Día de la canción criolla del Perú

Hoy, como cada 31 de octubre, los peruanos celebraremos el Día de la Canción Criolla. Fue instaurada en 1944 por el presidente Manuel Prado Ugarteche. Tuvo tiempo para la cultura entre guerra y guerra.

Distintos tipos de música criolla

La música criolla engloba a distintos géneros, entre los más conocidos tenemos:

Vals peruano: suele cantarse con guitarras y cajón, es el típico tundete-tundete que se baila pegado y no puede faltar en ninguna jarana.

Marinera: es el baile nacional del Perú, tanto que hay torneos y concursos de gran reputación. Así como el tondero, otra de mis danzas favoritas, representa el apareamiento de las aves.

Danzas afroperuanas: El baile incluye movimientos pélvicos que no cualquiera puede reproducir. Entre los ritmos más conocidos tenemos el festejo o el landó.

La música afroperuana usa más percusión, con instrumentos tan curiosos como una quijada de burro (es un horror, lo sé), las cajitas o las cucharas. También se suele marcar el ritmo con zapateos y golpecitos en distintas partes del cuerpo.

¿Qué significa “criollo”?

En un inicio, los criollos eran los hijos de españoles nacidos en las colonias. Así se diferenciaban de los indígenas.

Estos descendientes europeos fueron echando raíces, adoptando símbolos y costumbres locales. Así se diferenciaban de los españoles “de pura cepa”.

Cuando los Borbones vieron que los criollos ganaban más y más poder, intentaron debilitarlos dividiendo el territorio, centralizando competencias y dando prioridad a los nacidos en la península. Make Spain great again. No les salió muy bien la jugada, se extendió la corriente libertaria y llegó la independencia.

En las jóvenes repúblicas, lo criollo pasó a ser la mezcla entre lo nativo, la influencia española y la de los esclavos africanos que trajeron consigo.

Lo criollo era la nueva identidad nacional, por eso hablamos de la comida criolla o música criolla como elementos que definen al Perú. O parte de él, porque se centra en la costa y solemos olvidar a los pueblos originarios, pero ese es otro tema.

Mi relación con la música criolla

De niña odiaba la música criolla, me parecía de viejos y/o de borrachos. Eran las típicas canciones que escuchan tus abuelos (una de mis bisabuelas era asidua a las jaranas del centro de Lima) o acaban cantando tus padres después de varias rondas de tragos.

Por si fuera poco, estaban los festivales escolares. Los trajes típicos me hacían sentir disfrazada, bailar en parejas me parecía un horror y hacer según qué movimientos me hacía morir de vergüenza. Mi hermana, por el contrario, lo daba todo en las actuaciones.

Solo salvaba alguna canción, como La flor de la canela porque es lo más limeño EVER aunque la compositora, Chabuca Granda, hubiera nacido en Argentina. O Falso amor,porque mis primos y nosotras competíamos por ver quién cantaba más rápido: yo quiero que escuches la imagen de mi alma que te ama y te adora como una aventura que nadie ha gozado, también conocida como yoquieroquewawawawawawa-¡ADO! 

Uno cierra los ojos y cuando los vuelve a abrir ya está en alguna cantina con los amigos de la universidad, cantando a gritos valses criollos de amor y desengaño. Cuanto más torturada sea la letra, mejor. Esta es una de las que más me gustan:

Llora guitarra porque eres mi voz de dolor,
grita de nuevo su nombre si no te escuchó…
Y DILEEEEE que aún la quiero, que aun espero que vuelva,
que si no viene mi amor no tiene consuelo.
Que solitario sin su cariño ME MUEROOOOO

Los movimientos vergonzosos de la infancia pasaron a ser parte del cortejo de turno y si no daba lo mismo, porque las mujeres no nos cortábamos y salíamos solas a bailar, con coreografía y todo.

Una vez que migré, la canción criolla tomó otra dimensión, se transformó en un vínculo. El día que encontré en una calle chilena una demostración de marinera peruana, me arrepentí de no haber aprendido a bailarla. Me habría hecho la interesante.

El Día de la Canción Criolla vs Halloween

Cuando éramos chicos nos disfrazábamos en casa de los abuelos, pero solo una vez nos llevaron a pedir caramelos. Nadie nos dio nada porque en el barrio no era costumbre, o tal vez fuera porque no había suficientes niños.

Apenas unos años más tarde, cuando ya iba a secundaria, empezaron a pasar más niños disfrazados. No gritaban trick or treat, gritaban directamente ¡JALOGÜIN! y algunos decían ¡JALOGÜEY! Esta palabra nos hizo tanta gracia que mi familia la ha adoptado.

Halloween empezó siendo para niños, los adultos seguían celebrando el Día de la Canción Criolla en fiestas y peñas. Sin embargo, cada vez se fue extendiendo más la celebración de los disfraces y el miedo. Creo que es normal, porque es muy divertida, además las series y las películas han contribuido mucho a esto.

Recuerdo muchas fiestas de disfraces en la universidad, pero en una hubo un acalorado debate acerca de lo que debíamos celebrar. Para contentar a todo el mundo decoramos la casa con monstruos criollos: el vampiro recitaba unas décimas, un fantasma tocaba la guitarra y la bruja verde tocaba el cajón.

Igual que hacemos aquí con la Castañada, no es obligatorio elegir, se puede celebrar TODO.

¡Feliz Día de la Canción Criolla!

Bona Castanyada!

Happy Halloween!

6 Comentarios en este post

  1. Azul Celeste dice:

    JAJAJA! yoquieroquewawawawawawa-¡ADO! JAJAJAJA! Me la anoto XD
    Creo que muchos hemos pasado por ese trance… de algo que nos abochornaba de pequeños de grandes nos enorgullece.
    ¡Qué bonito festival! ¡Qué lindos recuerdos! Ya voy buscando vídeos con esa música, no vaya a ser que se me ofrezca un día bailarla… uno nunca sabe.
    Un besote Fran querida.

  2. Irene MoRe dice:

    Por aquí se celebra la “chaquetía” o “chaquetilla” , se va al campo y se comen nueces, castañas e higos.
    También se celebra el día de los difuntos, y aunque jalogüey ha llegado hace apenas unos años, mi madre y mis tías, hace ya más de 60, salían con sandías con caras talladas y velas dentro a pasear cerca del cementerio.
    Y ahora voy a escuchar música criolla.

    • remorada dice:

      Qué genial ir con sandías a pasear por los cementerios, quiero! O_O

      Y mira qué casualidad, haciendo zapping vi que en el último programa de “Tu cara me suena” hubo una imitación de Maria Dolores Pradera versionando “La Flor de la Canela” :D

  3. Estela dice:

    Creo que todo lo que sea tradición de un país es interesante, aunque suene anticuado.. y es cierto que muchas cosas se valoran más de grande. Es la identidad del pueblo, eso es lindo.
    Cuando estuvimos en Cusco vimos algo de danzas tradicionales en un sitio donde se presentaba este espectáculo. Estuvo lindo de ver, los trajes eran bien vistosos.
    Buen finde!

    • remorada dice:

      Los trajes y bailes andinos son muy especiales… y los de la selva son aún grandes desconocidos!

      Creo que un país tan diverso como el Perú se centra en pocas cosas y no disfruta lo que tiene, pero espero que eso cambie poco a poco y que se incluya a toda nuestra riqueza cultural <3

Es tu turno de comentar ^_^

A %d blogueros les gusta esto: