Santa Llúcia: el mercado de Navidad de BCN

La Fira de Santa Llúcia es el mercado navideño más tradicional de Barcelona. Desde 1786, se instala cada diciembre delante de la Catedral de la ciudad.

Suele tener esta estructura:

  • Zona de pesebres y figuras. La tradición pesebrista por estos lares es alucinante. Se pueden encontrar las figuras y utensilios más variados, incluso mecanismos con agua o luces. Y, por supuesto, el infaltable caganer.
  • Zona verde. Aquí se pueden conseguir árboles naturales o artificiales, corcho, musgo, ramas o los populares tions, los troncos que “cagan” los regalos a los niños catalanes.
  • Zona de artesanos. Venta de regalos y objetos de decoración.
  • Zona de las zambombas. Aquí se pueden encontrar instrumentos musicales muy usados en estas fechas. Junto a las tradicionales zambombas se ven, por ejemplo, panderetas o tambores.

También hay talleres y desfiles, así como un escenario donde se presentan grupos musicales y de baile.

Además, se suele colocar un tió gigante para que los niños lo hagan cagar.

Más información: http://es.firadesantallucia.cat/

Aunque este mercado navideño es el más grande, no es el único en la ciudad. Uno más pequeño se suele instalar por estas fechas alrededor de la Sagrada Familia.

Después de la visita a la Fira de Santa Llúcia se puede aprovechar para visitar el pesebre del ayuntamiento en la Plaza Sant Jaume. Este año es aún más raro que el Belén de 2016, que ya es decir.

Para los más tradicionales, hay un pesebre clásico en el patio del Museo Frederic Marès.

¿Quién era Santa Llúcia?

Santa Lucía de Siracusa nació en una familia acomodada de Sicilia. Era cristiana y había jurado permanecer virgen, pero su madre – que estaba muy enferma – la comprometió con un hombre para no dejarla sola al morir.

Lucía llevó a su madre a visitar la tumba de Santa Águeda y allí se curó. A cambio, pidió que rompiera el compromiso y donara la dote a los pobres. El prometido despechado la llevó a juicio por ser cristiana y allí empezó su martirio. Entre otras cosas, la condenaron a ser violada en un burdel, pero como los verdugos no lograron moverla acabó siendo decapitada. Su festividad se celebra el 13 de diciembre.

Se la considera patrona de los ciegos y para esto hay diversas teorías:

  • Era ciega de nacimiento.
  • Se arrancó los ojos para disuadir a un pretendiente que los alababa.
  • Le arrancaron los ojos durante el martirio.
  • El 13 de diciembre era el día del solsticio antes de la reforma del calendario, a partir de entonces las horas de luz empezaban a alargarse y se podía ver mejor durante más tiempo.
  • Su nombre viene de la palabra latina lux (luz)

La Nit de Santa Llúcia

Coincidiendo con la festividad de Santa Llúcia, los catalanes celebran otro evento, esta vez de carácter literario.

En la Nit de Santa Llúcia (Noche de Santa Lucía) la entidad catalana Ómnium Cultural entrega diversos premios. El más popular es el Sant Jordi de novela, pero también se entregan distinciones en otros ámbitos como la poesía, los cuentos o el teatro. La velada es conocida también como la Festa de les Lletres Catalanes (Fiesta de las Letras Catalanas).

La celebración es itinerante y cada año se lleva a cabo en una sede distinta de Òmnium Cultural. En 2017 se realizará en el distrito barcelonés de Nou Barris.

Y cierro el post con un refrán que une letras, tradición y a nuestra santa protagonista:

21 Discussion to this post

  1. Alize dice:

    Creo que ayer lo vi en la tele… Cómo molan los mercadillos navideños, puedes pasar horas entretenida tan ricamente de puesto en puesto :)
    ¡Besotes!

  2. Irene MoRe dice:

    Por Santa Lucía, menguan las noches y crecen los días. Ahí tienes otro refrán.
    Besazos.

  3. Me ha parecido muy interesante la historia, aunque la teoría del solsticio me ha parecido muy traída de los pelos. Jajajaja. Besotes!!!

  4. Pepa dice:

    Jolines, que guay!!!!

  5. Azul Celeste dice:

    ¡Dios, que barbaridad cometieron con Santa Lucía! Por eso y muchas cosas más es Santa… :'(
    A mí me encantan los mercadillos navideños, aunque no compre nada, nomás me gusta ir, ver, oler, oír, sentir todo ese ambiente que recuerda a la niñez, y llevar a mis chamacos a que se emocionen también.
    Fumada es la palabra que define bien el pésebre ese tan modernón ;)
    Un abrazo fuerte!!!

  6. mari dice:

    ir otra vez por estas fechas!!! (o por otras), qué ilusión!!!

  7. Bego dice:

    esas cosas de los santos de llevar trozos de sus cuerpos o guardarlas siempre me ha dado mucho repelús, es muy tétrico.
    yo apoyaría tu moción por ampliar la edad para el tió, coincido en que es muy injusto.

  8. Mo dice:

    Desde luego, las torturas de santos y santas son espeluznantes!!!!
    Me encanta la Fira! Intentamos ir todos los años y algun caganer o herramienta mini cae… :P
    Muas!

  9. Dibujosdenube dice:

    Los mercadillos navideños son geniales: nosotros siempre volvemos o con pelucones o con gorros cuando vamos al de la Plaza Mayor. Ya es una tradición. Me apunto el de Santa Llúcia para cuando vuelva a Barcelona.

    ^^

  10. Tonia dice:

    Acá en Buenos Aires también Santa Lucía es protagonista de las fiestas. Así se llama el hospital oftalmológico a donde van los heridos por petardos y corchos de champán y sidra ;) Es un clásico el informe en tiempo real desde la puerta!
    http://www.telam.com.ar/notas/201612/174570-festejos-de-navidad-38-heridos-en-los-ojos-por-manipular-articulos-de-pirotecnia.html
    Un saludín :)

Es tu turno de comentar ^_^

A %d blogueros les gusta esto:

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Son galletitas sin gluten. Si continúas navegando, asumimos que estás de acuerdo. Leer más

Una cookie es un pequeño archivo de texto que los sitios web instalan en la computadora o el dispositivo móvil de los usuarios que los visitan. Las cookies hacen posible que este blog recuerde las acciones y preferencias del usuario (identificador de inicio de sesión, idioma, tamaño de letra y otras preferencias de visualización), para que este no tenga que volver a configurarlos cuando regrese o navegue por sus páginas. Puedes controlar o borrar las cookies siempre que así lo desees.

Cerrar