Correos me dice "¿No querías caldo? Pues toma dos tazas"

La cartera ha decidido que nunca estoy y ya no me toca el timbre. Considera que su trabajo ha terminado cuando me deja en el buzón el papelito para que espere un día entero y “me apersone” a la oficina a buscar mis cartas certificadas. Como en agosto España se convierte en un pueblo fantasma con bolas de paja rodando por las calles, la oficina está haciendo horario de verano y las colas para recoger la correspondencia son infinitas.

No me quejo demasiado porque la verdad es que no me suele escribir nadie, pero estaba esperando que llegara la lámina que nos había hecho la Niña sin Nombre, que es adorabilísima, pero de alta demanda pues no ha hecho más que llegar y ya me ha exigido que le busque un marco hermoso para exhibirla (hablo de la lámina, no de la niña) ¿Dónde encuentro un marco hermoso A3 en agosto en España? Ya veremos.

El caso es que esta semana mi cartera sí que me ha tocado el timbre ¡Dos días seguidos! para entregarme unas cartas certificadas ¡que no eran para mí! ¿Pero esto qué es? ¿Por qué hay un trato de favor con la ex-inquilina, que hace más de 3 años no vive en esta casa? ¿Por qué si un día le digo que esa persona ya no vive aquí vuelve el día siguiente con la misma carta? ¿Creerá por mi marronez que no soy la dueña de la casa?

El caso es que hoy, aplicando el famoso dicho “¿No querías caldo? Pues toma dos tazas”, me ha dejado nada más y nada menos que 30 cartas, todas distintas y con mi nombre bien puestecito.

Por desgracia, ninguna era la invitación a Hogwarts.

Obviamente, me las ha dejado en el buzón sin decirme nada, pero lo considero un símbolo de buena voluntad. Creo que este puede ser el inicio de una bonita amistad.

Tags del post : ,

26 Comentarios en este post

  1. Oles dice:

    Jajajajaja, lo tuyo con Correos es de cuento. Chica que le haces a las carteras-os?. La verdad es que es un servicio a la comunidad un poco caótico. Yo he pasado por alguna de esas hasta que me hice amiga de la cartera. Besos

  2. Bego dice:

    a nosotros tampoco nos dejan que tengan un formato mayor (aunque sean por 2 cm) mayor al del sobre. directamente hay que ir a la oficina, o si hay suerte y está el portero, pasarse por allí a recogerlo.
    a disfrutar de tus 30 cartas…
    (esto me acaba de recordar una de mis ocurrencias de cuando era pequeña,mmmm,la pondré en un post y luego miraré a ver si a ti se te ocurrió lo mismo ;P )

    • remorada dice:

      lo entendería si no entrara al buzón o si directamente yo no estuviera en casa, pero es que estoy y no me toca el timbre! ¬¬U

      q emoción! ahora quiero saber qué es lo que también me pasó! XD

  3. sradiaz dice:

    Ho gengo ahora al cartero suplente, pero al menos no es el del año pasado que te daba mjedo abrile la puerta por si te echaba la bronca…
    Espera, 30 cartas?? O_o

  4. 30 cartas en un solo día??? A lo mejor es por compensarte por haberte tenido abandonada :P

  5. Fabiola dice:

    Y de que eran las 30 cartas??? (no vale cobranzas eh?) ;)

  6. martha alvarez dice:

    siempre que no tenga sello se sunat, siempre es alegrìa recibir una carta y ahora la tienes multiplicada por 30, eso es muy bueno

  7. desmadreando dice:

    30 cartas jajajajajaja con tú nombre? es de verdad? quién te escribe 30 cartas? ¡que envidia! un besote darling y un gustazo habernos conocidooo

  8. Azul Celeste dice:

    De por sí era un misterio que no te timbre, que crea que por no tener la piel clara eres “la muchacha”, ahora nos has dejado picotas con las 30 cartas ¿porqué? ¿quién? ¿cómo?

  9. mamagnomo dice:

    Y eran de personas diferentes??? Los sobres son cono iguales..ay! Duda! Jajaja

  10. mari dice:

    qué vacilón!!!

  11. A mi un dia que la cartera em va trobar a casa em va renyar(!) dient-me que li feia perdre molt temps!

  12. […] cara de aburrimiento para luego dejarnos llevar por las avenidas despobladas, andando al ritmo de las bolas enormes de paja que recorren las calles hasta algún bar trumaniano, donde nos hicieron la ola al vernos […]

  13. Irene MoRe dice:

    No sé si vistes mis comentarios al respecto en otro post o en twitter, no recuerdo. He podido comprobar dos veces, porque estaba en casa esperando un paquete, que el cartero ha venido sin él, ha dejado el aviso y se ha ido ¡¡¡pero era tan ceporro que llamaba a mi piso para que le abriese la puerta!!!
    Yo esperando con la puerta abierta, al escuchar cerrarse la puerta del portal y la moto del cartero, me asomé por la ventana y ví que se iba. Bajé corriendo al buzón y ahí estaba el aviso, con el “por no encontrarse encasa” marcando.
    Busqué el nº de la oficina en las páginas amarillas, lo denuncié y en 10 minutos estaba el cartero con el paquete en casa.
    Seguro que ha pasado muchas más veces, pero sólo he podido comprobarlo dos veces, que es cuando han llamado a mi piso para abrirles.
    Besos.

    • remorada dice:

      como tocan todos los timbres a la vez no pueden saber quién les abrió y quién está o no!!! yo nunca los he pillado in fraganti, pero estoy segura que no siempre traen los paquetes!!! ò_ó

Es tu turno de comentar ^_^

A %d blogueros les gusta esto: