Canadá en invierno: Montréal, Québec

Esta es una serie de 4 posts: Generalidades sobre viajar a Canadá en invierno y las visitas a Halifax en Nova Scotia, Montréal en Québec y Toronto en Ontario. Espero que sean de utilidad. 

*****

Nuestro segundo destino canadiense fue Montréal, en Québec. Otra provincia, otro huso horario y otro idioma nos esperaban, por suerte también nos esperaban nuestros amigos. Solo teníamos 3 días, así que decidimos distribuirlos así:

Día 1: al aire libre y en familia

Llegamos en domingo, desayunamos los típicos bagels montrealeses, y aprendimos rápidamente a decir sirop d’érable, s’il vous plaît en lugar de maple syrup, please. Al acabar, salimos con nuestros amigos y su hijo pequeño ya que, a 10 grados bajo cero y con el cielo despejado, el tiempo acompañaba para aprovechar el día al aire libre.

Las islas de Montréal fueron sede de la Exposición Universal de 1967. Cada año y durante cuatro semanas, el Parc Jean-Drapeau, en la Isla Sainte Hélène, acoge la Fête des Neiges, la entrada es gratuita y dentro hay actividades recreativas, culturales y deportivas que te hacen ver que el frío puede ser súper divertido.

Luego de ver carreras de trineos, castillos de nieve, esculturas, toboganes y laberintos de hielo, un espectáculo infantil y varias atracciones patrocinadas, partimos a comer un buen brunch en el Plateau, la zona francesa. Este barrio se caracteriza por las escaleras en el exterior de las casas y el aire europeo que enamora a los visitantes provenientes de otras ciudades americanas.

Por la tarde subimos al Mont-Royal, la colina que da nombre a la ciudad, todo estaba nevado y había gente caminando por ahí con raquetas y haciendo esquí de fondo. Las vistas del centro desde la parte más alta son muy bonitas. Al volver pasamos por el Oratorio de Saint Joseph, la iglesia más grande de Canadá, que tiene la cúpula más grande del mundo después del Vaticano. 

montreal-2

Fête des neiges, vista desde el Mont-Royal, Quartier Latin y el Plateau

Día 2: de paseo por la ciudad

Todo está tan cerca que se puede visitar el Vieux-Montréal y el Vieux-Port en una mañana. Entre las atracciones principales de esta zona están: la Plaza de Armas, la plaza Jacques-Cartier, la basílica de Notre-Dame, el mercado de Bonsecours, el Banco de Montréal, el Ayuntamiento y otros edificios gubernamentales, el puerto, casonas antiguas y museos, así como calles comerciales, como la Rue de Saint Paul. 

montreal-1

Nos dio tiempo para encontrarnos en el Quartier International con nuestro anfitrión e ir a almorzar en Chinatown. Por la tarde paseamos con él por el Quartier des Espectaclesun lugar lleno de espacios para llevar a cabo eventos culturales que se convirtió en mi zona preferida, y nos despedimos para continuar por el Quartier Latin. Nos sorprendió volver a ver iglesias católicas, ¡hay muchas y son muy grandes!

Caminar por Montréal es muy fácil, y nos llamó la atención que muchos niños, en lugar de ir en cochecito, van en trineo. Eso sí, en invierno hay que tener cuidado con el hielo negro, que podría hacernos resbalar, por eso es recomendable transitar por la red más grande del mundo de caminos subterráneos: 32 kilómetros que conectan estaciones de metro, edificios, hoteles, teatros, bibliotecas, etc. Una ciudad dentro, o, mejor dicho, bajo la otra.

montreal-transport

ciudad subterránea, biblioteca y paseo cómodo en trineo

Por la noche quedamos con otro amigo que vive en la ciudad y con él visitamos los sitios más hipster del Plateau. Desde el Parc de La Fontaine fuimos a ver las coloridas casas victorianas de la Plaza de Saint-Louis y paseamos por el Boulevard Saint-LaurentSaint Denis y el Mile End.

Día 3: visitamos museos

Moría de ganas de visitar el Biodôme desde que supe de su existencia, así que allí fuimos. Ubicado en lo que fue el velódromo en los Juegos Olímpicos del ’76, hoy es un centro de interpretación que representa cuatro ecosistemas muy diversos: la selva tropical sudamericana, el bosque templado norteamericano, el Golfo de Saint-Laurent y las zonas polares, donde fuimos felices viendo durante horas. ¿Cómo pueden ser tan divertidos los pingüinos?

montreal-biodome

Tengo tantas fotos aquí que mejor poner solo una de pingüinos y ya

La tarde la pasamos en el Musée des Beaux Arts, la visita a la colección permanente es gratuita, solo se cobra por las exposiciones temporales, pero justo la que había era sobre Perú y no la visitamos. Este museo es impresionante; tiene una zona de diseño moderno, otra de arte del mundo y otra dedicada exclusivamente al arte canadiense, pero tal vez lo que más me gustó fue una parte en que se mostraba con dioramas la decoración de las casas a través del tiempo.

montreal-museo-bellas-artes

algunas cosas random del museo, le tomé foto a todo

A estas alturas nos habíamos hecho fans de los Canadiens, el equipo de hockey de Montréal, así que pasamos la última noche viendo el partido, cenando fondue de queso, bebiendo vino catalán y cerrando con broche de oro con un pouding chômeur au sirop d’érable, casero y deliciosísimo.

montreal-comida

¡Una chimenea viene muy bien en invierno! Lo otro es carne ahumada, tiene mala pinta pero está rica

Entre la comida típica de Montréal que también probamos y que es de consumo obligatorio si pasas por aquí está la poutine papas fritas con salsa y queso – y la carne ahumada de Schwarts, un restaurante judío que compró Céline Dion O_o

Si quieren ver más de Montréal desde el aire, aquí está el enlace de Google Maps, nosotros ya estábamos listos para la tercera parada: Toronto.

Tags del post : ,

30 Comentarios en este post

  1. Marta dice:

    Tiene muy buena pinta!! No sabía eso de una ciudad debajo de la otra. Estos canadienses sí saben hacer las cosas a lo grande!
    ¿¿Y chistes de allí no te enseñaron??

    • remorada dice:

      Soy lo peor para los chistes, nunca me acuerdo de ninguno! Pero creo que no me enseñaron, aunque mis amigos ya son graciosos como son XD

      Eso sí, en verano se ve que Montréal es una gozada, todo verde y lleno de festivales y actividades, es de esas ciudades que hay que vivirlas! ^^

  2. Almudena dice:

    Yo conocí Montreal en verano y Quebec, que me pareció una ciudad preciosa.
    El año pasado, en enero volví a Montreal a -25 grados y yo no podía estar en la calle, hicimos vida debajo claro…
    Preciosas fotos.

    • remorada dice:

      ala, igual hemos coincidido por los pasadizos subterráneos! XD

      en invierno es bonita, pero hay que volver en verano que es cuando la ciudad tiene mucha vida en la superficie ^_^

  3. Qué gustazo, qué viajazo!! Canadá es tan preciosa y curiosa. Tengo una muy buena amiga viviendo allá hace mucho y le encanta aunque, siendo “tropicala” como yo, no termina de acostumbrarse al frío polar ^ ^

    • remorada dice:

      el amigo que nos llevó a pasear de noche, cada vez que decíamos “qué bonita la nieve!” respondía “sí, sí, un día es bonita, de paseo es bonita, cuatro años después es una puta mierda” XD

  4. mari dice:

    me da la sensación de estar viajando contigo; las fotos son lindas!!! se las enseñaré a vicente, sobre todo la de los pinguinos

  5. Mami Katabum dice:

    Quebec es una de las ciudades que tengo que conocer!!
    Gracias por el tour :)

  6. No sabía lo de los subterráneos, qué interesante! El sirope de arce es una de esas cosas que en mi caso no fue amor a primera vista, pero ahora que nos conocemos bien nos queremos mucho… bueno, a decir verdad es una relación unilateral…

  7. martha dice:

    Estos reportes son tan buenos que ya no voy a poner Montreal en mi lista de viaje porque la puedo ver a través de sus ojitos. Luego te mando de corresponsal a otros lugares

  8. Azul Celeste dice:

    Ya sabía lo de la ciudad bajo la otra ciudad, pero nunca se me ocurrió buscar fotos, algo parecido en México DF en las estaciones del metro, claro que a una menor escala y en Canadá es sólo peatonal? entiendo yo?
    ¡Qué ganas de conocer por allá! Me ha dado un gustazo ver una carita sonriente en el museo (Cultura Totonaca) ¡Ay ajúa!
    ¡Quiero más!

    • remorada dice:

      es solo peatonal y está todo interconectado, a ratos pasas solo por el subterráneo, a ratos tienes que subir y pasar por lobbys de edificios privados pero siempre en el interior! es muy extraño pero va muy bien cuando hace frío ^^

      tienen cosas de todas partes del mundo en ese museo! *-*

  9. Jen Olalde dice:

    Pedazo de viaje, sobre todo esos pingüinos graciosos. Ah! Ya te sigo en feedly, gracias por darme a conocer el servicio :)

    • remorada dice:

      100 fotos de pingüinos entre los dos, 300 de todo el biodôme, la tecnología ha hecho mucho daño!

      Feedly va muy bien para seguir blogs, tenerlos organizaditos por temáticas y no perderse de nada, la mejor solución que he encontrado ante la desaparición del Google Reader! ^^

  10. Clara dice:

    Molt fan de Montréal! Una de les millors ciutats canadenques que vaig visitar també! I l’ambient hippi modern que hi ha a la primavera és molr recomanable. Crec que l’Arantxa ens podria explicar més aventurillas… XD

    • remorada dice:

      Si, ella hi va viure i tot! Quina sort! Crec que és una ciutat què es gaudeix més amb les activitats que amb les visites, tot i que amb el que vam fer en 3 dies ja ens va agradar molt! ^^

  11. Serena dice:

    Cuando estuve trabajando en el sushi, cada vez que entraban unos franceses simpáticos resultaban ser canadienses.

    Un canadiense malhumorado debe de ser algo digno de ver, pero seguro que después pide perdón.

  12. akane86 dice:

    Siempre he querido visitar Canadá, pero creo que necesitaría dedicarle muuuuchos días :). En verano debe ser precioso, pero es que en invierno también! Muchas gracias por estos paseos virtuales, me están encantando :).

    • remorada dice:

      ay, me alegro porque la verdad es que me encanta viajar y explicar los viajes, pero el blog ha hecho cri cri cri con esta serie! XD

      En verano yo solo he estado en Halifax, y Toronto casi que de paso… pero Montréal, por lo que he visto en fotos y así, tiene un oferta impresionante de cosas para hacer *-*

  13. mirandabe dice:

    Yo quiero ir… aunque sea sólo para ver un policia montado y un alce/reno/whatever… que preciosidad de viaje y que endiBia coxina más grande…

    Besitos ;)

    • remorada dice:

      JAAAAAJAJAJAJA pues no vimos ninguno! y eso que lo buscábamos para mi prima XD

      oh, wait, en el aeropuerto sí que vimos algo que estoy segura que te va a gustar, te lo pasaré por twitter XD

  14. Yo quiero ir, pero en veranito… lo de los bajo cero lo llevaría fatal fatal!!! Y unos conciertos al aire libre allí pintan genial!!!

    Muas!

    • remorada dice:

      pues sí, hacía mucho frío! y todos los montrealeses iban uniformados con ropa que costaba más que nuestro viaje, seguro! (somos muy low cost XD)

      en verano debe ser precioso, me traje uno de esos libros de fotos y es pa flipá! *-*

Es tu turno de comentar ^_^

A %d blogueros les gusta esto: