Nunca he hecho un cambio de armario

Más sobre mí Moradeces

Lo juro, nunca he hecho un cambio de armario. En Lima es fácil, porque las temperaturas no cambian tanto, en invierno nos morimos de frío con 15 grados y en verano sudamos la gota gorda con 25. En Barcelona no solo hay estaciones más marcadas, ¡hay días en que hay más de 10 grados de diferencia entre la mañana y la tarde!

Quien me conoce sabe que no me desvivo por la limpieza, es algo que evito hasta que se activa la alerta de sanidad. Pero me gusta tener cada cosa en su lugar, a ser posible con una etiqueta. Mi armario no podía ser menos.

El cambio de armario es personal

No comparto espacio con el Sr. Torres. Cada uno tiene un armario igualito donde puede organizara sus cosas como mejor le parezca. Como él es encargado de la cocina, yo doblo la ropa, pero se la dejo sobre la cama. En esta casa no ha entrado nunca una plancha.

Tengo un excel

Tiene cuatro hojas: cosas que se cuelgan, cosas que van en cajones, cosas que van en repisas y zapatos. Así, sin tener que abrir el armario sé exactamente lo que tengo, por lo que es fácil saber lo que me falta.

Lo reviso dos veces al año, justo antes de las rebajas, que curiosamente coinciden con mi cumpleaños y mi santo. Esto lo hago porque ya ha empezado la temporada y sé lo que no me volveré a poner, así lo saco a tiempo para que otra persona le pueda dar un uso y hago espacio a lo nuevo. De esta manera solo compraré lo que necesito y, aunque caiga algún caprichín, sé que no arrasaré con todo.

161019-cambio-de-armario-1

Si algo entra, algo tiene que salir.

Una vez intenté aplicar mi sistema en el armario de un pariente muy cercano cuya identidad será protegida. Como se sabe que le encantan las blusas blancas, no tiene solo las que se compra, sino también las que le regalan. Cuando junté todas las que tenía, el número era obsceno. Le dije que tenía que elegir “solo” 30. Si quería ponerse una cada día del mes podía hacerlo sin repetir, pero ¿realmente necesitaba más? Ojo, que estoy hablando de blusas blancas, no de otros colores, ni de camisetas.

Yo me pongo límites y me permito comprar hasta que llego a ellos. Si alguna vez me paso,  tengo que sacar alguna otra cosa de la lista. Cada uno puede tener sus propios límites, ¡el Sr. Torres llegó a tener más 90 camisetas frikis¡ Si tomamos en cuenta que con ellas va a trabajar, sale de fiesta o ve televisión, se puede llegar a entender. Más o menos.

El orden dentro del armario

Dentro del armario no se mezcla nada. Por ejemplo; para colgar alterno colores de perchas; en las blancas van los vestidos, en las celestes los cardigans y vuelvo con blancas para las faldas. Cuando lavo y voy a guardar las camisetas, saco toda la ruma y ordeno por colores.

Lo único que realmente cambio son los zapatos. Los de temporada están en la entrada de casa y los otros en un tupper grande dentro del armario, bajo los pantalones y faldas. Están a la mano, pero no a la vista.

Para guardar los accesorios dentro de la repisa, que no se mezclen y que sean fáciles de encontrar uso tuppers con cartelitos.

161019-cambio-de-armario-2

Las capas y los accesorios.

Para la ropa, prefiero usar básicos porque creo que la diferencia la dan los accesorios. A veces me parece que voy vestida siempre igual, pero he notado que el resto de gente acaba vistiéndose solo con lo último que lava y tiene a la mano xD

Como nos gusta viajar, creo que es importante tener ropa adecuada a todas las estaciones en cualquier momento. Cada vez que preguntamos a alguien que se encuentra en nuestro destino qué llevar, la respuesta es la misma: CAPAS. Hay que tomar en cuenta el cambio climático… y las diferencias de temperatura entre la calle y el interior de medios de transporte o tiendas.

En resumen, si quieres evitar hacer cambio de armario mi recomendación es: reduce lo que tengas, controla lo que compras… y adopta las capas, que van bien para todo.

161019-cambio-de-armario-3

53 comentarios

MAria 19 octubre, 2016 at 1:31 pm

Acabas de entrar en categoría de ídola para mi. Que no es que sea un rango muy rimbombante, porque al fin y a la postre soy una mindundi, pero oye, menos que nada sí es.

Propósito de enmienda: voy a aplicar tu sistema. Lo del excel me rechifla. Lo de los zapatos en la entrada… ¿en un mueble zapatero? ¿una cajonera? ¿alineados a lo japonés? Resuelveme esta duda que me mata.

Si consigo mantener el armario organizado (ojo, que son tres, que los de los niños los tendré que mantener yo también) prometo invitarte a algo. Y publicarlo. Otorgando el crédito correspondiente, por supuesto.

Besos,

María

Responder
remorada 21 octubre, 2016 at 5:23 pm

jajaja xD a ver, es una repisa bajita donde se alinean a lo japonés en dos alturas. Creo que es para poder DENTRO del armario, pero yo lo tengo junto a la puerta, así se airean xD

Mañana con más luz voy a tomar fotos para que lo veas mejor x)

Responder
desmadreando 19 octubre, 2016 at 1:36 pm

???? con esa capa logras lo que quieras y oye si quieres venir a poner en práctica tu clasificación yo te pago odio el cambio de armario

Responder
remorada 21 octubre, 2016 at 5:25 pm

es una idea de negocio interesante… cobrar por ejercer mi TOC! xD

Responder
Patch 19 octubre, 2016 at 1:48 pm

Mira, yo también te pago para que me ayudes en el cambio de armario. Tengo ahora un burruño de ropa que me queda grande, ropa de premamá (que me va grande pero es cómoda) y ropa para ir a ver a humanos que me pagan que es un sindiós. Lo dicho, estás invitada con tu capa!

Responder
remorada 21 octubre, 2016 at 5:27 pm

Si pudiera viajar me plantaba allí mismo, pero es un engorro con la pata mala! #youknow

Voy a plantearme esto de ser ordenadora profesional xD

Responder
Nene y Nana 19 octubre, 2016 at 1:53 pm

Me ha encantado tu sistema!! Justo el fin de semana pasado hice “el cambio de armario” y creo que esta vez me ha quedado medio decente, así que me apunto tu hoja de Excel y tu organización para ponerlo en práctica y a ver si después de unas pocas temporadas consigo reducir tanto mi fondo de armario que ya no necesitaré hacer cambios. Gracias!

Responder
remorada 21 octubre, 2016 at 5:30 pm

Reducir va muy bien, así siempre controlas lo que tienes y lo que necesitas :D

Líbrate del yugo armaril! xD

Responder
mari 19 octubre, 2016 at 2:43 pm

solo por hoy.,. lo haré,te lo prometo!!!

Responder
remorada 21 octubre, 2016 at 5:30 pm

te estoy observando

Responder
Noelia Golosi 19 octubre, 2016 at 2:44 pm

Ojiplática me tienes; me he quedado muerta con tu organización. Y yo pensando que tenía mi punto de chiflada maniática y resulta que hasta puedo hacerme un excel de mi ropa y ser tan normal. Creo que voy a darle una vuelta en mi cabeza a todo esto, que a mí tampoco me molan los cambios de armario.

Responder
remorada 21 octubre, 2016 at 5:31 pm

bueno, lo de ser normal no te lo prometo… pero lo de tener todo a punto para hacer la maleta y huir es un puntazo xD

Responder
Marta de Cuando la manada duerme 19 octubre, 2016 at 4:03 pm

JAJAJAJA yo tampoco he hecho en la vida cambio de armario. Toda mi ropa cabe en un cuerpo de armario. Las camisetas son atemporales y chica no necesito una inmensa cantidad de cosas. Mientras la ropa no este ropa vale.

Responder
remorada 21 octubre, 2016 at 5:33 pm

Eso digo yo, además en invierno todo el mundo va uniformado, así que mejor invertir en un buen abrigo y punto pelota!

Responder
Lydia Romano 19 octubre, 2016 at 4:19 pm

Jaja yo uso también muchas capas. No hago cambio de armario como tal, realmente tengo espacio para lo de verano e invierno y lo único que hago es dejar más a mano lo que me.pobgo, como lo que dices de que la gente se pone lo último que lava, pues eso.
Seguramente me sobran cosas, nunca he hecho eso de que cada cosa q entra por una que sale…

Responder
remorada 21 octubre, 2016 at 5:35 pm

siempre sobran cosas… tengo un conjunto que compré para una boda hace un par de años, que me encanta y que no me he podido poner hasta ahora porque siempre se ha torcido el clima y he tenido que recurrir a un plan B! me encanta y no lo he estrenado! >_<

Responder
Mi Álter Ego 19 octubre, 2016 at 5:09 pm

Y yo decía que era maniática por ordenar la ropa por colores… Lo del excel me ha matado. Jajajaja.
Eso sí, reconozco que tengo tendencia a acumular. Tal vez porque cuido mucho la ropa y me da penita deshacerme de ella estando todavía tan nuevecita…
Así que yo sí hago cambio de armario. Por suerte, ya me quité el marrón de encima el domingo pasado.

Besotes!!!

Responder
remorada 21 octubre, 2016 at 5:36 pm

y no encontraste por ahí la camiseta de scratch and sniff? jiji

Responder
Mi Álter Ego 21 octubre, 2016 at 8:39 pm

Qué va. De esa se deshizo mi madre, que es muy desprendida ella.

Responder
Mo 19 octubre, 2016 at 5:36 pm

Osti un excel, más matao… (ahora veo que Marie y tú sois más almas gemelas que ella y yo…). Pero tenemos en común que yo tampoco sé lo que es un cambio de armario. Lo que va colgado (faldas, camisas que no pueden doblarse, vestidos…) está todo junto, y lo que puede doblarse está en una balda. Si es verano en primera fila hay camisas de manga corta y si es invierno las retiro a segunda fila y las cambio por los jerséis. Ya está. Será que tampoco soy de tener muchísima ropa. Gracias a Marie esta semana he llevado a la Parroquia tres bolsas más. :)
Muas!

Responder
remorada 21 octubre, 2016 at 5:38 pm

Y estoy segura de que me sobra mucho aún, pero como todavía estoy dentro de mis límites no me preocupo… en algún momento me tocará hacer una mudanza y me iré con lo puesto xDDD

Responder
Paprika Komino 19 octubre, 2016 at 6:14 pm

Hola Fran,

Me encantó lo de las capas, ja, ja, ja XD
Aquí en Monterrey no puedes guardar totalmente la ropa de una temporada, porque el clima en cualquier momento te da la sorpresa; puede hacer frío en la mañana, subir la temperatura hacia el mediodía como si fuera verano, en la tarde puedes encontrarte con una granizada…
En diciembre es invierno aquí, así que uno esperaría vestir con abrigos, gorros y bufandas; pero hemos tenido Navidades en que necesitas sacar las playeras de manga corta, porque sino te asas.

Saludos :)

Responder
remorada 21 octubre, 2016 at 5:40 pm

En Lima era muy divertido porque yo vivía junto al mar y había mucha humedad, pero iba a una universidad en una zona “de campo” donde siempre hacía sol, así que las capas eran mis mejores amigas xD

Responder
martha alvarez 19 octubre, 2016 at 6:18 pm

casi me burlo diciendo TOC TOC, pero la verdad es que tu orden es práctico, efectivo y resulta.
Solo felicitaciones y que tu pariente cercano no solo lea y comparta, sino que siga la línea.

Responder
remorada 21 octubre, 2016 at 5:42 pm

eso, eso!

pero el inventario sirve también cuando tienes pocas cosas, para saber si combinan entre sí (no es indirecta jajaja)

Responder
peinetapintxosymimonillo 19 octubre, 2016 at 6:58 pm

Qué pasada, eso es un kondo remorada en toda regla,yo no puedo llegar a ese nivel ni harta, la del dibujo de la prmera foto soy yo con eso de me voy a comprar para airearme jajaja

Responder
remorada 21 octubre, 2016 at 5:53 pm

jajaja, cada uno aplica lo que mejor le funciona xD

Responder
Pepa www.eintagmitpepa.com 19 octubre, 2016 at 8:16 pm

Me encantas Remorada! He disfrutado muchísimo leyendo tu política de organización de armario: pareces alemana! Totalmente de acuerdo que reducir lo que tienes facilita las cosas! Un abrazo! Eso de las capas a mí también me confunde :)

Responder
remorada 21 octubre, 2016 at 5:53 pm

que conste que me tomo lo de ser alemana como un cumplido xDDDDDDDDDD

:***

Responder
Esther 19 octubre, 2016 at 10:48 pm

Aaaggghhhh, qué locura, hasta un Excel, yo para eso soy un désastre. Me voy el finde a Granada (donde si hace más frío ) y no sé dónde está la ropa que debería llevarme. Te pagaría por ordenar el mío. Mi costillo tampoco hace cambio de armario.

Responder
remorada 21 octubre, 2016 at 5:55 pm

ya he ofrecido tres ofertas de trabajo, wiiiiii!

Responder
sradiaz 19 octubre, 2016 at 10:50 pm

¡qué control! Mi armario es un caos… yo quiero ser así de organizada.

Responder
remorada 21 octubre, 2016 at 5:55 pm

una vez que haces el inventario y saber lo que tienes es mucho más fácil! xD

Responder
Azul Celeste 20 octubre, 2016 at 2:03 am

¡Qué lindo! Yo tendría un excel, si tuviera tiempo.
Hace mucho, cuando era soltera, anotaba en una libreta la ropa que tenía en cajas.
Ahora me conformo con etiquetar las cajas: Ropa MiNene, Ropa Mija, Ropa MiBeba… Ropa que dejaron de usar mis bebés pero voy a conservar por que soy acumuladora, ropa que todavía no le queda a mis hijos pero algún día les quedará… la ropa que ya no usamos la donamos en tres ocasiones al año.
Mi admiración a tu organización.

Responder
remorada 21 octubre, 2016 at 5:57 pm

tú tranquila, que dentro de nada tus hijas tendrán sus propios exceles! xDDD

Responder
ruth2m 20 octubre, 2016 at 10:07 am

jajajajaja el dibujo de vestirte con capas jajajajajjaja MENCAAAANTA no puedo no puedo (ruth controla que estas en el curro y te estan mirando)

ostras pues yo soy mucho más caotica, ni cambio de armario, ni excels, ni ir de compras…..vamos que tengo ropa de cuando tenia 15 años (y no es coña) que deberia comprarme algo porque parezco pobretona (bueno no es que no lo sea, pero unos mínimos adecuados deberia jajajaja)

Responder
remorada 21 octubre, 2016 at 5:59 pm

Te vas a reír, pero el Sr. Torres tiene una camiseta que ama y que ya era casi transparente… pues la escaneamos y la clonamos!!!

le dije: ya tienes una nueva, tira el trapo ese… pero se negó! ahí sigue xDDD

Responder
Azul Celeste 4 noviembre, 2016 at 5:34 am

Es ¡Su mantita!

Responder
Opiniones Incorrectas 21 octubre, 2016 at 2:12 pm

Yo acabo de hacer estos días el de BB, señal inequívoca y deprimente de que empiezan el frío y la oscuridad :(

Besos

Responder
remorada 21 octubre, 2016 at 6:40 pm

buuu, supongo que según zonas el cambio será peor que en otras, aquí ha empezado el frío, pero a la que entras a un lugar pequeño con gente toca sacarte todo y quedarte en tirantes!

a pesar de todo confieso que renazco después de ser un despojo estival! ><

Responder
Matt 21 octubre, 2016 at 10:54 pm

Mira que soy ordenada y fan del Excel, pero nunca había pensado en utilizarlo para gestionar el armario. Qué buena idea!.
Sigo algunas cosas de las que mencionas, pero me superas con creces. Me ha encantado.
Un beso

Responder
remorada 25 octubre, 2016 at 4:36 pm

en esta casa hay un excel para cada cosa xD

:***

Responder
dibujosdenube 23 octubre, 2016 at 4:19 pm

Mi armario es pequeño así que mI cambio de armario es mínimo, pero lo hago. Me gusta tener espacio libre, así que los vestiditos finos y los tirantes los guardo. Además en el lado derecho tengo cinco perchas especiales, etiquetadas de lunes a viernes, donde va la ropa para ir a trabajar, que dejó preparada el domingo. Zapatos solo tengo 4 pares, así que no tengo Excel pero creo que mi ramalazo maniático también está muy claro. Además confieso que uso una App donde tengo ordenada mi ropa además de poder comprobar todas las combinaciones posibles… juas!

^^

Responder
remorada 25 octubre, 2016 at 4:41 pm

lo de las perchas diarias y la app me ha alucinado!!! *0*

Responder
Irene MoRe 24 octubre, 2016 at 11:20 am

Pásame esa excell ya mismo, y otra cosa ¡¡¡pásate por mi casa, por favor!!!

Responder
remorada 25 octubre, 2016 at 5:07 pm

jiji, voy a hacer un descargable xDDD

Responder
pasandolopipa 15 noviembre, 2016 at 5:39 pm

Ya estás tardando :-O

Responder
Lai - Asi piensa mamá 3 noviembre, 2016 at 5:29 pm

tenia este post guardado porque me dejaste alucinada…¿me ayudas con mi armario? :)

Responder
remorada 7 noviembre, 2016 at 12:03 pm

me he proyectado y creo que no solo daré servicio de inventario… estoy por hacer un reality show! XD

Responder
pasandolopipa 15 noviembre, 2016 at 5:44 pm

Madre madre, este post me lo había saltado yo…
Como ves te estoy comentando los pendientes (me los leo en el bus sin comentar y ahora estoy haciendo repaso) ¡pero no había leído este!.

Ese excel es oro puro ¡me encanta la idea!. Yo nunca hago cambio de armario pero porque tengo poquísima ropa.

Responder
remorada 23 noviembre, 2016 at 7:52 am

al final las personas que tienen mucha ropa se ponen siempre lo mismo! menos es más ;)

Responder
Maribel. 15 noviembre, 2018 at 5:16 pm

He caído aquí por casualidad y he recordado que yo también tenía un excel con la ropa de mi armario. Lo hice después de volver de un viaje a Etiopía y darme cuenta de que no necesitaba el 99% de la ropa que tenía. Así que me organicé, hice un excel donde recogía todas las prendas y al lado de cada prenda un número que indicava la frecuencia de puesta (más o menos) en una ponderación del 1 al 10… todo lo que tuviera un 0 iba directamente fuera de casa. Salieron 5 bolsas de basura llenas (de las normales, no industriales).

Ya luego me animé y las prendas con una frecuencia baja también fueron al contendedor de Humana.

Hoy lo he retomado el EXCEL y para mi desgracia veo que he aumentado otra vez el número de prendas… me pongo las pilas este fiin de semana y voy a volver a hacer una batida.

Besotes!!!

Responder
remorada 27 noviembre, 2018 at 12:24 pm

Me pasa igual, me miro bien lo que compro, pero acabo acumulando sin darme cuenta… y no me pongo ni la mitad de lo que tengo!

Larga vida a los excel!!! ^^

Responder

Es tu turno de comentar ^_^

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Son galletitas sin gluten. Si continuas navegando las consideraremos aceptadas. Cookies! Leer más