Experiencias escolares – La guardería

Chiquilladas Historias Nuestro entorno

Cuando mi mamá iba al cole tenía un uniforme azul precioso con un sombrero. En realidad con varios sombreros, ya que ella los usaba para vomitar cuando iba mucho rato en carro / coche, otra de las maravillas que me ha regalado la genética. Debe haber sido esa una de las razones para que se mudaran al frente del cole, que pudiera ir caminando significaba un ahorro en todo sentido.

mi amá

Los uniformes de los colegios privados se habían convertido en un signo de distinción, así que en 1971 el gobierno militar de Velasco implantó un uniforme único para todos los colegios de todas las regiones del Perú. Un uniforme color plomo rata, feo e incómodo, pero con una tela y un color que no se desgastaban con el uso y los lavados. No había manera de librarse de él.

imagen vía Arkivperu.com
imagen vía Arkivperu.com

Su uso era obligatorio a partir de los 3 años y ya que la Abuela cosió el de mi tía, la menor, que iba a su último año de secundaria, le hizo gracia hacerme uno con los restos, así que fui la única llevando uniforme único en guardería. 

Aún lo guardo xD
Aún lo guardo xD

Cuando yo era pequeña, mi mamá trabajaba en el Ministerio de Educación, que contaba con una guardería para los hijos de sus empleadas. Esta aparente conciliación moderna no era tal, pues no estábamos en el mismo edificio; llegando al ministerio nos metían a todos los niños en un bus y nos llevaban a las afueras de la ciudad. Cada día del señor. ¿Ya les dije que yo también vomitaba? Cada día del señor.

De esta época destacan dos anécdotas que dicen mucho de nosotras, la primera está relacionada con el sufrimiento maternal:

y así cada día de los que fui a la guarde
y así TODOS los días que fui a la guarde

Cabe mencionar que mi mamá aún guarda un cuaderno con el que mantenía un intercambio epistolar con mi cuidadora. Empieza con lo que comí, si dormí y si cagué, pero luego la relación progresa y se envían testamentos describiendo cada cosa que hago ¡dentro y fuera de la escuela! así como las dudas y angustias de mi progenitora, cuando vaya a Lima lo rescataré, que podría montar un blog maternal solo con esa libreta.

La segunda tiene que ver conmigo y fue tal que así:

guarde-1
no es por falta de ilusión…
guarde-2
pero soy así con cada cosa, siempre xD

 

Me imagino que a más de uno le ha pasado, ¿o no? Al final mi mamá no soportó su sufrimiento y mis vómitos diarios, así que dejé de ir a la guarde sin decir adiós a mi cuidadora y volvimos al ritmo que había mantenido desde que se había reincorporado al trabajo cuando yo apenas tenía un par de meses: pasar lunes, miércoles y viernes en casa de una abuela y martes, jueves y sábado en casa de la otra. Ya volvería al cole cuando fuera obligatorio.

tsuzuku

En el próximo capítulo: los 3 años que pasé en el nido y el primer corazón que rompí. 

55 comentarios

loqueven 17 septiembre, 2014 at 12:07 pm

Es que soltar a los niños en la guarde tan peques es un dolor de corazón. Yo tuve que dejar al mío con 4 meses y aun me da penita. Lo del cuaderno/agenda en la mía tambien lo hacemos y tambien pienso guardarlo toda la vida, Viene desde las cacas que hace, como las hace, lo que duerme o no duerme y un laaargo etcetera con las hazañas del niño.
(Hubiese estado bien que el uniforme fuera morado, eh?)
Un beso.

Responder
remorada 18 septiembre, 2014 at 10:31 pm

los uniformes deberían ser jeans y camisetas, todos iríamos cómodos y felices! >.<

Responder
Lauraenparis 17 septiembre, 2014 at 12:18 pm

Mira, asi me veo yo en este momento solo que la Pelirouge llora y llora y tengo una penita…

El uniforme de tu mamá se parece mucho al que llevan en el colegio francés de Bilbao, tan monas con su gorrito !

Responder
remorada 18 septiembre, 2014 at 10:32 pm

Ay, pobre! :(

Pues el colegio al que iba mi mamá era de monjas pamplonicas, al lao como quien dice x)

Responder
mamaenbulgaria 17 septiembre, 2014 at 12:33 pm

Qué mona la Fran pequeñita!
Yo llevé uniforme 11 años y lo odiaba, aunque me ahorró muchos dramas tipo “quemepongo” todo ese tiempo.
Qué bien que pudieras estar con tus abuelas un tiempo, para niños muy pequeños me parece la mejor opción (aunque no siempre es posible).

Responder
remorada 18 septiembre, 2014 at 10:34 pm

El uniforme en sí es una idea genial, pero mal ejecutada! ¬¬u Ahorra dramas y elimina las distinciones “de clase” que se daban en Lima (y se vuelven a dar ahora que hay libertad)

El tiempo con mis abuelos fue lo mejor de la vida! >_<

Responder
Irene MoRe 17 septiembre, 2014 at 1:35 pm

Mi madre también llevaba gorro en su uniforme. Y a mí me encantaría llevarlo, el uniforme y el gorro, las dos cosas.

Responder
remorada 18 septiembre, 2014 at 10:34 pm

Queda monísimo! >////<

Responder
Marta 17 septiembre, 2014 at 1:41 pm

Qué bueno ese uniforme. Eso de que no se desgasta con los lavados deberían importarlo al resto de la ropa. Lo de vomitar, ufff, que fastidio.
Yo iba al cole, que estaba a las afueras, hasta que lo trasladaron y lo pusieron más cerca de casa, en autobús. El mío era el C. Y si los que iban a recogerte (entiendase los padres) no llegaban a tiempo a la parada… Te hacías todo el trayecto hasta el final, que te ibas a casa de la profesora que seguía esa ruta. Y recuerdo una vez… Un acojone… Había sido mi profesora de 3º de primaria, tenía dos hijos. El chaval un par de años más mayor que yo, era un encanto, super simpático. Y la chica, de un curso superior, era temible.

Responder
remorada 18 septiembre, 2014 at 10:36 pm

Los uniformes eran inmortales, los íbamos heredando de hermana a hermana y te juro que el que tengo hecho por mi abuela está impecable más de 35 años después!

Ir a la casa de una profe debe haber sido el horror!!! T_T

Responder
sradiaz 17 septiembre, 2014 at 3:14 pm

Mi madre cuenta que el primer día fui feliz al cole… Y que el segundo lloré porque no quería volver.

Responder
remorada 18 septiembre, 2014 at 10:37 pm

Somos unas incomprendidas! >_<

Responder
mamagnomo 17 septiembre, 2014 at 3:17 pm

Mi madre también tuvo uniforme único y yo mientras estuve en el kinder también. Volví a CR y reconocí mi uniforme de kinder!!!!! Y ni tengo fotos con la vestimenta es que me acordé sin más. Mi tia Ila me lo confirmó ♥ yo iba feliz al kinder y al cole y mi madre se reincorporó al mes de tenerme!!!!!! Ay… qué horror.

Responder
remorada 18 septiembre, 2014 at 10:40 pm

En mis épocas tenían 3 meses en total, que podías tomarlos desde un mes antes de parir o aguantar hasta el final – cosa que nadie hacía. En realidad es muy poquito tiempo para dejar a un niño, pero yo me quedé con mis abuelos hasta los dos años que fue que fui a la guarde. En Lima el Kinder es entre 3 y 5 años, también se le llama Nido ^^

Responder
Merak Luna 17 septiembre, 2014 at 4:54 pm

OH!!! El color del uniforme es indescriptible!!! Me hace gracia lo de la comunicación entre madre-profe porque por un momento pensé que ibas a decir que, cuando ya cogieron confianza, se contaban sus problemas y todo. Traetelo y haz una sección por capítulos!

Responder
remorada 18 septiembre, 2014 at 10:41 pm

Plomo rata! Si al menos hubiera sido el color topo que tan de moda está!!! xD

Pues lo que te imaginas, casi casi, no eran informes, eran cartas con sentimiento!

Responder
desmadreando 17 septiembre, 2014 at 4:59 pm

A ver ¿sears? ¿hágalo usted misma? ahora resulta que el DIY ¡es vintage! jajajaja en cuanto a la historia de tu pobre madre ¿fue antes o después de que te operaran? ¡vamos como para no preguntar si has cagado hija mía? ¡Espero con ansias historias o es más fotocopia de esa libreta maternal para saber si cagabas color morado! ¡Buen viaje a casa! Un besote desmadroso

Responder
remorada 18 septiembre, 2014 at 10:42 pm

Después! Me operaron a los 4m y a los 7m y a la guarde fui con 2 años… ya comía y cagaba con regularidad, lo del color te lo confirmaré en un par de semanas xD

;***!!!

Responder
mOOntsEsteban 25 septiembre, 2014 at 10:45 am

¡haha! Cagar color morado XD
¡Ahora yo tb espero la libreta! :P

Responder
amordebatmami 17 septiembre, 2014 at 6:44 pm

uf! lo que sufren las madres! y tú con tus vomitonas! madre mía!
uno de los primeros recuerdos de infancia los tengo en la guarde… mi madre no me llevó más que 2 veces porque tenía que ir al médico o no sé. El caso es que estaba al lado de mi casa y no sentía ninguna curiosidad por entrar en aquel lugar…
Una de las veces un niño me mordió en la mano y aún recuerdo aquello (sé que no lo soñé) y después una vomitona tremenda que tuve de los mismos nervios producidos por la angustia de separarme de mi madre. Ella ya sabía que yo era una lapa, así me crió… y así seguiría de no ser por Leo… que me convirtió en madre y me hizo crecer de golpe! jajajaaa! besotes guapetona!
pd. pues a mi me gustan esos uniformes oye! jajajaja!

Responder
remorada 18 septiembre, 2014 at 10:44 pm

Ay, pobre!!! angustiada y mordida… no me extraña que hayas cogido tus cosas y hayas fugado a los 2 años!!! :***

Responder
amordebatmami 18 septiembre, 2014 at 10:53 pm

jajajjaja! ahora te encaja todo no? jajajaja

Responder
dibujosdenube 17 septiembre, 2014 at 8:06 pm

Jooo… Akane se queda siempre siempre llorando y nunca quiere ir. Pero el caso es que cuando lleva 5 minutos dentro está feliz y jugando. Nos cuesta -a ambas- la separación. Luego asumimos que es así y seguimos con la vida… jajaja…

Me ha gustado un montón tu uniforme… ¡es tan manga!!! Juas!! Y tu mami un amor, como la mayoría. Ainnsss… yo nunca tuve uniforme, con lo que me gustan… juas!!

♡_♡

Besotes!!

Responder
remorada 18 septiembre, 2014 at 10:48 pm

Ya ves que mi problema no es irme, es volver! xD

La idea original para el uniforme era un jumper azul, eso me habría encantado!!! pero no, lo cambiaron y eligieron este ¬¬u

Responder
gatito jerome: boda y diseño 18 septiembre, 2014 at 1:50 am

Jajaja, mi madre también lloraba cuando me dejaba en el jardín (tenía 4 años), al final tampoco aguantó y me sacó. Y ya al siguiente año cuando hice jardinera ella ya había realizado el proceso mental necesario para dejarme ahí :)

Responder
remorada 18 septiembre, 2014 at 10:50 pm

Jajaja!!! Necesitaban madurar la idea!!! x)

Responder
pequeboom 18 septiembre, 2014 at 8:11 am

Lo del gorro es un detalle de lo más chic tengo que decir, qué estilazo!!!

Responder
remorada 18 septiembre, 2014 at 10:51 pm

Y había días en que iba con guantes!!! :D

Responder
Mo 18 septiembre, 2014 at 9:13 am

Pero que guapa tu mami!!!! Y de haber podido yo hubiese hecho lo mismo que ella, lo mal que se pasa cuando te despides del churumbel!! XD
Muas!

Responder
remorada 18 septiembre, 2014 at 11:01 pm

Sí, muy guapa ^^ y más aún estando con expresión tranquila y serena dejándome con la abuela que con la extraña de la correspondencia epistolar! xD

:***

Responder
Yo y mis mini yos 18 septiembre, 2014 at 11:14 am

jajaja!! eres la monda! Yo me identifico con tu querida mamá!!!! :-) Ahora mi mini-mayor tambien lleva uniforme pero no es tan de “para que dure toda la vida” y ademas esta re-que-te-guapisima con el!! jajaja!!

Responder
remorada 18 septiembre, 2014 at 11:04 pm

He visto el uniforme de la mini y está guapísima, pero es que el azul sienta mejor que el plomo rata, te lo aseguro! x)

Responder
Mi Álter Ego 18 septiembre, 2014 at 10:36 am

Jajajaja. Me encanta cómo lo cuentas… Yo no fui a Guardería. Entre a preescolar directamente pero recuerdo que en el cole también llevaba un uniforme azul marino horroroso… A día de hoy odio el azul marino, como la mayoría de mis amigas del cole. Jajajaja. Besotes!!!

Responder
remorada 18 septiembre, 2014 at 11:02 pm

Jajaja!!! Mira que es bonito el azul marino! En plan marinerita y no en plan soy una rata de cloaca con falda ¬¬ xD

Responder
@lauritapurple 18 septiembre, 2014 at 12:44 pm

Qué modernidades! cuando yo era pequeña eso del cuaderno de intercambio de información no se estilaba para nada. Yo llevaba esas batas de rayas verdes y blancas tan típicas para no mancharme.
Creo que eso hoy en día tampoco se estila…jajaja!

Un beso!

Responder
remorada 18 septiembre, 2014 at 11:06 pm

Nunca he visto una bata así!!! Yo en preescolar usaba un mandil gris (como no) y mi hermana uno de cuadritos chiquitines azules y blancos, pero rayas… seguro que no estabas en la cárcel de menores? :P xD

Responder
lauritapurple 18 septiembre, 2014 at 12:52 pm

He comentado antes y no sé si ha llegado o está por moderar o qué… estoy alelá!

Decía que yo creía que eso de la libreta de comunicación entre la guardería y la familia era moderno, porque en mis tiempos no había nada de eso. Y yo también llevé una bata de rayas verdes y blancas para no mancharnos, pero uniforme no.
Cuando fuimos más mayores nos quitaron la bata y para hacer gimnasia teníamos que ir todos con el mismo chandal, que si lo tuviera ahora, sería súper hipster!! jaja!

Un beso

Responder
remorada 18 septiembre, 2014 at 11:08 pm

Lo de la libreta creo que era para informar de temas puntuales, pero en mi casa se convirtió en otra cosa, la tengo que recuperar! :D

Responder
Bombones 18 septiembre, 2014 at 12:24 pm

Esa libreta es un tesoro! Genial que aun la conserves. Cuando yo iba a buscar a la mayor a la guardería, salía a saludarme y se volvía a meter en clase a seguir con lo que estuviese. No lloro por ello… ¡pero descoloca muchísimo! :-)

Responder
remorada 18 septiembre, 2014 at 11:05 pm

No la tengo yo, se la ha quedado su dueña! xD

Si es que al final la adaptación es para todos los miembros de la familia! x)

Responder
ScarlataySrDGatoII (@ScarlataSrDGato) 18 septiembre, 2014 at 6:01 pm

como mola lo del primer corazón que rompiste!!! no me lo pienso perder!!!

Responder
remorada 18 septiembre, 2014 at 11:09 pm

Era una petite femme fatale! xD

Responder
madrexilio 19 septiembre, 2014 at 6:06 am

Rescate el cuaderno señora Remolacha, queremos más historias :)

Responder
remorada 30 septiembre, 2014 at 8:03 am

ya he puesto a mi mamá a buscarlo! :D

Responder
Arándana Mayor 19 septiembre, 2014 at 1:26 pm

Yo nunca tuve uniforme y pensaba que era una cosa horripilante. Pero ahora a esta edad he comenzado a apreciarlos, ¿será la vejez?
Pobrecita, tuviste que volver al cole al día siguiente (y al otro, y al otro…)

Responder
remorada 30 septiembre, 2014 at 8:04 am

es que los uniformes son útiles para muchas cosas, el problema es que no los hacen bonitos ni cómodos, que ya sería lo más!

y tuve que volver como 14 años más, cada día, un horror! T_T

Responder
Elena Velvet Cat 19 septiembre, 2014 at 1:32 pm

Pues el uniforme no me parece feo… ¡ahora hay en algunos colegios que parecen avispas!

Responder
remorada 30 septiembre, 2014 at 8:04 am

es verdad, he visto algunas niñas avispa en la calle, qué gracia!!! XDDDD

Responder
Azul Celeste 21 septiembre, 2014 at 11:29 pm

Genial como siempre!!! Tienes tantas aventuras por contar!!! y ese letrerito de continuará me recuerda tanto a Heidi, Remi y Candy
¡Awww!

Responder
remorada 30 septiembre, 2014 at 8:07 am

el “tsuzuku” era mi truco subliminal para transportar en el tiempo a los lectores, veo que lo he conseguido contigo y me siento realizada! XD :***

Responder
Azul Celeste 20 febrero, 2015 at 1:21 am

¿Qué pasó con la libreta de las angustias de tu mamá?

Responder
remorada 27 febrero, 2015 at 11:22 am

no la encontré! :(

Responder
Azul Celeste 27 febrero, 2015 at 4:48 pm

¡ZAZ! Ya esperaba la pestaña con anécdotas de madre angustiada, como cualquier otra :(

Esther 2 octubre, 2014 at 1:11 pm

Ja ja ja, debías ser de armas tomar, qué ganas tenía de leer tus experiencias escolares, las acabo de empezar y ya quiero más, jaja. Aproveché que hoy salí antes del cole, precisamente.

Responder
remorada 4 octubre, 2014 at 8:22 pm

Soy bastante pacífica, aunque eso es peor, acabo haciendo lo que me da la gana sin avisar, ups! ^^U

Responder

Es tu turno de comentar ^_^

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Son galletitas sin gluten. Si continuas navegando las consideraremos aceptadas. Cookies! Leer más