El drama de la billetera robada

Historias Nuestro entorno

Los primeros días de marzo hice una escapada express a Madrid. Por desgracia, además de los encuentros bonitos y las celebraciones, hubo un momento de tensión cuando abrí mi mochila y no estaba mi billetera.

Analepsis

La analepsis o escena retrospectiva es una técnica, utilizada tanto en el cine y la televisión como en la literatura, que altera la secuencia cronológica de la historia, conectando momentos distintos y trasladando la acción al pasado. (Wikipedia)

O sea, el flashback de toda la vida, pero haciéndome la interesante.

Domingo 4 de marzo, el día empezó muy bien en casa de Begobolas. Y tan bien, para mí empezó a eso de las 10:00 porque todos son ninjas y no hicieron ruido. Ya podría aprender el Sr. Torres.


Después de desayunar, con toda la calma del mundo, fuimos a DIBUMAD. Me encontré con Jen Del Pozo, a quien no veía hace años y ¡por fin! me pude traer un par de cositas suyas a casa. Aunque sigo esperando que acabe con este, que me tiene enamorada:

Fuimos a un VIPS, que Madrid sin VIPS es como no haber ido a Madrid. Después fuimos a la tienda LEGO de Parque Sur, porque en Madrid no solo tienen VIPS, también tienen tiendas LEGO. Grrr. Y volvimos a casa.

El momento tenso

Bego y yo salimos a caminar, con toda la calma del mundo. Paramos a tomar alguna foto y buscamos un lugar donde tomar algo. Encontramos una tetería a la que habíamos ido un par de años antes y las dos pedimos lo mismo.

Como ellos me habían invitado al VIPS, le dije que yo invitaba la merienda. Me dio un sofocón cuando no encontré la billetera, pero más porque no quería que pareciera que me estaba escaqueando de la invitación.

Pagó ella y nos sentamos en una mesa, allí tuvimos un segundo momento tenso. Bego era de la idea de dejarlo todo y volver sobre nuestros pasos. Yo decía que ya que me había quedado sin billetera no quería quedarme sin mi té y la pastita, que tenían muy buena pinta. Además, relajada pienso mejor.

Las elucubraciones

No habíamos pasado por lugares abarrotados, tampoco habíamos sentido ruidos ni habíamos visto nada sospechoso, pero tampoco es que seamos las personas más atentas del planeta, eso es así.

A las dos nos vino a la cabeza que en un semáforo había una viejita que hablaba sola. Nos miró con recelo, como si le fuéramos a hacer algo. Ahora pienso que tal vez miraba a algún maleante que teníamos detrás. O era la cómplice para distraernos, que tampoco hay que pensar que por ser viejita iba a ser buena gente.

Luego recordé que cuando paramos en Atocha a tomar una foto había visto mi mochila un poco abierta y me había parecido extraño.

Esta es la foto en cuestión, no lo sabía aún, pero ya no tenía la billetera.

La comisaría / la llamada / la billetera

Anulé la tarjeta del banco y llamé a la tienda LEGO, que fue el último lugar donde recordaba haber visto mi billetera. No la tenían, pero el chico que me atendió me dio muchos ánimos.

Decidimos ir a la policía, la comisaría más cercana que atendía un domingo a esas horas estaba en Vallecas. Allí intentaron disuadirnos de poner una denuncia porque dijeron que los documentos solían aparecer y retirar la denuncia era un trámite pesado. La hice igualmente porque tenía que viajar al día siguiente por la mañana y no quería tener problemas.

El lunes temprano seguía siendo dependiente económicamente de Bego, a un paso de que pudiera desgravarme en la declaración de la renta. Me llevó a comer un chocolate con porras (churros tengo en la esquina de mi casa, pero porras no) y pensé que es curioso que nada me quite el hambre ni el sueño. Nada.

Faltando una hora para salir a Barcelona recibí una llamada. Era la policía de Atocha, justo donde tenía que tomar el tren. Allí tenían todos mis documentos, ¡no lo podíamos creer! Efectivamente, estaban mis documentos, pero ni una triste monedita roja.

Bego insistió en darme dinero para el camino, suficiente para pagar una noche de hotel y alimentarme si me quedaba varada en algún punto intermedio entre Madrid y Barcelona. Ya ha comprobado que el Principio de la Improbabilidad rige mis días.

Todo mal en Barcelona

El Sr. Torres ya me había sacado una cita para pedir un DNI, así que iba tranquila.

Para volver a usar el DNI denunciado debía retirar la denuncia y no podía retirar la denuncia porque en Barcelona no hay comisarías de Policía Nacional. Aquí quien tiene competencias de seguridad ciudadana son los Mossos d’Esquadra.

La oficina más cercana a mi casa estaba en obras, así que tuve que buscar otra, pero fue inútil. ¡Como no había hecho una denuncia ante los mossos no tenía nada que retirar allí! Así que, aunque tenía el DNI en la mano, tenía que sacar otro.

No hay mal que por bien no venga – pensé – así podía cambiar mi foto horrible por otra. La foto que me tomaron era más horrible, pero ya no tenía tiempo.

Corrí a la policía (donde lo único que hacen es expedir DNIs y pasaportes) y resultó que no hacía falta, ya que lo que tenía que sacar era un duplicado, con la misma foto y fecha de caducidad de aquel robado y devuelto que tenía en la mano. Ah, y pagar, claro.

Los procesos ineficientes me superan.

***

P.D. El bolso de la imagen de portada sale en este post, lo puedes ver mejor en la web de Marialu.

P.D.2. El Sr. Torres apunta que pocos días después encontramos una billetera (sin dinero) tirada en las escaleras del metro. Eran de una turista rusa y como buenas personas la entregamos a la taquilla. ¡Ojalá haya llegado a sus manos!

30 comentarios

Esther 9 abril, 2018 at 12:51 pm

Qué fastidio, a mí en un periodo no muy largo de tiempo me robaron la billetera 3 veces, dos en Sevilla y una en Lisboa,y es un fastidio todo, yo también traté de llevar una foto mejor, pero tampoco me sirvió de nada. Quédate con todo lo bueno de tu viaje a Madrid. Un beso.

Responder
remorada 9 abril, 2018 at 1:45 pm

tres veces seguidas, me da algo! Nunca había tenido que hacer estos trámites y son un engorro! ><

Responder
Bego 9 abril, 2018 at 2:09 pm

Desgravarte de mi renta jajajajaaaaa qué exagerada.
La viejita, ella lo vio todo, y nosotras pensando que estaba chiflada ? Qué lío esto de la denuncia al final, muy absurdo todo. En fin…

Responder
remorada 9 abril, 2018 at 2:30 pm

jajaja, no exagero con las cosas que me pasan, ya lo has visto! xD

qué rico era el té, iba a recomendarlo, pero no me acordaba su nombre… y las pastitaaaas… y las porras… como decía mi abuela paterna: ¡te visto, pero no te alimento! xD

Responder
Helena Angela Reyero 9 abril, 2018 at 2:30 pm

ayyy mujer! las fotos, al digitalizarlas, puedes pedir que te usen la de la vez anterior! y creas o no, estás viviendo en un pais en el que el suelto si suele desaparecer, pero las carteras, si no las reclama nadie en un rato, se dejan en: el establecimiento más cercano, y éste avisa o a la policía, o registra un poco para averiguar para poder devolvértela O correos tiene un servicio que si dentro de uno de sus buzones encuentran una cartera, avisan a la policía/ te la mandan de vuelta gratuitamente a casa. Lo del buzón nunca nos ha ocurrido, pero cualquiera de las anteriores si. Hasta el banco nos ha llamado XDD(se os ha perdido una cartera en bilbao. mañana venid a recogerla a la ofi de al lado de casa…) Si yo te contara…

a veces viene más a cuenta esperar un día ( habiendo dado de baja las tarjetas) que hacer una denuncia.

Responder
remorada 9 abril, 2018 at 2:36 pm

Es lo que dijo el policía de Madrid, pero yo tenía que viajar al día siguiente y no tenía cómo identificarme! u.u

En todo caso, espero no tener que volver a pasar por esto! Para empezar voy a poner mi teléfono en la billetera, que esta no lo tenía >.<

Responder
Helena Angela Reyero 9 abril, 2018 at 3:57 pm

pon el tuyo y una tarjeta con el lugar/persona con la que contactar por si también te ha desaparecido el móvil :S

Responder
remorada 19 abril, 2018 at 5:46 pm

bien pensado -_-

Responder
Mi Álter Ego 9 abril, 2018 at 4:53 pm

Eso te pasa por ir al VIPS sin mí… Jajajaja. Me alegro de que hayas recuperado los documentos, no obstante. Es lo peor de cuando te roban. Besitos y ve con ojo por esas calles de Dios!!

Responder
remorada 10 abril, 2018 at 10:19 am

o eso me pasa por comer en el orden establecido! pedí una hamburguesa Y LUEGO el vasito de brownie u_u

recuperé los documentos, pero no me sirvió de mucho! bueno, al menos solo tuve que reemplazar el DNI, el resto de cosas no, así que carnet de biblioteca y mis tarjetas de cliente frecuente de ciertas tiendas quedaron a buen recaudo xD

Responder
sradiaz 9 abril, 2018 at 7:05 pm

¡Madre mía! ¡Qué traumada me dejas! Yo siempre he sido muy pardilla caminando despreocupada por la ciudad, pero es cierto que últimamente escucho mucho sobre el tema…

Responder
remorada 10 abril, 2018 at 10:20 am

justo después de publicar leí que a Lorzagirl le habían robado el móvil, qué mal :(

Responder
mari 9 abril, 2018 at 10:32 pm

la billetera volvió; es la que te gusta, no?

Responder
remorada 10 abril, 2018 at 10:21 am

me gusta, la tengo desde un intercambio de Navidad en el trabajo de Lima! pero buscaré otra porque no me gusta que haya sido ultrajada… y encima la tiraron a un charco y cuando me la devolvieron estaba toda mojada… ya veremos si encuentro otra que me acomode!

Responder
Azul Celeste 10 abril, 2018 at 3:19 am

¡Te digo que todo es una aventura contigo!
Es un rollo eso de los trámites oficiales, burocracia aquí y en España :(
Me parece tan sorprendente que te regresen las identificaciones, acá se roban todo y nada devuelven :´(
Yo, entre mudanzas, perdidas y robos, he sacado la INE (antes IFE) un total de 11 veces. Da la casualidad que siempre que me tomo la foto estoy enferma. Siempre. D:
Un abrazo!

Responder
remorada 10 abril, 2018 at 10:25 am

11 veces! desde que estoy por estos lares solo había tenido 1 NIE (la tarjeta de extranjero) y no tuve que renovarla porque un par de meses antes de que me tocara hacerlo ya pude sacar el DNI… esta ha sido mi primera incidencia y espero que la última!

Salir enferma 11 veces… ya es mala suerte ><

Responder
Azul Celeste 11 abril, 2018 at 4:34 pm

Soy pobre y delicada D:

Responder
Marialu 10 abril, 2018 at 9:57 am

Tengo varias cosas que decir:
1) «Madrid sin VIPS es como no haber ido a Madrid» es de tatuaje
2) La burocracia en este país en un puto desastre
3) Graciaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaas
Loviuuuuu
Marialu

Responder
remorada 10 abril, 2018 at 10:29 am

En BCN solo hay UN VIPS y me queda lejísimos! T_T

Sobre la burocracia, a ver, me imaginaba que me tocaría hacer trámites… no que fuera imposible hacerlos! es un desperdicio de recursos >< :***

Responder
Marialu 12 abril, 2018 at 1:06 pm

Ya te cuento!

Responder
Lai - Asi piensa mamá 10 abril, 2018 at 5:48 pm

me parece tan insólito que no se pueda retirar una denuncia hecha en madrid en barcelona, creo que me da hasta risa jajajaa
había leído de tu historia por ig pero es más divertida contada así :)

Responder
remorada 19 abril, 2018 at 5:47 pm

lo peor es que me miraran con cara de «¿pero qué quiere hacer esta mujer?» como si hubiera ido a pedir alguna cosa extravagante! ><

Responder
melituca 10 abril, 2018 at 9:49 pm

¡Qué aventura! Menos mal que al final recuperaste los documentos, que la foto del DNI nueva también fuese horrible (imagina que salieses bien -¿es eso posible en una foto de DNI?-, daría más pena no poder usarla xDD)… ¡y que la familia Bolas fuera así de majísima! Amigas así valen oro ^^

¡Un besazo!

Responder
remorada 19 abril, 2018 at 5:48 pm

una foto buena la podría repartir a mis admiradores! mi mamá y el sr. torres deberian renovar las que tienen en la cartera xDDD

Responder
Mo 16 abril, 2018 at 12:50 pm

Ayyyyy, cómo cabrean estas cosas! Parece que estés atrapado en una peli mala de burócratas perversos… Ineficiencia en extremo… Qué maja Begobolas, por la ayuda económica y por ser una ninja silenciosa! Se lo tenía muy callado… XD
Muas!
PS: Analepsis suena mucho más cool que flashback, ondevaparar! :)

Responder
remorada 19 abril, 2018 at 5:49 pm

a partir de ahora analepsis, siempre analepsis! xD

Responder
martha 17 abril, 2018 at 4:17 pm

La burocracia en cualquier parte del mundo fue la fuente de inspiración de Kafka. Pero hace tus posts muy entretenidos.
Yo tuve que actualizar mi DNI y resulta que ahora soy divorciada, pero nunca había figurado como casada, por la historia tonta de la registradora más tonta aún que no me creyó, pero sí a mi esposo que hacía la fila delante de mi, dando como razón que los hombres nunca aceptarían ser casados a menos que fuera cierto, en cambio las mujeres tenían que presentar documento probatorio pues TODAS querían estar casadas… en fin.
El hecho es que no podía cambiar el DNI de soltera a divorciada pues era legalmente imposible. Luego de varios papeleos me lo concedieron.

Responder
remorada 19 abril, 2018 at 5:54 pm

esa explicación es tremenda!!!

te acuerdas que cuando me casé no me pidieron el certificado de soltería y después tenía que presentarlo para completar el expediente, pero ya no me lo podían dar porque estaba casada? xD

Responder
Pepa 20 abril, 2018 at 11:17 am

Aisss que mala pata! Al menos pudiste recuperar los documentos. Yo encontré algunas carteras e incluso una de ellas la devolví en mano porque miré la dirección en el DNI y coincidió que era de mi vecina Ö.Ö Pero hasta de lo malo se saca cacho, y te has marcado un super post contándonoslo :)

Responder
remorada 20 abril, 2018 at 4:38 pm

Qué casualidad! Espero que la vecina no haya sospechado de ti! jajaja xD

Yo no recuerdo haber encontrado una antes, ya fue casualidad encontrar esa apenas unos días después de denunciar el robo de la mía! O_O

Responder

Es tu turno de comentar ^_^

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Son galletitas sin gluten. Si continuas navegando las consideraremos aceptadas. Cookies! Leer más