Experiencias escolares: el colegio fantasma

Empecé la primaria en un colegio que ya no existe, que nadie recuerda y que no he podido encontrar en Internet. Es tan fantasmal que mi madre no sabe responder cómo llegamos a él, solo recordamos que al acabar mi primer y único año allí el colegio cerró y tuvimos que buscar otro.

Era un colegio alternativo que cumplía lo que buscaban mis padres: era mixto, no daban religión y nos permitían explorar nuestros talentos bajo el lema “Educación por la libertad”. Hasta donde llegan mis recuerdos puedo decir que era una casa enorme y que en él toqué la fama, caí en desgracia y conocí a mi primera mejor amiga, de esas con las que formas un pack indisoluble, como manda el código de las niñas. Fuimos inseparables incluso cuando las dos moríamos por la atención del mismo chico que se sentaba en nuestra mesa, el más divertido de toda la clase y en cuya boda nos encontramos hace unos meses.

Recuerdo especialmente la clase de música, en la que formábamos un círculo y marcábamos los ritmos diciendo TAAA-TAAA-TI-TI-TA. Y tocábamos la flauta dulce, por lo que se me hace extraño que en la única foto que he encontrado de la época sea una actuación donde aparezco tocando la guitarra. ¿Cuándo aprendí a tocar la guitarra? ¿Qué estaba tocando? Es otro de los misterios de ese colegio, aunque más misterioso aún resultó ser el que fue el profesor de música se casó luego con la madre de uno de nuestros compañeros y dejó la docencia para convertirse en reportero gráfico de la sección cultural del que era el periódico más importante de Lima, pero esa es otra historia, supongo.

guitarrista

que alguien me lo explique xD

Como ha ya había explicado aquí, había aprendido a leer 3 años atrás, así que me aburría mientras mis compañeros practicaban sus primeras sílabas. Lo que guardaba en secreto era que no sabía escribir, pero supe ocultarlo para librarme de las tareas de palotes y los cuadernos Palmer, por eso hasta hoy cojo mal el lápiz y tengo una letra muy fea. ¡Gracias, Internet, por dejarme mostrarme al mundo en Museo Slab + Museo Sans!

Y como me aburría tanto me dediqué a acabar con la infancia del resto, explicando en voz alta cómo nacían los niños o diciendo que Papa Noel no existía, que eran los padres, así que los profesores me empezaron a buscar actividades complementarias. En una de ellas, mi mejor amiga y yo fuimos elegidas para participar en la revista escolar. Hoy mi amiga, convertida en una reconocida escritora, dice que fui su primera editora, le va mucho la lírica. Lo que sí es verdad es que cuando nos reencontramos luego de más de 20 años sin vernos y leí un libro suyo, vi que también me recordaba como su mejor amiga, y eso me hizo feliz.

Fragmento de Nueve Lu

Fragmento de Nueve Lunas de Gabriela Wiener (2010), la amiga piscinera soy yo.

Propuse delante de los representantes de todas las clases, todos mayores que yo, un nombre para el periódico, pero no fue elegido por un voto y me puse a llorar. Debí dar mucha pena y alguien cambió su voto, así que mi propuesta ganó, con lo que me gané un enemigo acérrimo que iba a Cuarto e imitaba mi llanto burlonamente cada vez que me veía. Pero no lloré por picona (que lo soy, un rato largo) sino porque el nombre de mi propuesta estaba mal escrito (¡ya dije que no sabía escribir!) y habían leído una palabra de manera equivocada, así que el nombre final no fue realmente el que yo había propuesto, pero no era plan volver a llorar por eso. Así me hice famosa, era la niña de Primero que le puso nombre a la revista escolar.

Entonces ocurrió algo terrible, culpa de mi madre que está muy loca. Resulta que siempre veíamos unas mariposas negras con puntitos rojos en las ventanas de mi casa y mi mamá nos decía que eran sus amigas y que nos traían mensajes que solo ella podía interpretar. Y yo le creía. Un día vi una mariposa de estas en el jardín del cole y le dije a mis compañeros que era amiga de mi mamá y había venido a visitarme. Todos se burlaron de mí, mucho, y me retaron a decir qué decía la mariposa. En medio de mi vergüenza quise impactarlos, así que solté “Dice que alguien morirá”, sabiendo que no mentía, eventualmente todos moriríamos, no tenía que ser en ese instante. Risas de todos, niña loca. Al día siguiente, a la hora del recreo, vimos pasar un ataúd, se había muerto un viejito de una casa vecina. Nunca más se burlaron de mí, ni siquiera el niño de Cuarto.

