Planear una escapada a Buenos Aires

El post de hoy complementa al de qué ver y hacer en una escapada a Buenos Aires, porque no todo es tan fácil e intuitivo aunque compartamos cultura e idioma.

Prepárate para vivir alerta

Creo que lo que peor llevé fue leer y escuchar tantas veces que teníamos que tener cuidado con carteristas, asaltantes o estafadores

No estoy diciendo que la ciudad sea insegura, nosotros nos movimos sin dificultad, pero todas las personas con las que interactuábamos nos hacían la misma advertencia, así que la sensación de inseguridad me invadió de mala manera. Sé que nos lo decían de buena onda porque los turistas suelen ser presa fácil y mejor prevenir que lamentar, pero vengo de Lima y mi modo alerta es igual a tener los nervios a flor de piel. 

Lo que sí nos sorprendió fue ver a tantísima gente durmiendo en la calle, pero ninguno se nos acercó.

Mira el calendario

Hay elementos que no se pueden prever, pero mejor ir preparados. En Argentina se vive intensamente y nosotros pudimos verlo de primera mano. 

Un político dijo que sería candidato al senado a pocos metros de nuestro hotel y la calle estaba llena de gente, debe haber sido algo importante porque al día siguiente salió en todos los periódicos.  Vimos manifestaciones de apoyo a distintos partidos en varios barrios por los que transitamos, pero todas eran pacíficas.

Por otro lado, el Boca Juniors salió a celebrar que habían ganado el Campeonato Argentino de Fútbol. El fútbol se vive como en ningún otro lugar del planeta. A quienes vivimos en Barcelona nos puede parecer una locura, pero aquí el D10S sigue siendo Maradona… ¿Messi? ¿Ese quién es? ;)

Mira un mapa

Parecerá una obviedad, pero no. Te sugiero familiarizarte con las calles principales en Google Maps antes de viajar, porque los distintos mapas que encotrarás allá ¡tienen distinta orientación! Se nos hizo difícil ubicarnos, en el hotel nos dieron uno en que el río salía por abajo, en los mapas del metro el río te quedaba a la derecha… y solo en unos pocos tenías el norte arriba y el sur debajo xD

Sin embargo, el Obelisco puede servir de referencia: la avenida 9 de julio está sobre la línea norte-sur mientras que la Avenida Corrientes va sobre la línea este-oeste. 

Visualiza los itinerarios

Como lo decidimos todo en el último momento no tenía mucho tiempo para planificar, pero la web de Turismo de Buenos Aires tiene recorridos predeterminados, así como un planner para que tú mismo armes un itinerario. 

Como dije antes, mejor mirar bien el mapa porque, aunque todo lo que vimos nos gustó, las rutas pudieron optimizarse para no caminar tanto. 


Distintas maneras de moverse por Buenos Aires

Ir y volver de los aeropuertos (Buenos Aires tiene dos: Ezeiza y Newbery) es complicado en transporte público y nos advirtieron mucho sobre mafias de taxistas desplumadores, así que decidimos contratar el traslado al hotel de antemano. Es caro, pero fuimos seguros y a tiempo.

Con tan poco tiempo, sopesamos la idea de subir al Bus Turístico de Buenos Aires, pero viendo mejor las cosas que teníamos en la lista no nos iba a salir tan a cuenta porque en cada parada hay mucho que visitar.

Optamos por comprar una tarjeta de transporte SUBE. La información en la web dice que solo se venden en lugares determinados, que cada persona tiene que tener la suya y hay que registrarla, pero después de caminar un montón para llegar al centro expendedor nos dijeron que solo bastaba comprar una e ir poniéndole dinero en cualquier estación de metro y en algunas tiendas de barrio. ¡Era mucho más sencillo! 

Cómo usar la tarjeta SUBE

El precio de los pasajes en Buenos Aires es muy barato. Comprar la tarjeta SUBE para los dos nos salió por 25 pesos y le pusimos 75 pesos de saldo. Total = 100 pesos, que son unos 5 euros y medio ¡Y no nos hizo falta recargarla!

El metro, que allí se llama subte, vale unos 7 pesos y pico. Hay que tomar en cuenta que los andenes de las estaciones de metro no están necesariamente comunicados, esto quiere decir que hay bocas de metro que solo sirven para ir en una dirección. Lo más divertido es que hay metros que van hacia la derecha y otros que van hacia la izquierda, por lo que seguir nuestra intuición puede causar más de un enredo. Por si fuera poco, no todas las bocas abren todos los días ni a todas las horas. ¡Es un poco lotería!

El bus, que allí se llama colectivo, no es más fácil de usar. Al subir hay que avisarle al conductor dónde nos vamos a bajar antes de pasar la tarjeta SUBE por el lector para que él indique el precio que se nos va a cobrar. En nuestro caso ningún trayecto supero los 7 pesos. 

El servicio a la hora de comer

Hay que tener en cuenta que muchos restaurantes cobran sí o sí un monto llamado “servicio“. Se trata de un impuesto revolucionario al cubierto y al pan, no tiene que ver con las propinas. Estas van aparte y, aunque son opcionales, se sugiere dejar un 10% Desde nuestro viaje a Disney Orlando vivo traumada con las propinas. 

La comida es rica, variada y con opciones para todos los bolsillos.

Los enchufes son diferentes

El voltaje es el mismo que el de España u otros países sudamericanos (220v), pero la forma del enchufe es diferente. Por suerte habíamos llevado la batería portátil y eso fue suficiente para cargar los teléfonos. Como íbamos por poco tiempo no necesitamos más. 

Otras cosas que nos llamaron la atención:

  • Dicen que haberlas, haylas, pero no vimos una sola moneda! Solo billetes :D
  • Me hice un lío con los horarios porque en pleno junio de 2017 Buenos Aires tenía cinco horas menos que Barcelona, una más que Santiago y dos más que Lima. ¡Demasiadas cosas en las que pensar! 
  • Como en todo el mundo, el clima está loco. Cuando compramos los pasajes las previsiones daban temperaturas negativas, luego mejoraban, pero con lluvia y finalmente tuvimos unos días calurosos ¡íbamos en manga corta en pleno invierno! 
  • Los domingos cierran algunos centros comerciales y tiendas, incluso las que están en zonas concurridas.

¿Se puede conocer Buenos Aires en un fin de semana?

Nosotros estuvimos dos días y medio por allá y, aunque los aprovechamos muchísimo y caminamos unos 13 kilómetros diarios, nos quedaron algunos pendientes. 

Sí se pueden ver los lugares más emblemáticos, como puedes ver en este post, aunque para ir con tranquilidad y no perderte nada sería mejor ir unos cuatro o cinco días. 
¡O la vida entera para aprovechar toda su oferta cultural!


P.D. Puedes ver más fotos de los sitios que visitamos en la cuenta de Instagram de Brickcelona -> http://www.instagram.com/brickcelona

Article Tags : , ,

16 Discussion to this post

  1. Azul Celeste dice:

    Ví el diseño de los enchufes y creí que eran caritas :)
    La última opción me parece la más adecuada, la de vivir toda la vida para aprovechar, eso pienso de la Ciudad de México, que ni viviendo toda la vida en ella acabas de conocerla ;)
    ¡Qué bueno que festejaron su aniversario en Argentina! ¡Qué bonitos recuerdos!
    Gracias por tus posts, tan llenos de aventuras y buenos consejos.
    Un abrazo!

    • remorada dice:

      Es la carita de Scream! Menos mal que no la necesitamos porque no habíamos llevado adaptador xD

      Estamos muy contentos porque en uno de mis propósitos de año nuevo fue celebrar el aniversario con un PLANAZO y no se nos había ocurrido nada especial… y mira! XD

  2. Irene MoRe dice:

    Sin duda los que te leemos desde esta parte del charco si vamos alguna vez a Argentina imagino que será por más de un par de días, pero para los que te leen desde allí estos post les vendrán fenomenal si quieren hacer una escapada corta, porque das unos consejos excelentes.
    Y oye, es bueno que os quedarán cosas por ver ¡¡así tenéis excusa para volver!!
    Besazos

    • remorada dice:

      Me hace mucha gracia porque los latinos cuando vamos “a Europa” por primera vez solemos hacer unos viajes de parar uno o dos días en cada ciudad porque tememos que será una sola vez en la vida, pero al revés no se ve eso! De ir “a América” de peregrinación, porque las distancias son mucho más grandes (o me lo parecen)

      Aunque ahora es mucho más fácil viajar y supongo que eso irá cambiando, qué relativo es todo xD

  3. Mo dice:

    Yo que tuve que hacer de turista sola iba paranoica perdida con lo de la inseguridad, aunque a la práctica me sentí bien. Siempre que deambulo sola por una ciudad trato de parecer lo menos guiri posible (memorizar planos y rutas, guardar la cámara en el bolso, mimetizar al máximo, jajajajaja!).
    Muas!

    • remorada dice:

      Es paranoia infundada, aunque creo que si no dicen tantas veces eso y te pasa algo luego se sentirán peor! Al menos a mí me pasaría… me acuerdo que cuando vino una amiga de visita a Perú le hacía lavarse los dientes con agua embotellada porque no quería que se enfermara jajaja xD

  4. En Chile y en Uruguay también son muy dados a eso de decirte “ten cuidado, que no te roben”. Es cierto que pasan cosas pero al final uno va todo el día emparanoiado. Jajajaja. Sé que lo hacen con sus mejores intenciones pero es una rayada. Aunque en Chile sí me robaron, la verdad sea dicha…

    Pues hala, ya tienes excusa para volver con las cosas que te han quedado pendientes ¡y cuidado que no te roben!

    Besotes!!!

  5. Bego dice:

    Qué dices de los mapas, pero ¿están locos o qué? No son ya a veces bastante complicados como para que encima te los pongan al revés XD

    • remorada dice:

      Están locos! Yo nunca había visto una cosa similar… y como íbamos con los prepagos chilenos no teníamos roaming y no podíamos consultar google maps!

      Yo no soy indicador porque me pierdo siempre, pero el Sr. Torres se desorientaba también y eso no le suele pasar!!!

  6. Alize dice:

    Una de las cosas que más me gusta de un viaje, es planearlo en casa… Me entran mariposas en el estómago de imaginarme en el lugar de destino jejeje
    Me encantaría ir a Buenos Aires, bueno a Argentina en general, pero es verdad que te meten tanto miedo con la inseguridad que lo voy posponiendo hasta la saciedad…
    ¡Besotes!

  7. Dibujosdenube dice:

    Que chulo!! Me encantan estos post!!! Aprendo un montón de cosas súper interesantes. Tengo pendiente una escapada por Argentina y toda la zona de las misiones… cruzar América del Sur en todas direcciones!! Juas!!

    (Akane en Mapuche significa nube; y en Japón nubes rojas del atardecer.)

    Abrazos!

    • remorada dice:

      Jajaja, Akane en guaraní es cabeza apestosa U_U lo sé porque fue mi nick durante muchos años, ya te lo conté alguna vez x)

      Nuestro próximo destino soñado es la Patagonia… ojalá se pueda! ><

Es tu turno de comentar ^_^

A %d blogueros les gusta esto:

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Son galletitas sin gluten. Si continúas navegando, asumimos que estás de acuerdo. Leer más

Una cookie es un pequeño archivo de texto que los sitios web instalan en la computadora o el dispositivo móvil de los usuarios que los visitan. Las cookies hacen posible que este blog recuerde las acciones y preferencias del usuario (identificador de inicio de sesión, idioma, tamaño de letra y otras preferencias de visualización), para que este no tenga que volver a configurarlos cuando regrese o navegue por sus páginas. Puedes controlar o borrar las cookies siempre que así lo desees.

Cerrar