Fantasías domésticas: la lavadora

Barcelona Expatriada Historias Lima Vida en pareja

En Lima, debo confesarlo, nunca lavé mi ropa, por lo que mi relación con los detergentes se limitaba a saber sus slogans y, de vez en cuando, ir al supermercado a buscar uno, pero incluso en esos momentos mi mamá me indicaba en qué pasillo y en qué repisa iba a encontrar la bolsa que se necesitaba en casa.

“Ace lavando y yo descansando” pasó a ser “blanco limpio insuperable” y ahora es “blancos sin dramas” con una novela divertida construida con los aportes de los fans de Facebook. No era el que usábamos, como tampoco usábamos “Ña Pancha extra poder, la fuerza que limpia” ni “Bien tiza con Magia Blanca, y cuesta menos”. En los anuncios la gente lavaba a mano y en casa solo se lavaron a mano los pañales que se hervían en ollas enormes con jabón Marsella o Bolívar (que lava con potente cariño) cuando éramos bebés.

Cada sábado íbamos con una gran canasta a lavar la ropa en la lavadora Kenmore comprada en Sears de los Abuelos, cuando finalmente nos mudamos allí mi mamá pudo lavar todos los días, cosa que hacía como una especie de terapia: ropa limpia, mente limpia o algo así. Y usábamos Ariel, porque “Con Ariel ya hay chaca-chaca”

Además de crear un nuevo eufemismo para el acto sexual, Ariel fue la marca que innovaba en cuestión “puntitos”. Cada año tenía algo más galáctico, que lo hacía diferente y especial, ¿cómo cambiarlo por otro? Así fue que la primera vez que me tuve que lavar la ropa sola – en Japón – fui al supermercado y compré directamente esa caja con un átomo azul. Me sentía como en casa, que luego se me encogiera toda la ropa en la secadora y tuviera que ir a comprar ropa nueva ya fue otra historia.

Conforme avanzaron los años, Ariel cambió a Carlos Oneto “Pantuflas” y su chaca-chaca por galanes de novelas del momento, en casa nos gustaba especialmente cuando esta señora decía “¡Salvador!”

En Lima los detergentes líquidos son productos relativamente nuevos, así que al venir a vivir aquí tuve que pasar por un proceso de entrenamiento, al que había que sumar el antical, el quitamanchas, el protector del color y el suavizante, cuanto más oxi-bio-ultra mejor. Y porque no plancho, que ahí también tendría otra recatafila de artículos que comprar.

Y entre tanto anuncio de TV, con galanes y chaca-chacas, debo confesar que tengo una fantasía recurrente desde que vine a vivir aquí, aunque la mía es bastante más terrenal.

lavadora
Estoy convencida de que con la combinación adecuada, algún día la encontraré.

 

P.D. Post no-patrocinado, encontraré oro en mi lavadora antes de que una marca me pague por escribir en este blog xD

P.D.2. Acabo de aprender que recatafila es un peruanismo no aceptado por la RAE, lo correcto sería decir retahíla O_o

43 comentarios

aidixy 6 octubre, 2014 at 8:35 am

jajajajajaja tia hay una cosa que te envidio enormemente, esa capacidad de memoria que tienes! yo soy incapaz de acordarme lo que pasó hace 2 días, y tu recuerdas cosas de tu infancia con una facilidad pasmosa!!

Por cierto el tema lavadora, yo soy también una negada, aunque solo pongo detergente y quitamanchas, los suavizantes hace meses que los retiramos de la compra.

Responder
remorada 8 octubre, 2014 at 12:20 pm

No entiendo por qué no inventan unas cápsulas mágicas que lleven todo a la vez, me desespera que cada líquido tenga su propio olor, con lo que la ropa huele a todo y nada a la vez! ¬¬u

Responder
mamaenbulgaria 6 octubre, 2014 at 8:41 am

¡Muy grande la viñeta!
Aquí en BG no hay detergentes líquidos, sólo en polvo. Llevo 10 años poniendo lavadoras pero nunca secadoras, y el día que probé quemé las sábanas de toda la familia. ¿Por qué puñetas ponen en la etiqueta 100% algodón, si es sólo 50%? Porca miseria.

Responder
remorada 8 octubre, 2014 at 12:21 pm

Cada vez que hago una lavadora pienso lo mismo, la más alquimista xD

En Lima solo había en polvo, pero creo que desde el año pasado se han pasado a los líquidos, les llegó la modernidad x)

Responder
dina 6 octubre, 2014 at 8:54 am

Nosotros jugábamos con los botes de Colón, de hecho mi hermano guardaba en ellos los Playmobil ;)

Responder
remorada 8 octubre, 2014 at 12:22 pm

qué bueno! nosotros no podíamos aprovechar los envases, el detergente venía en bolsas! >.<

Responder
erika 6 octubre, 2014 at 9:40 am

Yo soy Peruana y nunca había escuchado recatafila, siempre he usado retahila xD ( nosotros tenemos palabras de uso familiar y yo las peruanizo :) Me ha encantado retroceder en el tiempo y oler la ropa limpita de mi mamá

Responder
remorada 8 octubre, 2014 at 12:23 pm

ay, yo la digo mucho!!! y cuando la busqué en google salían solo peruanos diciéndola xD

la parte buena es que cuando la uso aquí uso su forma catalana: reguitzell :)

Responder
elnidodemamagallina 6 octubre, 2014 at 9:48 am

Pues si encuentras la fórmula exacta, nos la pasas, que no nos vendría nada mal, ja, ja ;)

Responder
remorada 8 octubre, 2014 at 12:23 pm

te imaginas? xD

Responder
Mi Álter Ego 6 octubre, 2014 at 10:15 am

Me encantan los anuncios viejos. Jajajajaja. Siempre me pregunto cuál es el mecanismo que nos impulsa a comprar una marca de detergente o suavizante… Muchas veces usamos la misma que se usaba en casa de nuestras madres pero a veces somos unos revolucionarios y optamos por otras. ¿Será el poder de la publicidad o el clásico “busque y compare”? Besotes!!!

Responder
remorada 8 octubre, 2014 at 12:25 pm

en mi caso ha sido mitad y mitad, apenas llegué fui directo a lo seguro, pero luego (y ya que tenía mucho tiempo libre xD) he ido comprando distintas marcas para compararlas y quedarme con las que nos convienen más :D

Responder
Tini 6 octubre, 2014 at 10:17 am

Waaa, nosotros vamos a Alemania a comprar el detergente de bolitas que no levanta polvo y tiene un zorrito en la bolsa. Ademas porque hay para ropa de color y ropa blanca, yo creo que es lo mismo con puntitos de diferentes colores, pero anda y convence al esposo…a mi tambien me gusta poner los productos, que aqui son en polvo todos, salvo el vinagre, que ahora usamos en lugar del suavisante y el antical :)

Responder
remorada 8 octubre, 2014 at 12:26 pm

nosotros en mataró usamos una vez vinagre y tuvimos un problema con cañerías viejas… creo que el sarro tapaba un hueco en el tubo de desagüe… y lo destapamos!!! O_O

Responder
Marta 6 octubre, 2014 at 10:18 am

Pues… me he perdido entre tanta blancura, tengo que ver los videos, así que no desaparezcas ;)

Responder
remorada 8 octubre, 2014 at 12:26 pm

lo curioso es que ahora casi no tenemos ropa blanca! así que no aplican los claims! xD

Responder
Elena Velvet Cat 6 octubre, 2014 at 12:17 pm

Pues tendré que probar yo también esa mezcla, porque con lo que echo ahora tengo que planchar la ropa sí o sí D: ¡A ver si tiene efecto planchado instantáneo! :P

Responder
remorada 8 octubre, 2014 at 12:28 pm

en esta casa no se plancha, eso es ley! xD

Responder
ANTOJADA POR VOCACIÓN 6 octubre, 2014 at 3:59 pm

Hola!! Pero qué descubrimiento tu blog. Me parto con tus reflexiones del detergente…
También soy alumna H!C. Un beso!

Responder
remorada 8 octubre, 2014 at 12:29 pm

Hola y bienvenida! ^^

Aún no he tenido tiempo de cotillear los otros blogs pero ya tengo ganas, me gusta mucho tu nombre, yo también soy una antojada! :D

Responder
martha 6 octubre, 2014 at 4:08 pm

Como tu madre tiene el reinado indiscutible en la lavada, mi relación con la lavadora es nula, la única vez que intenté encenderla aplaste tanto el botón que se hundió y desapareció, pero en mi visita a londondonbrich aprendí a usar la que tienen ellos, y me fascinó. Sólo echas dos cojines de algo enteros y se disuelven con todo y forro y la ropa de la baby la juntaba con los jeans de su papá y todo quedaba limpio y oliendo deli. Me gustó tanto que recibí una pequeña reprimenda por lavar la ropa que ya estaba limpia también.

Responder
remorada 8 octubre, 2014 at 12:29 pm

jajajaaj!!!

y te acuerdas cuando compramos la lavadora actual? eso da para post, me lo voy a apuntar! xD

Responder
Confeti en los bolsillos 6 octubre, 2014 at 4:34 pm

jajajaja, si es que algo sexual todo lo que se refiere al mundo lavadora jajaja

Responder
remorada 8 octubre, 2014 at 12:30 pm

TODO xD

Responder
madresolohayunablog 7 octubre, 2014 at 12:36 am

Remo, yo recién aprendí a usar lavadora cuando me fui a Gringolandia… tuve una especie de “clase introductoria” con mi tía que me explicó toditito sobre detergentes líquidos y otros “secretos de lavado”. Igual mi ropa se terminó haciendo porquería pero más que nada por las secadoras :S

Responder
remorada 8 octubre, 2014 at 12:32 pm

mi primera vez con el detergente líquido también fue en gringolandia, pero solo viendo lo que hacía mi tía x)

las secadoras son el mal, destrozan la ropa y gastan un montón en luz! ¬¬

Responder
Azul Celeste 7 octubre, 2014 at 12:09 am

El Ariel y el chaca-chaca, todo un clásico setentero!!!
Por el contrario, yo comencé a lavar mi ropa a los 11 años y la de toda mi familia (5 personas) a los 15 años, usaba detergente en polvo y suavizante, a veces blanqueadores, a veces el jabón de barra Zote, étc.
Al día de hoy uso detergente en polvo para la ropa blanca y líquido para la de color. Ahora es más sencillo lavar, pero más tardado, siguen siendo 5 en mi familia pero me canso el doble y lavo el triple :)
Acá el mismo chaca-chaca versión mexico:
[youtube http://www.youtube.com/watch?v=W9ceV6SpqLM&w=640&h=480%5D
p.d. yo me lo sabia de memoria -ese y muchos más- :P

Responder
remorada 8 octubre, 2014 at 12:31 pm

qué buena la versión mexicana! qué habrá sido primero? me acuerdo que en esas épocas se hacía versión local de todos los anuncios, nada de doblaje ni letritas abajo!

Responder
Azul Celeste 8 octubre, 2014 at 2:29 pm

Lo que le daba ese aire de pertenencia…

Responder
Bombones 7 octubre, 2014 at 12:35 pm

Pues sí, me parece una locura todos los productos que hay, aunque yo he de decir que les hago más bien poquito caso.
Y que conste que yo no veo el problema de lo que te pasó en Japón por ningún lado. Una renovación de armario en una ciudad nueva… perfecto (bueno, si tenías localizadas tiendas que mereciesen la pena, que no sé por qué me da que eso puede ser otra historia) ;-)

Responder
remorada 8 octubre, 2014 at 12:36 pm

renovación de armario con pura ropa de hombre porque me entran 4 japonesas en la pierna del pantalón!!! jajaja xD

pero sí, descubrí el UNIQLO y ahí me quedé a vivir :)

Responder
desmadreando 7 octubre, 2014 at 1:34 pm

¡PRECIOSISMO PURO! jajajajajjaaj y espera a que seas madre ¡la piedra filosofal se convertirá directamente en tu madre porque no hay dios que saque las p—- manchas! El chacachaca como dice Azulceleste es un clásico y pensé que era mexicano ¡fíjate tú! ¿Ahora es peruano? ¡TENGO QUE INVESTIGAR QUE FUE PRIMERO!
En cuanto a los peruanismos :P me dio ternurita pensar que cuántos mexicanismos no son aceptados por la RAE y que los sigo diciendo :P Un besote desmadroso

Responder
remorada 8 octubre, 2014 at 12:36 pm

INVESTIGAAAAAAAAAAAA!!!!

Y digo yo, si está aceptado “hayga” puedo hablar como me da la gana, no? pos eso!

Responder
dibujosdenube 7 octubre, 2014 at 2:46 pm

Pues yo solo uso detergente y suavizante… lo demás me ha dejado a cuadros! Jis! Y tampoco planchamos… Eso si, los anuncios son totales… jis!

♢♢
<

Responder
remorada 8 octubre, 2014 at 12:37 pm

y me he contenido que estuve un buen rato haciendo un paseo youtubero por la espuma! xD

Responder
Mo 7 octubre, 2014 at 5:32 pm

Jajajajajajaja! A mí este tema me hace pensar en dos clásicos… Por un lado en el slogan de Kalia (no recordaba que era esa marca, ¡lo he tenido que buscar!): “Busque, compare y si encuentra algo mejor, cómprelo”. https://www.youtube.com/watch?v=1SB5xqikK8A
Y también, como no, el gag de Martes y trece de “El algodón no engaña”. https://www.youtube.com/watch?v=km2bMx_5PaM (vale, este no es de detergentes de lavadora, pero sí de limpiar, jejejeje…).
Muas!

Responder
remorada 8 octubre, 2014 at 12:40 pm

Qué científico se ve el de Kalia! y el otro… qué bastooooo!!! xDDDD

Responder
Merak Luna 7 octubre, 2014 at 9:28 pm

Yo alabo a mi madre constantemente diciéndole que nadie lava tan blanco como ella, que a nadie le queda tan bien la ropa y, con esa disculpa, le llevo la ropa con manchas sucias. “me tienes que dar tu truco”, le digo, pero sin tiempo a que me confiese que el truco es frotar y clarear, no vaya a ser que tenga que hacerlo yo. Jajaja. Por cierto, mi anuncio preferido de detergente -y casi nadie lo recuerda- es el mítico diálogo entre madre e hija…
-Y mi kimono? Kiá!!!
-Está sucio. Kiá!!!! Mañana lo lavaré
-Pero es que hoy tengo competición…

Responder
remorada 8 octubre, 2014 at 12:41 pm

Qué risa desde que lo busqué ayer… KIÁ! xD

Responder
Irene MoRe 13 octubre, 2014 at 8:00 pm

Jejejeje, Me gusta más recatafila.
Besos.

Responder
remorada 14 octubre, 2014 at 5:09 am

a mí también! no voy a dejar de usarla! x)

Responder
Esther 26 octubre, 2014 at 12:50 pm

Qué bueno el anuncio. A mí lo de las tareas domésticas qué poco me gusta, aunque ahora mismo tengo puesta una lavadora. Aunque las manchas más difíciles las acaba sacando mi madre o cuando una camiseta blanca ya no me queda tan blanca ella le devuelve su blancura original, jaja.

Responder
remorada 27 octubre, 2014 at 3:48 pm

qué fuerte es el motheroxyactionplus! xD

Responder

Es tu turno de comentar ^_^

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Son galletitas sin gluten. Si continuas navegando las consideraremos aceptadas. Cookies! Leer más