Celebrar la Navidad en Londres

El año pasado nos organizamos para pasar la Navidad en Londres en familia. Mi hermana y mi sobrino venían de Lima y juntos fuimos a la casa de nuestra prima, su esposo e hijos.

Mi prima es muy organizada, así que preparó un plan estupendo en que grandes y chicos pudimos disfrutar.

22 de diciembre – La llegada 

Llegamos de Barcelona y la casa ya estaba decorada. Debajo del árbol de Navidad ya había regalos, así que pusimos allí los que habíamos llevado.

Los ingleses suelen ser muy formales con las felicitaciones, las repisas ya estaban llenas de tarjetas de Navidad.

Los chicos ya habían empezado con el Calendario de Adviento, donde cada día encontraban chocolates o algún juguetito.

Hacía frío y nos preparábamos para vivir una Navidad de libro.

23 de diciembre – Winter Wonderland

La entrada a Winter Wonderland es gratuita. Una vez dentro hay diversos puestos de artesanía y regalos, así como de comida y bebida. Como hacía frío alternábamos chocolate caliente con mulled wine, vino caliente especiado.

Para subir a las atracciones necesitas comprar tokens, cada una requiere un número distinto. Para participar en otros juegos – tiro al blanco, pesca, etc. – sí  puedes pagar con dinero. Es importante llevar efectivo porque no suelen aceptar tarjeta.

Hay shows y atracciones especiales que se pueden reservar con anticipación. Los primos ya tenían las entradas para ver el Circo Zippo a mediodía y para subir a la noria gigante justo al atardecer.

24 de diciembre – Pasear por el centro de Londres en Navidad

Empezamos el paseo en Trafalgar Square. Allí vimos el árbol que cada año le regala Oslo a Londres. Aunque hay varios árboles decorados en la ciudad, este es el más grande e icónico.

A mediodía asistimos al Crib Family Service en la parroquia de St Martin in the Fields. Es una misa especial para niños, con lecturas navideñas, representaciones de escenas bíblicas y villancicos. Nos dieron cancioneros a la entrada y nos indicaban lo que debíamos responder en ciertos momentos. ¡Fue tan divertida! También nos gustó que aprovecharan la historia para hacer referencia a temas actuales, como las desigualdades sociales o los refugiados.

Aprovechamos que estábamos en el centro para visitar las tiendas más emblemáticas. No es una idea muy buena ir con niños porque hay mucha gente, pero ¡No podíamos dejar de visitar la tienda LEGO de Leicester Square! Además de un mercadito navideño, alrededor de la plaza se pueden encontrar otras tiendas que son una pasada, como la M&M’s Store.

Una publicación compartida de Brickcelona (@brickcelona) el

Londres de noche en Navidad

Las luces de Navidad en Londres son impresionantes. Las decoraciones más llamativas están en las de las calles más comerciales: Oxford St, Regent St o Bond St. Entre mis tiendas favoritas en esta zona está la juguetería Hamleys.

En una de nuestras visitas anteriores, un noviembre, vimos al ángel de Picadilly Circus dentro de una bola de nieve gigante. No lo hemos vuelto a ver así. Otro punto interesante para ver la decoración de Navidad es Carnaby Street, con un estilo más carnavalesco.

Caminamos un poco más y llegamos a una de mis zonas favoritas: Covent Garden. En este mercado todo estaba decorado por Navidad y había actuaciones de músicos en la calle. También encontramos un montaje de LEGO con el taller de Santa y nos detuvimos un momento en la fantástica tienda Standfords. ¡Me lo habría llevado todo!

Al volver a casa acomodamos galletas y leche (en algunas casas se le pone brandy) para Santa y zanahorias para los renos.

Una publicación compartida de Brickcelona (@brickcelona) el

25 de diciembre – Navidad a la inglesa en familia

No hay transporte público el 25 de diciembre, así que es un buen día para pasar en familia.

Apenas nos despertamos, pudimos abrir los regalos que había dejado Santa en calcetines, sacos ¡o fundas de almohada!

Suelen ser regalos sencillos: pomperos, muñequitos de cuerda, globos, etc. También se meten mandarinas y monedas de chocolate. Cada persona recibe además un token, es decir, un detalle especial. Lo curioso es que TODO está envuelto en papel de regalo.

Los regalos de debajo del árbol se abren por rondas. Es decir, cada uno cogió UN regalo y los abrimos todos a la vez. Entre regalo y regalo jugamos con disfraces, modelamos con plastilina, fuimos al parque, comimos… y cada vez que volvíamos ¡abríamos UN solo regalo!

Una de las razones para hacerlo de esta manera es que se puede anotar quién hizo cada regalo para poder enviar después un agradecimiento, la famosa Thank you note. Los ingleses son muy educados. 

Comida navideña a la inglesa

Siempre que hemos ido a Londres hemos comido riquísimo, pero la comida de Navidad fue exquisita.

Esto es una muestra de lo que había:

  • Pigs in blankets: salchichitas envueltas en bacon / tocino.
  • Coles de Bruselas y zanahorias cocidas.
  • Pastinacas glaseadas.
  • Papas / patatas al horno, cortadas en cuadrados y sazonadas con aceite de oliva y hierbas. Deliciosas.
  • Pavo. OMG, qué pavo.
  • Jamón glaseado. OMG, qué jamón.
  • Mince pies: tartaletas rellenas de frutas deshidratadas, nueces y especias.
  • Christmas pudding: postre hecho a base de frutas secas y especias. Se sirve bañado en brandy y flambeado y se acompaña de crema inglesa.

Mucha gente suele ver el discurso de la reina después de comer, nosotros preferimos jugar juegos de mesa.

Christmas crackers

A la hora de la cena teníamos sobre el plato unos tubos de papel envueltos como caramelos: los famosos crackers.

Para abrirlos tienes que coger con la mano derecha un extremo de tu cracker, cruzar los brazos y coger con la izquierda el otro extremo del cracker del vecino.

Llegado el momento todos tiran, suena una pequeña explosión y cae el contenido:

  • una corona de papel.
  • un chiste para leer en voz alta.
  • un pequeño regalo, en nuestro caso papanoeles de cuerda con los que hicimos una carrera.

26 de diciembre – Boxing Day

El 26 de diciembre también es festivo. El boxing day es el día en que empiezan las rebajas, así que una opción es ir de compras.

Preferimos hacer algún paseo y elegimos el Tour for Muggles, del que hablaré en un próximo post.

Después de comer en Chinatown acabamos la ruta paseando por Camden.

27 de diciembre – Wintertime at Southbank y museos. 

En la orilla sur del Támesis se pueden visitar un mercado navideño, así como disfrutar de distintas actividades. A los ingleses les gusta ver espectáculos en estas fechas y mi sobri tenía hora para conocer a Moomin.

Paseando por aquí llegamos al London Eye y al Parlamento, que no podíamos irnos sin saludar al Big Ben.

Después de comer decidimos visitar un museo. Mi favorito es el Natural History Museum, pero justo aquí se coloca una de las pistas de patinaje más bonitas (y concurridas) de la ciudad. Así que evitamos a la gente y fuimos al Science Museum.

Para completar el día cruzamos al V&A Museum a merendar en su preciosa cafetería.

Los días pasaron volando y el 28 de diciembre volvíamos a Barcelona.

¡Qué ganas de repetir este plan alguna vez!

Una publicación compartida de Fran / Remorada (@remorada) el

Tags del post : , , , , ,

27 Comentarios en este post

  1. Creo que ahora mismo aceptaba un plan así para estas navidades con los ojos cerrados…

  2. Azul Celeste dice:

    ¡Qué fabulosas navidades! Todo tan bonito y formal :D
    Gracias por compartirnos tus aventuras ;)

  3. Mari dice:

    Cuántas cosas pudieron hacer!!! Vicente regresó feliz. Habrá que apuntar a Singapur para conseguir a Rob

  4. roandthecity dice:

    Qué envidia y qué ganas me ha dado tu entrada. Nosotros estuvimos en Londres la última vez hace muchísimos años, cuando mi peque tenía uno, y ha cumplido doce, por este puente de la Constitución, cuando todo olía ya a Navidad, y nos encantó la iluminación y las calles preparadas para esos días. Me encantaría volver justo en esas fechas.

    Besos.

  5. Cecichica dice:

    Estuvo estupenda o no???? Hay que repetirlo, pero hagamos una tropical!

  6. Mo dice:

    Qué diferentes son las costumbres en cada lugar… a ver si alguna vez se alinean los astros y puedo visitar Londres en Navidad… ojalá! <3
    Muas!

  7. Ohh, ¡los crackers! me encantaría probar esa tradición algún día (‘: Cuando estuve de erasmus fui un día de diciembre a Londres y flipé con la decoración navideña y las luces, ¡QUIERO VOLVER! ^^

  8. Pepa dice:

    Hola! Yo viví tres meses en Londres, y justo me pilló la época prenavideña. Disfruté con la decoración de la ciudad y también flipé con la bola gigante de Picadilly Circus. Pero no te creas, después de vivir en Alemania donde hay unos despliegues de decoración en las ciudades descomunales, me esperaba mucho más de Londres. Incluso me está pasando de nuevo aquí en Nueva York! Me ha encantado leerlo! Por cierto, nosotros también abrimos los regalos en tandas -uno por uno- para aprovecharlos aún más y juntos: pero sin pausas!!!!!!! Este año también vuelves?

    • remorada dice:

      He investigado y solo pusieron la bola en 2013…estuvimos a la vez! :D

      Bueno, bueno… y Alemania es otra cosa! Es como la cuna de la Navidad xD

      Este año nos toca en BCN, entre las elecciones y que ya hemos estado mucho tiempo fuera nos apetece quedarnos por aquí ^^

  9. dina dice:

    En serio…en serio que quiero ir contigo la próxima vez ^_^
    Qué maravilla de navidades y además con la familia. Para mi directamente es un sueño. Deseando ver eso de “El paseo para Muggles”

  10. Marialu dice:

    Está claro que los ingleses son muy educados ^^

  11. dibujosdenube dice:

    Que ganitas de volver a Londres y con la peque!!! Aunque se cansa mucho así que lo vamos dejando… Miy fan de Momin así que apuntado para darle un achuchón cuando vaya!

    Abrazos!!

    • remorada dice:

      nosotros íbamos con niños pequeños y también se cansaban un poco. Los padres llevaban carrito, mochila de porteo, libros, juguetes, comida… iban algo cargados, pero lo pasamos muy bien!! x)

  12. Esther dice:

    Qué navidades más estupendas, nosotros pasaremos parte de éstas en Berlín. Lo que más me ha gustado es lo de lástima comidas, paseos, juegos y regalos en familia, lamentablemente la mía no es muy navideña ni muy de regalos, pero ya intento yo montar las mías con el costillo.

    • remorada dice:

      claro que sí, el espíritu navideño lo pone cada uno en su familia nuclear si la familia ampliada no está por la labor ;D

      Berliiiiiiiiiiiiiiiiiiiin, nosotros estuvimos un noviembre y ya había mercaditos de navidad… toma mucho gluhwein de parte nuestra… y saluda a la jirafa de LEGO de Potsdamer Straße xDDD

  13. Esther dice:

    las comidas (lo de lástima lo ha puesto iPad )

Es tu turno de comentar ^_^

A %d blogueros les gusta esto: