Qué ver y hacer en una escapada a Buenos Aires

Parecerá raro que mi primer post después de haber venido a vivir a Chile hable de Argentina. Tengo varios posts a medias sobre nuestras experiencias en Santiago, pero aprovechamos el último fin de semana para hacer una escapada a Buenos Aires y mejor lo explico ahora que lo tengo más fresco. 

Hoy hablaré de lo que vimos y lo que nos gustó más. Obviamente esto es una opinión personal y a otros les puede parecer que nuestros imprescindibles son prescindibles y que no valoramos suficiente a lo que consideramos sobrevalorado. Mañana me centraré en lo que hay que tomar en cuenta antes de viajar, que no fue tan sencillo. 

Nuestros cinco imprescindibles

Plaza de Mayo

Nos alojamos muy cerca de la Plaza de Mayo, así que la vimos de día y de noche. Aquí puedes ver la Casa Rosada (el palacio de gobierno), la Catedral, que parece un templo griego y el Cabildo, que está ahí desde tiempos coloniales. En el centro se alza un monumento alrededor de la cual se reúnen cada jueves las Madres y Abuelas que siguen reclamando a sus hijos desaparecidos. Se pueden ver pañuelos blancos, como los que las madres suelen llevar alrededor de la cabeza, pintados en el suelo de la plaza. 

En los alrededores de la plaza está la Manzana de las Luces, llamada así porque allí se encontraban sedes de distintos organismos culturales. También pueden encontrarse varias iglesias, como la de Montserrat que da nombre al barrio, la de San Francisco o el Convento de Santo Domingo

Subiendo por la Avenida de Mayo podemos ver algunos edificios de interés, como la Casa de Cultura (ex edificio de La Prensa) o el Palacio Barolo, que tiene un gemelo en Montevideo. La avenida acaba en el Antiguo Congreso

Obelisco

El Obelisco es uno de los símbolos de la ciudad, así que de todas maneras hay que pasar esta columna enorme en el cruce de las Avenidas 9 de Julio y Corrientes. En Avenida Corrientes bulle la vida cultural, hay librerías, teatros y el Paseo de los Artistas con estrellas con sus nombres a lo Hollywood y algunas estatuas divertidas que los representan y con las que quedas muy bien en la foto. 

Desde el obelisco se puede ver un mural enorme de Evita. También es el lugar donde se celebran las victorias futbolísticas, nosotros justo coincidimos con la proclamación del Boca Juniors como Campeón. 

Teatro Colón

Es simplemente impresionante. Hay que ir temprano para pedir hora para la visita guiada, las hacen cada 15 minutos, son interesantísimas, duran una hora y nos costó 250AR$ por persona. Es un despliegue de ostentación europeo: los adinerados que financiaron esta obra eran descendientes de europeos, la mano de obra estaba formada por inmigrantes europeos que huían de la Primera Guerra Mundial y los materiales de construcción eran europeos ¡trajeron en barco tres tipos de mármol! 

Es uno de los mejores teatros líricos del mundo, no solo por lo bonito que es sino por su acústica y es una pasada que te expliquen todos los secretos. Para un par de frikis de las ciencias como nosotros esto fue un plus.

El Ateneo Grand Esplendid

Solía ser un teatro y ahora es una de las librerías más bonitas del mundo. Hay que mirarla desde todos los ángulos y mirar también la cara de la gente que la visita.

En la calle Callao, cerca al Ateneo, hay letras de canciones que hablan de la ciudad y también unos pasos para bailar tango. 

Cementerio de La Recoleta

Diversas personalidades descansan en este cementerio: políticos, militares, artistas… pero quizás el mausoleo más visitado sea el de la Familia Duarte, donde fue enterrada Evita Perón. 

Tanto los monumentos como las anécdotas nos tenían fascinados. Conté una historia en Instagram, pero aquí va otra: la de una chica de la alta sociedad que murió en su viaje de bodas… el mismo día en que su perro moría en su casa de Buenos Aires, ¡así que hay una estatua que los representa a los dos! 

Hay visitas guiadas gratuitas de aproximadamente una hora a las 11 am.

Cuatro barrios para disfrutar

San Telmo

Tonta de mí, iba a saltarme este barrio. Cuando lo visité en familia hace muchos años era caluroso mediodía de verano, toda la gente de Buenos Aires estaba allí y mi mamá quería ver los puestos de antigüedades, así que nos dejó a mi hermana y a mí tomando limonada en un bar. Se demoró un montón ¡Y no nos había dejado plata para pagar! Así que estuvimos atrapadas muriendo de calor. 

Esta vez era una tarde soleada de invierno, las tiendas eran preciosas pero sin aglomeraciones, los puestos de la feria estaban llenos de curiosidades y una pareja bailaba tango en medio de la plaza Dorrego. Entramos al mismo bar de la limonada y tenía muchos detalles y solera. Nos encantó.

Diría que entre mis favoritos están los carteles fileteados, un estilo decorativo que ha sido nombrado patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. Suelen tener letras de canciones o frases en lunfardo, que es una manera de hablar muy típica de allí. 

Por si fuera poco, nos cruzamos con Mafalda y sus amigos y supimos que había un Paseo de la Historieta, con distintos protagonistas de cómics argentinos. Y cuando pensábamos que eso era la felicidad pasó una camioneta publicitaria y nos regaló muestras de alfajores bañados en cacao. 

Retiro

Lo más reconocible de este barrio es la Plaza San Martín. Es bastante curiosa porque está construida en un desnivel; con una parte tipo acantilado, desde donde se ve la Torre de los Ingleses, y otra llena de árboles y rodeada de casonas. Uno de los edificios más llamativos es el Kavanagh, dicen que lo mandaron construir para tapar la vista desde la casa de una familia aristócrata que se había opuesto al matrimonio de su hijo con la hija de los Kavanagh. ¡Curiosa venganza! 

La Recoleta

Es un barrio precioso y tranquilo, con palacios impresionantes de estilo francés en la Avenida Alvear y alrededores y parques enormes. Los fines de semana hay una feria de artesanía bastante original y muy cerca está también la zona de los museos. Es de mis lugares preferidos. 

Palermo

Moverse por el barrio de Palermo es un poco complicado porque los barrios se dividen en Palermo, Palermo Hollywood y Palermo Soho. No sé por qué llevan esos nombres, pero sí sé que alrededor de la plaza Cortázar, en el Soho, está la parte más hipster de la ciudad, con tiendas de moda y diseño y calles llenas de grafittis. Vale la pena.

Tres lugares sobrevalorados

La Boca

Nuestra experiencia no fue del todo satisfactoria. Nos sentimos como en las Ramblas; un lugar donde hay que ir sí o sí para demostrar que has visitado la ciudad, pero muy parque temático, con mucha gente y sensación de inseguridad. Una vez en la calle Caminito los colores de sus casas de construcciones imposibles y el movimiento son bonitos, pero caminar por las calles de Las Boca y pasar por La Bombonera (el estadio del Boca Juniors) nos tuvo muy nerviosos. 

Hay varios centros culturales en la zona para visitar si no eres como nosotros, que huímos a los pocos minutos: la Usina de las Ideas, la Fundación Proa o el Museo Quinquela

Puerto Madero

Además de que llegar es un poco complicado porque hay pocos espacios para atravesar los diques, el lugar en sí nos decepcionó. Los antiguos almacenes de ladrillos rojos del muelle son lindos, pero ahora solo encuentras restaurantes carísimos o de comida rápida. Hacia el otro lado (cruzando por el puente del inefable Calatrava) hay edificios altos y modernos que te dejan una linda postal, pero sin más. 

Calle Florida

Odio comprar, pero si a ti te gusta, este es tu lugar. Mucha gente, galerías y personas intentando convencerte para que entres a sus tiendas. Hace unos años reabrieron las Galerías Pacífico, tiene unos murales enormes que le dan un aire fastuoso. Pero lo vimos y salimos corriendo. No estamos hechos para este tipo de turismo. 

Acerca de las compras, nos mencionaron que también hay una zona de outlets en Palermo. Por ahí ya ni pasamos, pero lo digo por si a alguien le sirve como referencia. 

Dos cosas que hay que hacer de todas maneras

Toma café

Esto a mí no me pasa porque ya he contado lo que disfruto los café piscina de América Latina, pero si vienes de Europa probablemente pienses que los americanos no sabemos tomar café. En Buenos Aires se toma café a la manera europea, pero con mucha más pompa. Los mozos / camareros van elegantísimos y el café siempre viene acompañado de un dulce (chocolate, galletitas, etc) y de un vaso con agua mineral. Lo típico es pedirlo con medialunas, que son pastas con la forma del croissant, pero con una masa más cercana al brioche. 

Nuestros cafés favoritos fueron el del Bar Dorrego, el Tortoni y El Biela. En estos dos últimos hay mesas con muñecos que representan a célebres parroquianos, como Gardel o Borges. 

Come carne

Parece una obviedad, pero un buen asado argentino es para dar volantines de lo rico que está. También son típicos los panchos (hot dogs) y los choripanes (pan con chorizo criollo, nada que ver con el español). Pero puedes sobrevivir perfectamente siendo vegetariano ya que encontrarás pizzas, pastas y empanadas ricas y a buen precio por todas partes. No sé si sería la época o si siempre es así, pero en muchísimas calles vendían frutos secos garrapiñados y ese es el olor que se me quedó de la ciudad. 
Y de postre, tortas / pasteles y panqueques / crepes con dulce de leche. ¡Cómo no!

Para otra oportunidad

Si hubiéramos tenido más tiempo habríamos optado por visitar otras cosas que nos llamaban la atención, por ejemplo:

  • Pasear por los Bosques de Palermo. Allí se puede encontrar un rosedal, el jardín botánico, un jardín japonés, un lago y el planetario.
  • Ver las zonas de migrantes: el Centro Cultural Islámico o el Barrio Chino
  • Perdernos en el barrio de Barracas, que lo había visto en el blog de Almu y no pudo ser. 
  • Ir a algún espectáculo de teatro o de tango.
  • Visitar tiendas frikis, que tanto la famosa Entelequia como las Galerías Bond las encontramos cerradas en domingo. 
  • Entrar a algún museo

Así tenemos excusas para volver alguna vez. 

Article Tags : , ,

28 Discussion to this post

  1. Pero que muy bien, lo del Colón y la librería Ateneo Grand Splendid es para nota.
    Yo nunca me aburrí en todos los ańos que viví allá. La oferta cultural y de ocio es tan amplia que nunca defrauda, Y ya simplemente, pasear y admirar la arquitectura urbana (colonial, criolla, romántica, neoclásica, racionalismo y Art Decó del Kavanagh que mencionas)
    Efectivamente, no se puede todo, pero mis hijas te hubieran recomendado como must el Jardín japonés y la Floralis Genérica, la enorme flor de metal que se abre y se cierra según la luz solar, cerca del Planetario.

  2. Jo ¡qué recuerdos! ¡Cómo me gusta esta ciudad! Estoy muy de acuerdo contigo con El Caminito y bastante con la calle Florida (aunque antes merecía la pena sólo por un precioso café que había allí, ahora reconvertido tristemente en una tienda de ropa, y tiene algunas curiosidades, como un centro comercial que alberga una universidad!). A mí el paseito por Puerto Madero me resulta muy agradable. Otros must de Baires además del café y el asado son: las empanadas, comprar pasta fresca en alguna de las muchísimas tiendas de la ciudad y cocinarla en casa, ver alguna obra de teatro, comprar algún libro en una de las muchas librerías y, sobre todo, ¡dejarse caer por una milonga! ¡Son muy divertidas!

  3. Irene MoRe dice:

    Así se celebra un aniversario. Me alegra que disfrutárais tanto. Estoy deseando conocer BA. Eso sí, cada vez tengo más claro que la próxima vez que haga un viaje en condiciones te lo diré con antelación para que te informes y me pases todos los detalles interesantes, jajajaja.
    Besazos

    • remorada dice:

      Yo te ayudo en lo que quieras, creo que disfruto tanto de planear como del viaje en sí… y de recordarlo, yo viajo tres veces en una! XDDD

      Buenos Aires es una ciudad muy especial ^^

  4. melituca dice:

    ¡Me has dejado con ganas de irme hacia allí huyendo de los calores! No he podido evitar buscar en Google la librería que dices y me he quedado ALUCINADA *-*

    ¡Un besote!

  5. Mo dice:

    Ohhh, cuántos recuerdos Fran!!!
    Yo iba sola de paseo porque Mr. X estaba dando conferencias y nuestros anfitriones me recomendaron evitar algunas zonas para no tener sustos, así que me quedaron muchas cosas por ver… La visita guiada en el teatro Colón me flipó, la librería ni te cuento :) También tomamos algo en el Tortoni, me recordó a los bares modernistas de Barcelona. De la Recoleta tengo montones de fotos, cada rincón, una historia!
    Precioso!
    Muas!

  6. Ché comadre que placer pasearse por Baire de tu mano, algun día volveré a viajar algun soñado día. Disfruta mucho

  7. Azul Celeste dice:

    Y en nuestro capítulo de hoy en “Viajando por el mundo con Fran” visitamos la eclética ciudad de Buenos Aires…
    ¿Y si están buenos los aires? O.o
    Genial como siempre Fran, con tus tips viajeros ya puedes montar una agencia en forma :D
    Me han encantado sobremanera las fotos del Sr. Torres con Olmedo y Portales, la tuya con Mafalda (¡Qué envidia me das!) y la de los pasos de tango ¿Si bailaron che?
    Un abrazo caluroso, CALUROSO, sudoroso y todo lo que termine en oso… jiar jiar.

    • remorada dice:

      No sé si una agencia, pero si puedo ahorrar tiempo a alguien ya me está bien! Con el tiempo que invierto y lo poco que me dura! Jajaja xD

      Bailamos, por supuesto que bailamos! Los únicos locos en la calle bailando (torpemente)! X)

  8. Por increíble que parezca, nunca estuve pese a haber vivido al lado, como aquel que dice. Me alegro de que lo hayas disfrutado y a ver si pronto nos pones al día de tus novedades. Un besote!!!

  9. mari dice:

    que bonito!!! me encantó el post, cuantos recuerdos!!!

  10. martha dice:

    Con todo esto ya me dio ganas de volver
    con la frente marchita, las nieves del tiempo platearon mi sien
    pero no sé, porque 20 años no es nada, pero 41 ya pesan, verdad?

  11. Bego dice:

    no puedo creer que volvieras al bar de la limonada, ¿estaba como recordabas? ¿no te dio impresión?

  12. ruth2m dice:

    ay guapa!! te leo SIEMPRE SIEMPRE (me encanta tu prosa poetica y dibujil) pero me falta el tiempo para dejarte un comentario, hoy que he sacado unos minutillos lo remedio ^____^

    como estaaaas?? ay que me super encantaaaa tus recomendaciones y post de viajes
    pero sobretodo sobretodo ese TANGO *____* justamente el viernes puse mi post sobre el tango, que para mi es como tan romantico, me encanta esos pasos para bailar un tango

    (aysh y que triste lo de la chica que murió y su perrita a la vez :__( buaaaa, me hizo recordar a Hachiko)

  13. Dibujosdenube dice:

    Ooohhhh! Muy fan de librerías, barrios con encanto e iglesias pérdidas… me gusta tu guía!

    ^^

Es tu turno de comentar ^_^

A %d blogueros les gusta esto:

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Son galletitas sin gluten. Si continúas navegando, asumimos que estás de acuerdo. Leer más

Una cookie es un pequeño archivo de texto que los sitios web instalan en la computadora o el dispositivo móvil de los usuarios que los visitan. Las cookies hacen posible que este blog recuerde las acciones y preferencias del usuario (identificador de inicio de sesión, idioma, tamaño de letra y otras preferencias de visualización), para que este no tenga que volver a configurarlos cuando regrese o navegue por sus páginas. Puedes controlar o borrar las cookies siempre que así lo desees.

Cerrar