Tampoco es que se me acercaran mucho desde entonces, pero por suerte tenía una mejor amiga.

con-gaby

¡Y a la Rainbow Brite!

 

tsuzuku

 En el próximo capítulo: “el inglés es un idioma imperialista, así que ahora irás a un colegio ruso” – mi padre dixit.

Tags del post : ,

49 Comentarios en este post

  1. tini dice:

    estabas enamorada de Benito en primero de primaria!?!?! WOOOOO! <3 <3 esto se pone bueno, quiero saber mas :D

  2. Marialu dice:

    Eres una caja de sorpresas!

  3. Creo que deberías cambiar el nombre del blog por “La Historia Interminable” y así podrías decir al final de cada post “pero esto es otra historia y debe ser contada en otra ocasión” ;)
    ¡Con la historia de tu vida tienes anécdotas como para llenar varios libros!

    • remorada dice:

      jajaja, aquí repito mucho lo de “pero esa es otra historia” porque sino me distraigo, en persona me pasa mucho y me quedo con las historias sin acabar porque me voy por las ramas xD

      y no sé si varios libros, con un blog me basta ;)

  4. Gabi-nete dice:

    Quiero hacer una película de tu etapa escolar en los cuchucientos colegios! p.s. Cuál era el nombre de la revista?

  5. Marta dice:

    Me encantan estos posts de tu infancia colegial. Da un poco de miedo haber estado en un colegio que no existe, o del que no aparecen notas de que existió. Sobre tus anécdotas, chachis, tanto lo de aparecer en un libro, (guauuuuu), como lo de las mariposas. Lo del llanto, lo dejamos para otro día.

    • remorada dice:

      bueno, no es la primera vez que salgo en un libro, jiji, en otro sale una foto mía de pequeña con mis hermanas y mi abuelo paterno :D

      Pero lo del colegio que no existe es el misterio más misterioso, si no fuera porque conozco a otros que también fueron allí creería que me lo inventé! xD

  6. madrexilio dice:

    Lo de tener amigos escritores famosos mola y mucho (ya ves, otra cosa más que tenemos en común). Lo de contarle a los críos que le Santa es puro cuento, pues creo es verdad que es un tanto cruel, pero es humano y si no hubieras sido tú hubiera sido otr@. Un beso desde Budapest, mi querida Remolacha.

  7. Azul Celeste dice:

    ¡Ay jajajajaja! Aquí son las 6:55 am y yo estoy a carcajadas temiendo despertar a MiNene, ¡Pero que par de historias tan divertidas tienes!
    Te decía que yo también me aburría mucho en el kinder, pero ya en primaria y el resto de la escuela me entretuve bastante, todo era tan sencillo… hasta que llegué a la universidad :/
    Vamos pues, que me has alegrado enormemente la mañana con tus relatos fantasmales.
    -no porque no esté en Internet significa que no existió…¿o sí?

  8. Irene MoRe dice:

    Oye, pues creo que lo de aparecer en un libro es mucho más interesante aún que haberlo escrito. ¡¡¡Y sólo estamos en el primer curso de primaria!!!
    Desde luego, mi vida es muy anodina al lado de la tuya.
    Deseando leer la siguiente parte.

    • remorada dice:

      Me nombra de pasada, yo sé que soy yo porque sé que soy yo, pero hay otras personas en su libro que he identificado perfectamente aunque lleven nombres falsos, lo curioso es que son personas que yo conocía de otro ámbito y no sabía que ella las conocía! :D

      Ahora vivo una vida sin sobresaltos, de la que me permite responder con monosílabos x)

  9. Y entonces llegó el caos dice:

    Madremía, cada día me gustas más! ;-)

  10. @lauritapurple dice:

    jajajaja! ay me parto con lo de las mariposas XD!!!!!

  11. sradiaz dice:

    ¿Y no has escrito tú un libro?
    Con todas las cosas que has vivido, terminarán por ofrecértelo, lo sé.

  12. Que Papa Noel no existe!? Quién osa a decir eso a los niños!? Jajajajajajaja me parto :P

    Un besote!

  13. Bombones dice:

    Jolín, mi primer cole tampoco existe, y sólo pasé por allí un año. Era de infantil, pero me ha recordado mucho a como empecé yo en esto de la escolaridad.
    Lo de las mariposas pone los pelos de punta a cualquiera. Y repecto a lo de Papá Noel… no te voy a decir lo que pienso. Ejem.
    Sigue, sigue, que nos tienes a todos pendientes ;-)

    • remorada dice:

      Y no se te hace raro, como si te lo hubieras inventado? la modernidad nos obliga a tener pruebas de todo y yo apenas tengo una foto miserable y encima tocando un instrumento que no sabía que tocaba!!! O_o

  14. desmadreando dice:

    Las conexiones ocultas me alucinan!!! El libro de 9 lunas lo tengo en mi mesilla hace 9 lunas…. ¡cuando vi el título en el caption del texto casi me da un patatus! Con lo de la mariposa ¡que cabrona! yo digamos que te hubiese temido forever….y mira ya tienes a remorada de Rainbow :P un besote desmadroso y amo tus historias pero eso ya lo sabes

    • remorada dice:

      El misterio se resolvió, jajaja xD

      Y no me vengas con cabrona, que al menos yo no voy diciendo que vi la luz! :P y mi Shy Violet es la más linda de toda la serie y alrededores!!! 32 años queriéndola y un día tocó a mi puerta… AAAAAAY *____*

  15. Lo de tus dotes adivinatorias me ha dado miedito aunque yo también era muy de quedarme con el personal. Si es que era fácil… Jajajaja.
    De los colegios a los que yo he ido, todos siguen existiendo, vaya rollo. Un besote!!!

  16. Rocío dice:

    Si es que, los grandes momentos que hemos pasado en el colegio ya no volverán; también suerte de que algunos de los peores también se quedaran allí. ¡Qué divertida te quedó la historia!

  17. ¡Ostras! No recordaba estos dibujos con lo chulos que son ¡hahaha!
    Un año bien intenso pero lo mejor es encontrar mejores amigas para toda la vida <3

  18. Mo dice:

    Osti nena, lo de las mariposas es brutal! (que se te ocurriese esa salida al berenjenal y que además cascase el vecino… O_o). A mi también me ocurrió algo similar en el cole…
    Y flipo con que tu amiga sea Gabriela Wiener, he leído alguna cosa suya!! :)
    Muas!

    • remorada dice:

      Casualidades! Cuéntame tu historia, me gusta saber que no era la única niña rara suelta por el mundo! jiji

      Ohhh, qué ilu que la conozcas, a mí me gusta mucho leerla, aunque a veces sea tan descarnada, todo sea dicho!

  19. dibujosdenube dice:

    Estas entradas son geniales!!! Maaaaassss!!!!
    Maaaaasssss!!!

    (Y yo puedo decir que conozco a la amiga da la piscina que sale en el libro de Gabriela… jis! Y voy a buscarlo porque no lo conozco!)

    :^)

  20. Rody dice:

    Hola. ¿ Estás por Lima?…creo haberlo leído en uno de tus post que cruzarías el charco, si es así disfruta y vuelve renovada; tráete más fotos y recopila nuevas historias. Lo del idioma anti- imperialismo, es lo más…pero ¿te encontraron un colegio “ruso”? Menudo miedo lo de tu predicción, pobres compañer@s. Si puedes, di cómo se llama tu amiga escritora para conocer su obra.
    Un saludo.
    RODY ( mi nombre es ruso… y también tiene su parte “revolucionaria” y feminista)

    • remorada dice:

      No estoy allí aún, viajo en 10 días por culpa de la huelga de pilotos de Air France!

      Mi amiga escritora se llama Gabriela Wiener, tiene una columna semanal en “La República” de Lima, pero vive en Madrid y también ha publicado en medios de aquí, como El País o Marie Claire.

      Cuando hablan de los nombres “modernos” no sé cómo no recuerdan a los de nuestra generación, también hay muchos originales y con mucho significado! ^^

  21. mirandabe dice:

    Tengo que hacer una confesión… mi primer castigo “oficial” fue a la adulta edad de 4 años por encontrarme la monja del colegio haciendo “cuadraditos” en lugar de “palotes” que siempre me resultaron aburridísimos… fracaso escolar a los 4… como me identifico con este post xDDD

    esta educación tuya da para un libro mi querida amiga ;)

  22. qué tétrico eso de decir que alguien se va a morir y qeu al dia siguiente aparezca un coche fúnebre….

    AHORA ME DAS MIEDO!!

  23. Esther dice:

    Juas, me parto con tus historias, tenías que ser tremenda, me alegra mucho no haber coincidido contigo en las aulas, ahora que soy la profe, claro, porque de compis habría sido la leche, jajaja. Me encanta lo de que le contaras a los niños cómo venimos al mundo o que Papá Nöel no existe, aún me estoy riendo.

Es tu turno de comentar ^_^

A %d blogueros les gusta esto: