Historias Nuestro entorno

Mi hermana y sobrino vinieron a vernos , estuvieron por aquí 15 días y ayer los embarqué a Madrid. Tengo notas mentales de miles de cosas divertidas que contar, pero a estas horas solo pienso en una: ¿Por qué mi hermana no se acaba el contenido de las tazas?

Desde siempre deja un dedito de líquido y desde siempre es algo que me desespera, algo que mi TOC y yo no podemos comprender. Por suerte ella lavó los platos del desayuno todos los días y me ahorró enfrentarme a lo que en Lima llamamos “conchitos” o, como los bautizó el Sr. Torres, “las muestritas”.

chococat
Mi sobrino estaba obsesionado con la leche chocolatada catalana: el “Chococat” xD

Y ahora que veo en el lavadero las dos tacitas vacías que el Sr. Torres y yo hemos usado esta mañana solo me queda esperar que venga pronto mi mamá a lavarlas también.

¡Muchas gracias por la visita!

51 comentarios

Marta 9 enero, 2015 at 8:59 am

Jajajaja, tus TOC son geniales. Yo sé de gente que se deja un fondo del café, por los posos que deja. Pero… Si se hace un buen café, no tiene porqué dejar restos.
Comparos un lavavajillas, que los hay chiquititos, para dos ;)

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 11:56 am

no tenemos sitio en nuestra cocina, es miniaturita! u.u

Responder
mamaenbulgaria 9 enero, 2015 at 9:04 am

Qué hábito tan curioso lo de dejar una muestra en la taza.. Aunque yo creo que todos tenemos hábitos que nos parecen normales y a los demás les chocan. Ojalá podáis volver a veros pronto!
¿En serio tienes TOC o es una forma de hablar?

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 11:58 am

es un eufemismo para no decir que soy muy maniática u_u

y sí, ojalá podamos vernos pronto en cualquier lugar!

Responder
Segundos Pasos 9 enero, 2015 at 9:12 am

Mi cuñado siempre deja una cucharada de comida en el plato…es como una manía!!! Que es un toc ??? Siento la ignorancia!

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:00 pm

son las siglas de transtorno obsesivo compulsivo, me ha sabido mal incluirlas, no debería usarlas alegremente porque realmente lo que yo tengo son solo manías (o eso creo!) >.<

Responder
Beatriz Villanueva 9 enero, 2015 at 9:57 am

Jajajaja! Mi suegra también se deja un dedito o una muestra en el plato, me pone enferma! Yo le digo que eso viene de los “nuevos ricos” que dejaban un poquito para demostrar que les sobraba… (no le gustó el comentario) pero aún así, se lo deja. Y yo también echo de menos a mi hermana que pasó las Navidades con nosotros… a mí me gusta más la Navidad en mi casa con más familia, la mía, que nos juntamos primos, tíos y sobrinos.. En fin, algún día. Ah! El dibujo es genial! :)
Un beso! Beatriz

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:02 pm

cómo se echa de menos a la familia, no? aunque luego de unos días les empieces a encontrar las manías! (o será que afloran las de uno mismo? xD)

:***!!!

Responder
mamá i más 9 enero, 2015 at 10:14 am

jajajajaj yo soy de esas que siempre deja un dedito en la taza….Lo hago sin pensar, como por instinto, y nunca me había dado cuanta hasta que aquí el señor amor de vida, empezó a recriminármelo. Aunque últimamente he descubierto el truco para no dejar nada, beberlo con pajita, lo que ayuda a no estar pendiente del contenido del vaso. ¡funciona!

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:05 pm

Este post me ha hecho ver que dejar el dedito no es tan raro! x)

Responder
Marialu 9 enero, 2015 at 10:56 am

Reconoce que ahora echas de menos los conchitos, anda!

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:07 pm

claro que sí! el primer día sin ellos y con nuestras dos tacitas vacías nos dio mucha pena, por suerte siempre nos quedan las tazas con café de whatsapp ;)

Responder
Brekas | El diario de una expatriada 9 enero, 2015 at 11:00 am

Eso, qué es un TOC?

Responder
Azul Celeste 9 enero, 2015 at 5:44 pm

Trastorno Obsesivo Compulsivo (#LaMetiche)

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:07 pm

eso, eso eso! gracias x)

Responder
pequeboom 9 enero, 2015 at 11:07 am

Yo tengo un TOC también! Me jode que la gente cuando come pan deje la miga, la pobre abandonada!! Papáboom siempre lo hace!!!!

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:08 pm

AY! me encantan las migaaaaaaaaaaaaaaas y cuando era chiquita recogía las migas que apartaban todos para comérmelas y a mi papá le daba un asco tremendo XD

Responder
Esther 9 enero, 2015 at 4:22 pm

Jajajaja, qué manías tan curiosas tenemos, yo tengo la de dejar la miga del pan, como dice el comentario de más arriba. Je je, que tengas pronto a tu madre por ahí. Besos y buen finde.

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:09 pm

las personas somos muy raras y eso es divertido! XD

Responder
Paula 9 enero, 2015 at 5:07 pm

Pues tu hermana es sabia, que quieres que te diga, porque al fondo se quedan los posos que te pueden amargar un buen café… Es mejor hacerse otra taza y volver a dejar el conchito.

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:11 pm

Al final me van a convencer de dejar la muestrita! ;)

Responder
akane86 9 enero, 2015 at 5:34 pm

Ah, esos detallicos-manías que tienen nuestros seres queridos y que nos pueden volver locos! Mi familia tiene cada uno el suyo, todos inexplicables claro :P.
Pero lo que daría por haber visto uno de vuestros desayunos en directo, seguro que teníais conversaciones geniales alrededor del “Chococat”, jajaja. Y qué detallosa tu hermana fregando las tazas, mi hermano no haría eso jamás aunque viniera de visita (si se digna algún día a venir, ejem).

Un abrazo

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:13 pm

Ahora tengo curiosidad! Explícamelos y yo los publico con pseudónimos!!! XDDDDDDDDDD

Total, no será por gente rara que ha pasado por aquí :P

Y no te preocupes por la falta de visitas, es la primera vez que mi hermana viene desde que vivo aquí, 8 años EJEM! (y no es que no haya hecho viajes largos, eh? ¬¬u pero bueno, ya está!)

Responder
Azul Celeste 9 enero, 2015 at 5:43 pm

Se me hace que a esas tacitas les va a salir costra :(

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:14 pm

en mi familia tenemos vocación por el lavado de platos, quedan impecables… todo por no cocinar xD

Responder
Miercoles 9 enero, 2015 at 7:58 pm

El “Chococat”… pensé que había desaparecido hasta que hace unos meses me lo encontré en una delicatessen aquí en Glasgow. Se lo comenté a la dependienta y me dijo que otros clientes decían lo mismo. Acto seguido me intenta explicar que es una delicia exótica merecedora de las 4 libras por botellita que quiere calzar. No he vuelto por esa tienda.

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:18 pm

4 libras es muchísimo! me pasa lo mismo con cosillas peruanas que encuentro de uvas a peras y parece que las hubieran sacado de contrabando de una tumba inca! ¬¬u

Responder
Elena Velvet Cat 9 enero, 2015 at 8:48 pm

Pues me uno al club de tu hermana xD Con agua y eso no me pasa, pero por ejemplo con el colacao nunca me tomo los grumos del final

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:19 pm

ya estoy pensando que la rara soy yo :P

Responder
Irene MoRe 10 enero, 2015 at 1:56 pm

Yo tengo la misma manía que tu hermana, aunque no sabría decirte por qué.

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:19 pm

el club de las muestritas es más grande de lo que había imaginado!

Responder
pasandolopipa 10 enero, 2015 at 4:54 pm

Como molan estas anécdotas de andar por casa… a ver cuando llegue tu mamá ¡besos!

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:20 pm

a ver! con ella tendré material para varios años de blog xDDDD

Responder
merak luna (@MerakLuna) 10 enero, 2015 at 5:48 pm

mi madre hace exactamente lo mismo y, a pesar de no tener TOC, a mí también me pone de los nervios. Se toma un café, deja la mitad y luego repite. Además, a pesar de no echarle azúcar, siempre lo revuelve!!!! Afúuuuu

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:21 pm

jajajaja!!! lo de revolver es para enfriar, no? xD qué bueno, no estamos solas!!!

Responder
padresfrikerizoss 11 enero, 2015 at 11:19 am

Mi madre hace lo mismico y me poneeeeee, pero lo de Mr es peor porque deja los culos de las botellas de cocacola, que despilfarró!

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:22 pm

eso es imperdonable!!! O_O

Responder
dibujosdenube 11 enero, 2015 at 2:05 pm

Juas! Yo suelo dejar una muestrita si veo que tiene posos el café. En casa con la nexpresso no me pasa, pero en alguna cafetería si me ha sucedido… creo que no es manía, sino repelús. También me puede encontrarme la leche con nata… prrrr… ¡escalofríos!

Pero lo tuyo es ¿toc o manía?

Besotes!

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:23 pm

manía, manía (una de tantas, como la de exagerar u.u)

leche con nata es MAL, pero bueno, la leche en general y yo no nos llevamos nada bien! ><

Responder
unamamaenlacocina 11 enero, 2015 at 5:07 pm

Yo reconozco que soy de las de dejar un poquitín de culín…pero no siempre…depende,según esté mi nivel de estrés…pero confieso que lo dejo…ains seguro que ya no me hablas en mil años jaja…

Pero mi madre es peor, deja mijinas en los vasos, en los platos de comida…es la mujer de las mijinas como le llama mi marido.

Nosotros antes de casarnos,vivíamos en un miniapartamento que tenía un minilavavajillas tamaño microondas y nos daba un gran apaño…era genial…para que no tengáis que limpiar mucho jeje

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:24 pm

lavar platos desestresa, no es un problema la verdad ^^ (a menos que se acumulen de MUCHOS días xD)

mijina es una palabra graciosa xD

Responder
Mo 12 enero, 2015 at 12:43 pm

Eso debe ser que a tu hermana le mola mucho hablar, mientras se enrolla se le enfría lo que queda en la taza y luego ya no le apetece… Te convence mi hipótesis? Yo soy de apurar las tazas, pero si me dejo algo es por esa razón, jejejejeje…
Muas!

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:24 pm

has dado en el clavo! ese es su argumento!!! xDDDD

Responder
Diario de una madre ingeniera 12 enero, 2015 at 5:43 pm

Estás muy loca, lo sabes, y ¡me gusta! jajaja! menudos 15 días de desayunos disfrutones, eh? jeje

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:25 pm

desayunos, almuerzos, meriendas y comidas disfrutones y GOCHOS xD

Responder
Celia 13 enero, 2015 at 4:04 pm

OHHH yo te daría mucha rabia porque hago lo mimo que tu hermana, pero acabo de darme cuenta que solo lo hago en casa…. en los bares casi nunca… mmmm curioso.
el cacaolat es que tiene un sabor muy especial :) recuerdo el día que descubrí que solo se vendía aquí :(

Besitos

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:26 pm

a mí no me gusta la leche, ni siquiera con chocolate! y mi sobrino suele tomar yogurt porque es de mi clan, pero, mira, el cacaolat lo convenció! O_O

por lo demás, tengo que trabajar sobre mi umbral de tolerancia, no pueden darme rabia estas nimiedades! xD

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:10 pm

no pensé que había tantas personas que lo hicieran, yo solo conocía a la mia sorella! xD

Responder
remorada 17 enero, 2015 at 12:14 pm

no te demores o tendrás mucho acumulado! :P

Responder
desmadreando 19 enero, 2015 at 11:50 pm

Cuando no vivía en España mis grandes perdiciones eran el Cacaolat, la fanta de limón con cerveza, el jamón serrano y el arroz con leche….así que comprendo a tu sobrino. En cuanto a las “muestritas” tu hermana no quiere dejar el pozo para que le lean el futuro :P así que déjala en paz :P un besote desmadroso

Responder
remorada 21 enero, 2015 at 10:08 am

Igual es eso! con lo bruja que soy :P

La Fanta de naranja también le flipó al sobri, porque la de Lima es colorantes y saborizantes, sin rastro de naranjas xD y el jamón serrano, aunque a mí no me guste particularmente, es algo que siempre llevo de contrabando cuando viajo, junto con el fuet (pero shhhh xD)

El arroz con leche se come mucho en Lima también y creo que me gusta más el de allá xP

Responder

Es tu turno de comentar ^_^

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Son galletitas sin gluten. Si continuas navegando las consideraremos aceptadas. Cookies! Leer más