Favoritos de marzo

Hoy acaba el repaso con un mes tranquilito que aún así tuvo sus momentos destacados, mis favoritos de marzo. La próxima semana volveremos a la rutina ¡Perdón por el bombardeo de estos días!

Netflix & Chill

En marzo continuó el descanso, con sus innumerables horas de televisión. De entre todas las series que vi, que fueron unas cuantas, creo que la que más me ha gustado ha sido la inglesa Call the midwife, traducida como Llama a la comadrona o Llama a la matrona.

Trata de la vida y de los casos con los que se encuentra un grupo de enfermeras y monjas entrenadas como comadronas. La serie transcurre en un barrio pobre del Londres de finales de los 50 / comienzos de los 60.

Una publicación compartida de Fran / Remorada (@remorada) el

Gordos Delivery

Las visitas trajeron amor y calorías. Imprescindible mencionar a los mochis de Batmami, los donuts y la horchata de los horchateros, los dulces peruanos primero y los catalanes después de Peineta & co,  los fantabulosos buñuelos de viento y crema de mi suegro (¡receta aquí!) y las magdalenas deliciosas que llegaron desde Albacete.

Pero lo más divertido fue que mi mamá bajaba alguna que otra vez a comprar churros a la esquina y después el churrero la saludaba si se la cruzaba en la calle. Nosotros llevamos siete años comprándole fielmente… ¡y nos ignora!

Las chicas del cuaderno

Uno de los grupos con los que comparto libro viajero y un grupo de whatsapp que hecha humo son conocidas en casa como “las cuadernas”. Además de hacerme reír mucho y de haber aguantado algún que otro momento de bajón, me han enseñado a hacer algo típico de la infancia española que yo nunca había experimentado:
170407-favoritos-marzo-1

Por cierto, una de ellas está detrás de Tiny White Fox, una tienda online muy mona donde, entre otras cosas, puedes encontrar la famosa vajilla de letras y los cuadernos con portadas de Esther Gili (¡ni un mes de favoritos sin Esther!) 

Sorpresa “especial”

Justo el día en que esperaba que llegara mi pedido de cuadernos, el mensajero trajo una caja que no esperaba y nos llenó de ilusión y olores deliciosos. Sara de Spices Cave nos mandó un lote de especias con las que el Sr. Torres experimenta y yo disfruto. Destaco la pimienta ahumada y el curry, pero también los envases, que van genial porque llevan un imán para ponerlos en la refri / nevera.

Una publicación compartida de Fran / Remorada (@remorada) el

Y seguimos con más cuadernos

Otro día llegó un paquete sin remitente pero al instante supe de quién era. Bego, a quien conocí en vidas pasadas en las que seguramente viajábamos mucho – o tal vez no tanto si es que también estábamos cojas – me envió dos cuadernos de viajes, algo que ADORO con mayúsculas.

Eran los Cuadernos Japoneses de Igort y el Cuaderno de viaje de Craig Thompson, de cuando se documentaba para Habibi (una novela gráfica que, advierto a personas sensibles, es un dramón, precioso, pero dramón). El cuaderno de Craig contiene algunas escenas de Barcelona ^^

Gracias a ellos se me pasó el disgusto de no haber podido ir a ver Frozen on Ice, al menos mis parientes disfrutaron de las entradas que tenía.

La liberación

Finalmente, el día 23  me dijeron que me daban el alta y que podía hacer vida normal.

Una publicación compartida de Fran / Remorada (@remorada) el

Ese día quedamos con Annabel en La Desayunería, un local cerca al Mercat de Sant Antoni que los jueves celebra Sant Pancake Day, todos a 4€. Hace poco cambiaron la carta y probé las Maria Antonietas, tostadas francesas que unen todo lo rico en un plato: huevos, palta / aguacate y fruta fresca al lado.

Desde entonces cada día salgo de casa como si tuviera un resorte en el poto / culo, pero de eso ya hablaré cuando acabe abril.

Ahora me voy a pasear por mis blogs favoritos, ¡los echo de menos!

Article Tags : ,

24 Discussion to this post

  1. Azul Celeste dice:

    ¡Ay Remorada del alma! Que me emocionas con tus relatos, aventuras, comidas y paseos :D
    Insisto, es maravilloso como siempre encuentras el lado amable de cualquier situación, ora sí que como cantaba Emmanuel: “Tengo mucho que aprender de tí”.
    Un abrazo grande!!!

  2. Bego dice:

    Jajaja a saber si éramos cojas también, yo ahora ando como una posesa, algo que odiaba cuando era pequeña, pero no hay nada como no poder hacer para querer hacer.

  3. UrbanandMom dice:

    Qué guay que ya tengas el alta. Ahora si que no tienes excusa para venirte pá Madrid.

  4. mari dice:

    tú sí que no te aburres nadita!!! (saludos al churrero)

  5. Esther dice:

    Me ha encantado leerte, aunque me temo que tengo que ir hacia atrás leyendo el resto de favoritos, aquí otra coja, la tercera en discordia, ja ja ja. Ya me has picado con el dramón de Habibi.

  6. Jis! Pensaba que lo de las pegatinas de las uñas era universal. Me apunto esas series, a ver si algún día me da la vida.

    Abrazos!

  7. Miércoles dice:

    He oído mucho hablar de “Call the Midwife”, pero no puedo verla. Tengo demasiado mal recuerdo de las comadronas británicas de este siglo como para querer ver a las del pasado.
    Lo que te pasa con tu madre y el churrero podría ser peor. El que saludaba a mi madre en mi antiguo vecindario era el de la licorería.

  8. Mo dice:

    Liberadaaaa, bieeeeen!
    Esa serie me ronda hace tiempo, pero no he encontrado el momento para engancharme. Igual esta semana santa, jejejeje…
    Si yuuuu!
    Muas!

  9. Maite dice:

    ¡Qué bien que ya hayas sido liberada! Lo de las uñas es muy mítico xD

  10. Las cuadernas. Jejeje.
    Qué bueno.

    Tener uñas de pegatinas es lo mejor del mundo mundial, pro las mejores son las de las mandarinas ; )

  11. Irene MoRe dice:

    Jajajaja, las uñas, qué bien lo pasamos. Me encanta lo de ser una “cuaderna”
    Besazos.

Es tu turno de comentar ^_^

A %d blogueros les gusta esto: