los que las hemos sometido, nuestras hermanas nos quieren. Aquí dejamos sus testimonios ¡el mejor post que se ha publicado hasta hoy!

1. Elena Torres

– ¡Hola a todos! Me llamo Elena, tengo 19 años y soy la hermana del famoso “Señor Torres”

Holaaaaa Elenaaaaaa (todo un clásico y muestra de originalidad –véase: ironía- hacer referencia a nuestros amigos, los alcohólicos anónimos, en presentarte).

Sí, como podéis observar, el “Señor Torres” y yo nos llevamos muchos años de diferencia. De hecho, demasiados. Cuando yo nací, él tenía 11, así que nuestra relación podríamos decir que ha sido peculiar y marcada por este hecho.

Pero bueno, esta entrada la escribo porque creo que es el momento de conocer la otra cara del “Señor Torres”, la parte más oscura de su pasado, ¿Cómo era antes de conocer a la autora de este blog? Lo que me dispongo a narrar a continuación es la adolescencia del “Señor Torres” – toda la vida llamado por su familia como “El Tete”- que es la etapa que conozco mejor y la que sufrí viví en carne propia.

El “Señor Torres”, alias “El Tete”, era un chico raro, que tenía amigos raros (sin ofender a nadie, ¿eh? Pero él y Fran saben a quién me refiero *guiño, guiño* *codazo, codazo* *patada, patada*) y que se pasaba noche y día encerrado en su habitación. Cuando salía de ella, sólo a la hora de comer, lo hacía con unos cascos negros gigantes puestos en las orejas que le hacían reír como un loco y atragantarse con la sopa. De vez en cuando, repetía con una entonación ridícula la frase poti-potiii de frikiiiis y se quedaba tan ancho. Cuando le preguntaba qué escuchaba me respondía que Minoria Absoluta mientras me dedicaba alguna palabra dulce (NO) o me mandaba callar (cosa imposible de conseguir, tanto ahora como a los 7 años de entonces).

Cuando se enfadaba conmigo –o sea, cada 5 minutos- me chillaba, salía de la habitación corriendo y me perseguía por todo el pasillo para, finalmente, pegarme. Llegué a la conclusión que, por culpa de esos golpes, ahora soy así de loca (todo es culpa suya). Y es que tener paciencia conmigo nunca fue su punto fuerte. La mayoría de esas peleas comenzaban porque yo, muy amablemente y con todo el respeto que puede ofrecer una niña de 7-8 años, llamaba a su puerta, cerrada con pestillo, para comprobar que estuviera vivo y asegurarme de que todavía podía considerar que tenía un hermano.

Para que no lo hiciera y no le molestara, empezó a desarrollar todo un dispositivo de alta calidad y rendimiento que consistía en colocar tarántulas de plástico gigantes en su puerta -aprovechándose de mi temor a éstas- para que no me acercara. Si superaba esta barrera, y dependiendo de su humor, el siguiente nivel era abrir la puerta y tirarme una de esas arañas en la cara.

Sin embargo, he de decir que a veces, el “Señor Torres”, también se comportaba bien conmigo. A veces, remarco, A VECES, me dejaba entrar en el santuario sagrado que para él era su habitación y, antes de cenar, veíamos juntos series del canal 3XL como Kare Kano -eso sí, él des de la cama y yo, como los animales de compañía, desde el suelo, porque no me dejaba subirme-. También me enseñó el significado de XD, que yo creía que quería decir “por dios!”, o qué se siente cuando te ponen en “no admitir” en el Messenger(RIP)…

De todas formas, todo fue conocer a Fran y cambiar su actitud. Cambiar para bien –cosa no muy difícil, la verdad, y que se agradece (¡Gracias, Fran!)-.

Cuando con 12 años me dijeron que mi hermano se iba a Perú porque había conocido una chica de allí, lo primero que pensé fue “confirmado, mi hermano está completamente loco”. En ese momento hubiera agradecido conocer la expresión “WTF, MAN!”, porque, realmente, iba como anillo al dedo a la situación. Milagrosamente, se convirtió en un ser sociable, con el que ya no nos peleábamos tanto, y compartíamos conversaciones más o menos normales –vaya, del estilo de las del anuncio del Banc de Sabadell-.

Y bueno, el resto hasta el día de hoy ya lo sabéis. El “Señor Torres” pasó a ser un hombre nuevo: extrovertido, sociable y un poquito más gordo.

Mis padres, abuela, tíos y primas certifican y suscriben todo lo dicho anteriormente.

Gracias, Fran, por dejarme escribir en tu blog :3. Y,  Tete, tú, Tete, no te enfades que, aunque no te lo diga nunca, t’estimo molt (extreme puke rainbows).

2. Javiera Alcázar

Es interesante, pero luego de pensar cómo era Fran después de conocer a Joan me dí cuenta que era exactamente igual que antes. Tal vez las únicas diferencias, resaltadas por quienes los han visitado en Barcelona, es que se sorprenden que se encargue de tener su casa limpia y ordenada. Sobre esto puedo decir que, si antes no pasaba, era por “falta de oportunidad” o más bien porque tuvo siempre la oportunidad de saltárselo.

Fran tiene una personalidad totalmente particular: reservada, misteriosa, inteligente, autodidacta, crítica,  ácida, precisa y con una dosis de brujitud (lo digo por sus sextos y séptimos sentidos) que siempre he disfrutado y tal vez también envidiado un poco. Esto lo digo para aportar a su ego, ñaca ñaca. Una envidia sana que se repite cuando me acuerdo que “sólo leo Condorito”, pero que sanamos alguna vez en una conversación sobre los diferentes tipos de inteligencia. Hay tallas y hay colores.

Tengo varias hermanas pero cuando digo “mi hermana”  me refiero a Fran. Siempre parece vivir en un mundo paralelo, pero creo que es una estrategia de supervivencia. Yo la quiero como es y la admiro como es. Siempre jugamos a que es mi hermana menor, pero yo sé que es la mayor y que de alguna forma lo ejerce. Alguna vez conversando de la vida y respondiendo a mis preguntas, le dije: “pero no entiendo, ¿por qué no me di cuenta, o por qué no me dijiste nada?” Y me dijo “¿por qué, si tú estabas jugando?” ; )

No podría hablar mucho de su vida sentimental porque es poco lo que sé. La fastidiamos con varios, pero no me aventuro ni a nombrarlos. Ha tenido fans (digamos, “frans”) que de platónicos no pasaron (o al menos no nos los presentó).

Cuando empezó la esquizofrenia virtual de la vida de mi hermana en la red, nos pasaba de vueltas. ¡Cuántas horas en internet! Mi mamá y yo estábamos, más que preocupadas, curiosas. Fran no decía mucho, pero se le veía tranquila y bien. ¡Llegó un momento en que las 3 chateábamos entre nosotras en la misma casa!

Cuando Fran “salía” con Joan, era divertido. ¡Se arreglaba para conectar! Jaja, ¡Pero sólo de la cintura para arriba! ¡Abajo estaba en pijama y pantuflas! Nos dimos cuenta que la cosa era en serio cuando ya ni la parte de arriba se acomodaba y mi mamá y yo le decíamos que al menos se peinara.

Pasó el tiempo y todos habíamos ya asumido a Joan y lo saludábamos por la compu; nos veía pasar, “estaba” en la casa. Tanto así, que cuando Fran dijo que vendría, todo fluyó, y el mes y medio que estuvo en la casa la verdad ¡fue como si siempre hubiera estado allí! Podía reírse de los chistes ¡porque se sabía todas las historias! Fran andaba contenta y así, un tiempo después, se casó.

Creo que Fran y  Joan tienen un poco de la mamita y el tata, los abuelos paternos; ella diciendo cosas de él y él asintiendo como si no supiéramos que al final es él quién define el rumbo de la casa, y tienen un poco de billic y el abuelo, los abuelos maternos, porque se sirven con cariño el uno al otro. En algún momento diremos, tales tienen un poco de Fran y Joan, esa forma especial y bonita de ser compañeros y cómplices en su propia historia, o historieta, un cómic.

¿Qué Alcázar no tiene  Torres? ¿Qué Torre no tiene una princesa? Esta es y era una princesa diferente,  no podría haber lanzado su pelo por la ventana, porque así no subirían ni las hormigas; no dejó ningún zapatito en una fiesta, porque no es muy tonera que digamos; no le habría abierto la puerta a la bruja porque habría estado chateando; ella es como es y así como es, pasó que llegó su príncipe y vivieron felices para siempre.

Amen y Amén.

Mientras escribían no sabían que serían dibujadas, je, je, je

Tags del post : ,

40 Comentarios en este post

  1. Brekas dice:

    Jojojojojo, Qué kamikazes! Yo no quisiera saber qué opinan mis hermanos -sobre todo el que me sufrió más- de la hermana que tuvieron. Me da miedito.
    Muy bonito el post. Linda la hermanita Torres, pobechita! Y la hermanita Alcázar, qué bonito en especial el final de su “testimonio”. Nice!!!!!

  2. Be Moderno dice:

    Que bonito! *__*

  3. Nella dice:

    me han hecho extrañar a Denisse, pero en el sentido bonito… así más como saudade. Lindísimo post!!! <3

  4. Historias de hermanos…un no acabar!!! jajaja!

  5. Lu dice:

    Grandísimo documento!!! Espero que la señorita Torres no sufra ningún incidente después de la publicación del post, porque es verdad que el que más caña recibe es él xDD

  6. desmadreando dice:

    ¡Que buena entrada! y caray cada vez me caes mejor lo que sea de cada quién…las hermanas son un TESORAZO y a mi la mía también me lleva 11 años.

    Me encanta que mi historia se parece: la distancia, el internet…buaaah! nada que no sepas y hasa el WTF mi hijo-hermano-amigo conoció una mexicana y se va a México (claro me terminaron regresando para acá).

    Un besote desmadroso a las hermanas

    • remorada dice:

      Hermanas FTW! :D

      Y, si, es complicado llevar el romance de lejos… Pero aun más cuando llegas a juntarte y la familia de uno es la q queda al otro lado del charco! Gracias Dios del Internet por inventar tanto gadget! ;)

  7. mari dice:

    dos comentarios:
    * me ha encantado la forma en que se han referido elena y javiera tanto a joan y fran como a fran y joan; cariño total y ejercicio altamente recomendable;
    * tengo las mejores hermanas; mi mamá estaba orgullosa de lo que había sembrado; ahora, al leer el post, siento que he recibido el mejor regalo por el día de la madre!!!

  8. carla dice:

    Fran me encanto, y si, en algún momento de tu vida fuiste tonera (fue corto pero fue atención javiera seguro no me rocordo),

  9. martha dice:

    Buena chicos, vienen tan bien recomendados que los comprare e incluire en la compra a las hermanas, por supuesto.
    Yo creo que mis hermanos son una manada, pero una tan especial que puede cambiar de macho/hembra alfa segun la circunstancia lo requiera. Para cada necesidad o tarea, siempre habra uno que pueda liderar la situacion y la consigna es siempre proteger al grupo y recorder “oye, por si acaso, estamos juntos en esto”

    • remorada dice:

      repito lo de arriba, es q tus hermanos son lo mejor q hay! :D

      y lo mejor es q sus hijos, la mancha de primos, tb lo intentamos mantener, a pesar de distancias geográficas y casi q generacionales!

      Primos FTW!

  10. Tereza. dice:

    aishhh! historias hermaniles!!! ^^
    yo me llevo 13 con la pequeña! jaja.

    • remorada dice:

      jejeje, pero con otros por en medio o son solo 2? En el caso del Sr Torres el fue el rey por 11 años y luego vino la rubia a quitarle el puesto! XD

      Acabo de curiosear tu blog, vaya fotazos O_O

  11. Serena dice:

    Me ha encantado la parte de la hermana del Sr. Torres: TODO ES CULPA SUYA XDDDD
    Al principio queriamos estrangular (un poco) al Sr. Torres y ahora no sabriamos que hacer sin él (pure love) <3.
    Parece que la Sra. Remorada no se lleve reconocimiento, pero es que la conozco de más tiempo, cuando me acogió en su casa allá por el 2004, todo era flores y pajaritos cantando con ella.

  12. Fabiola dice:

    Me encanto el post!!! y bueno leyendo como Joan trataba a su hermanita, ya empiezo a tener esperanzas en la relacion de Luana y Briana :D asi que esperare con ansias el dia que sean compinches y no un par de chillonetas!!!!! ;)

  13. Fabiola dice:

    jajajaja si pues, porque a simple vista parece que hubieran sido las hermanas perfectas!!! jejejeje

  14. ivonne dice:

    que bueno!!! Me encanto!! Elena que divertida y JoanBros estaba locasoooo!!jajaja que genial, saludos peruchos

  15. Azul Celeste dice:

    ¡Que belleza de post! Estoy que lloro, fue practicamente echar un vistazo a tu foto album familiar (cosa que siempre hago cuando voy a casa de un nuevo amigo(a)). HERMOSOOOO!!!

  16. Merak Luna dice:

    Es el mejor post que he leido en mucho tiempo!!!!!!! Me ha encantado. Teneis un par de hermanas fantásticas que, sin duda, os hacen justicia

  17. Esther dice:

    Me encantan tus historias, o las vuestras más bien. Me río un montón, están contadas con humor, pero también con tanta ternura. Un beso a todos.

Es tu turno de comentar ^_^

A %d blogueros les gusta esto: