Experiencias escolares: la normalidad

Los arcos argumentales en el blog me acaban cansando, por suerte este acaba hoy.

Después de hacer la ruta del bacalao de los colegios alternativos llegamos, finalmente, a un cole normal. Tenía muy buenas referencias y estaba cerca de la casa de los abuelos, donde vivíamos, cerca de la ONG donde trabajaba mi mamá, cerca de la casa de la Prima de Albacete para poder ir a molestarla y muy cerca al mar, lo que hacía que algunos días del año se sintiera un fuerte olor a pescado.

Antes de entrar a los colegios normales te hacían pruebas académicas que ahora se han suspendido por ley. A mi hermana le tocaba entrar a 5to de primaria, le hicieron la prueba para entrar y no la aprobó, le pusieron la prueba para entrar a 4to y no la aprobó y en la prueba de entrar a 3o le preguntaron “¿Qué son los artículos?”, refiriéndose a los gramaticales, pero 4 años de llevar una asignatura llamada “Noticias”  no pasan en vano.

articulo-hermana

No se sacaba ese buzo de cebras ni así le pagaran

El colegio normal no la iba a poder aceptar con ese nivel así que le dijeron a mi mamá que todo dependería de mí. Tenía la oportunidad perfecta para fallar todas las preguntas a propósito, pero hice la prueba en una biblioteca y le debí caer bien a la bibliotecaria, que mientras vigilaba vio mi desastre de examen y me empezó a decir las respuestas, las tuve que marcar y así entramos las dos. Caca de vaca.

El primer día de clases me di de cara con un colegio normal, grande, con pabellones y patios propios, con dos salones de 30 – 35 niños por cada grado, con las paredes pintadas de un color neutro en lugar de ser de colorines y llenas de dibujos, con todos vestidos con el uniforme único. Sentí que me habían mandado a una correccional. No se podía esperar menos de un centro que llevaba el nombre real de una monja que había sido santificada por autoflagelarse. De los dos santos nacidos en Lima que existen justo el que me cae bien es el otro.

Lo primero que tuvimos que hacer fue formar en filas, ordenados por estatura y separando niños y niñas, para escuchar el discurso de bienvenida de la Directora y cantar el himno nacional y el himno del colegio. En un momento, el himno del colegio hacía un tono más alto e inconscientemente todos los alumnos lo acompañaban con el cuerpo empinándose, lo que me dio mucha risa y justo me pilló la coordinadora de secundaria. Me preguntó por qué no cantaba y le dije que era nueva, que no me lo sabía. Gané una semana de ir a su oficina por la tarde a aprenderme el himno. Estos dos últimos días he estado con dos amigas del cole en casa de visita y estuvimos tentadas a dar un concierto a tres voces desde mi balcón.

himno-cole

Mi familia entera lo canta a veces, es lo más xD

De un día para el otro pasé a tener un horario donde cabían más de 15 asignaturas, entre ellas algunas que nunca había llevado, como Inglés, Religión, Educación Cívica, y en algún momento Instrucción Pre-Militar. También llevábamos Formación Laboral, que consistía en cosas tan apasionantes como coser y bordar, Arte, que dejó de ser creación para convertirse en Historia, y las dos asignaturas que me trajeron los primeros números rojos en la libreta: Mecanografía – en máquina de escribir, y encima me tocó en el segundo año, todas las teclas estaban tapadas y no veía las letras – y Técnicas de Estudio, que nunca pude seguir porque nunca había hecho tareas en casa y no iba a empezar en ese momento si podía estar echada en el piso haciendo contorsionismo mientras conversaba de todo y nada con mi Abuela.

Lloré sin parar dos semanas, lo que no me había pasado ni cuando me dejaron en la guardería. Mi mamá estaba abatida pensando que quizás se había equivocado, y justo cuando dijo para sí misma que si veía un llanto más me regresaba al otro colegio aunque tuviera que vender un riñón, dejé de llorar. Ya había encontrado a mis primeras amigas, con las que jugaba a los espías y empezábamos a hablar de chicos de revista. También conocí a quienes serían mis amigos, uno se fijó en mí en clase de Arte cuando hablando de Grecia rebatí a la profesora con una historia de mitología, se me acercó más tarde y me empezó a hacer preguntas en una especie de prueba que al parecer aprobé, porque luego me presentó a los otros, un grupo de chicos que se dedicaban a cultivar la mente y a discutir de temas diversos en sus ratos libres como si no hubiera otra cosa mejor que hacer con 13 años. Parecería que describo al típico grupo de nerds, pero no era así, estos practicaban deportes, parecían estar muy seguros de sí mismos y eran de los que gustaban a las chicas, tal vez porque las miraban con algo de desdén. Ya se arrepentirían cuando ellas dieran el estirón.

moda-90s

Pero sería tarde, a ellas ya les gustaban los mayores… y los NKOTB

Después del estrés que supuso el episodio de los artículos, mi hermana decidió estudiar horas extras por su cuenta. Se despertaba a las 6 am para leer y lo volvía a hacer por la tarde. A una chica Tauro no le puedes decir que no está haciendo algo bien. En dos semanas no solo se había nivelado, estaba entre las que sacaban mejores notas de la clase, tenía amigas e incluso pretendientes y los profesores la adoraban por su buena disposición. Yo no tuve esa suerte, mi clase era una pesadilla para los profesores. No seguíamos la curva normal, había una concentración fuera de lo común de alumnos de altas capacidades; algunos usaban sus habilidades para el bien, otros para cuestionarlo todo y otros para evadir responsabilidades y hacer bromas. A veces creo que éramos simplemente insoportables.

El colegio era católico y yo decía que tenía profesoras “monjas disfrazadas de civil”, pero esto no era así. Se autodenominaban “laicos comprometidos”, personas que no formaban parte de una congregación religiosa pero que vivían su fe a través de la familia y la proyección laboral. En ese momento y por mi historia anterior me parecía que habían salido de la Inquisición, pero ahora lo veo diferente, se trataba de ser ejemplo y no dogma, y eran de lo más modernos, coqueteando incluso con la Teología de la Liberación, tan criticada en su momento por el facha del Senador Palpatine Cardenal Ratzinger.

Me recuerdo riendo mucho, a pesar de tener que ir a misa, a pesar de nuestra horrible camiseta amarilla con negro con la que participábamos en las olimpiadas, a pesar del drama que trae consigo la adolescencia y todos los líos de amores y de chismorreo. Hoy sigo viendo a mis amigos, a pesar del tiempo y la distancia, como si ayer mismo hubiéramos estado sentados en las gradas del coliseo. 20 años después todos llevan una buena vida, al igual que los compañeros de mi hermana, lo que demuestra que tanto el nivel académico como la formación en valores fueron más que aceptables. Creo que soy a la que le va peor, pero es culpa de la coyuntura, o eso me digo.

prom92

Me encanta esta foto, sobre todo porque fue tomada el último día de clases xD

Cuando vine a vivir a España y comentaba con un amigo del cole que no sabía por qué tenía tantas ganas de visitar un par de ciudades que no eran famosas, soltó la carcajada y me dijo que allí había vivido el fundador de la institución que regentaba este colegio, presente en más de 30 países, un sacerdote jienense asesinado en la Guerra Civil, y canonizado en 2003. Qué poderoso es el inconsciente.

owari

o sea, fin

36 Discussion to this post

  1. Por fin un colegio normal, y parece el más raro cuando lo cuentas tu jaja!
    He estado jugando a Dónde está Wally con la última foto y al final te he localizado. Qué pena que acabe la saga de los colegios, me ha encantado. Puedes empezar con las universidades ;)

    • remorada dice:

      Si? Soy la última de la fila del medio :D

      La universidad me encantó! <3 pero las sagas me dejan agotada, así que ya lo retomaré cuando tenga más tiempo y ánimos recargados ^^

  2. Mo dice:

    Jolines, un cole así no me mola nada… Pero está claro que si das con buena gente la experiencia puede ser hasta provechosa, jejeje… (flipantes esos chavales no-nerds tan intelectuales, qué cosas…).
    Muas!

    • remorada dice:

      De todos los coles religiosos de la época este era de los más modernos e innovadores! Pero bueno, feliz de haber conocido a gente con la que he mantenido la relación hasta hoy ^^

  3. Marta dice:

    Ufff, no sé qué de normal tiene este, aunque sí comparado con los anteriores. Tu hermana me ha maravillado, qué voluntad tiene la “jodía”

  4. Qué gracia me ha hecho lo de que a un Tauro no le puedes decir que no está haciendo algo bien. Me he sentido taaaan identificada. Jajajajaja. Me alegro de que al final te hayas adaptado al cole “normal” aunque no parecía tan normal, tampoco. Jajajaja. Besotes!!!

  5. Azul Celeste dice:

    Es decir que estuviste en un Colegio Teresiano…?
    Eres la primera de la izquierda de la tercera fila de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo?
    Los laícos comprometidos son lo más… aunque algunos estén más comprometidos que otros (cof!)…
    Eso de los himnos de colegio… ya séeeee…. ♫Adelante josefinos…. ♪con el Padre Vilaseca♫…
    ¡Qué tiempos! ¡Qué buenos amigos! Y ya imagino a tu madre queriendo vender un riñón, así estaba yo con la Mija, pero se adaptó, ahora es feliz en escuela pública :D
    P.D. No recuerdo el tsuzuku de fín, como lo llegué a ver una docena de veces no se me grabó XD

    • remorada dice:

      Qué buena investigadora, sí! xD

      La fila es la correcta, soy la primera de la izquierda del grupo, de la derecha desde el punto de vista del observador (tengo problemas identificando izquierda y derecha, por eso lo enfatizo xD)

      Fin se dice “owari”, aunque he revisado algunos mangas antes de escribirlo y en muchos ponen directamente END, qué cosas! O.O

      • Azul Celeste dice:

        Igual yo tengo que alzar la mano derecha o izquierda para verla y saber que le voy a pedir al taxista que de vuelta a tal o cual.

        ¡ah vaya! Otra cosa más que aprendí contigo ¡Cuánta información!

  6. Me ha encantado la historia de los colegios, al final diste con uno que no tenía nada demasiado raro, jajaja
    De este me ha llamado la atención la asignatura de formación laboral, ya podían ponerla aquí aunque fuera optativa, que vendría muy bien!

    • remorada dice:

      Me parecía de lo peoooooor porque llevábamos a cabo muchas actividades domésticas y para mí eso no era para una futura profesional. Yo no estuve en primaria pero mis compañeros aprendieron cocina, carpintería, electricidad y más cosas del estilo, si me preguntaran ahora diría que es básico saber desempeñarse bien en esos campos, por pura supervivencia!

  7. mamikatabum dice:

    Me acabo de leer todos los ciclos escolares tuyos y me encantan. Y me encanta más que todo haya sido tan poco común, mentes brillantes y vida loca. Me encanta aún más que me siento identificada, en algunas partes como tu y en la mayoría como tus papás… Me estas regalando esperanzas Fran! Gracias :)

    • remorada dice:

      Me alegro que sirvan para algo todas mis quejas! Es broma, toda elección tiene su parte buena y su parte mala, hay que buscar la más adecuada para la personalidad de los niños y el estilo de crianza de la familia ^^

      eso sí, ahora que la tengo y la conozco… agradezco la estabilidad! xD

  8. dibujosdenube dice:

    Vaya cole… menos mal que acabaste encontrando amigas porque hubiera sido insoportable!! Aunque te hayas cansado de contarlo a mi me ha gustado la saga… jua!

    Y te he localizado!!! Creo…

    Besotes!

    • remorada dice:

      Iba escribiendo palabras que pueden sonar terribles como “instrucción pre-militar” y me iba acordando de tantas anécdotas divertidas que espero algún día acordarme de compartir, aunque me ría sola!!! xD

  9. Irene MoRe dice:

    Es curioso que el único colegio “normal” que describes por aquí, me parezca el más raro, jejeje.
    Estoy contigo, un colegio es bueno si al final de él, además de aprender formación y valores, conservas buenos amigos de él.
    Me ha encantado conocer tu relación con la educación.
    Besazos.

    • remorada dice:

      Tal vez la palabra adecuada sería “tradicional”, aunque era moderno a su manera y en su época :D

      En mi familia no hay tradición de maestros por ninguno de los dos lados, por eso creo que íbamos dando tumbos entre las opciones que se veían más innovadoras, con sus pros y sus contras xD

  10. Mari dice:

    En este colegio se da mucha importancia a la investigación y puesta en común con exposiciones; no sé ahora, pero en ese momento también era un poco “rarito”.

    • Bombones dice:

      Lo de los artículos es la bomba. Y vaya remontada!
      Mezcla curiosa la de tus coles… explica en parte como se empezaron a gestar post tan variopintos para tu futuro blog ;-)

    • remorada dice:

      ahora valoro algunas cosas, como las ferias y eventos especiales, o que los libros eran del colegio y tenías que leer al menos tres autores diferentes para resolver una ficha. La puesta en común no eran exposiciones, era más tipo discusión y eso sí que no me gustaba nada :S

      Lo de rarito no lo negaré xD

  11. akane86 dice:

    Me ha encantado esta serie de artículos escolares, sobre todo por la mezcla variopinta de coles y sus diferentes métodos de enseñanza. Yo sólo fui a un colegio, a un instituto y a una universidad, bastante normales, pero imagino que tiene que ser toda una experiencia haber pasado por tantos sitios.
    Gracias por compartirlo!

    Un abrazo

    • remorada dice:

      Eso es lo curioso, aquí el cole y el insti están separados… allá no! los coles van desde el kinder hasta 5to de secundaria. Lo que más me da pena, creo, es que he conocido a mucha buena gente, mantengo relación con varios de distintos coles, pero esas relaciones estrechas “de toda la vida” nunca las he tenido.

      Pero bueno, no importa cuándo hayan llegado, lo importante es que se queden, no? ^^

  12. madrexilio dice:

    Yo creo que una de las cosas que más disfruto de leer estas historias es que poodrías relatarlas con drama o dolor, pero lo haces con tanto desparpajo que acabo por reírme de mis propios recuerdos. Ya sabes que tenemos muchas pequeñas cosas en común, yo también fui a colegio católico, en algún momento me expulsaron por cuestionar la Biblia y acabé en un colegio Montessori que trataba de cumplir con el programa académico oficial y con los métodos “alternativos”.
    Un día te invitaré a un café y charlaremos muuucho. ¡Vente ya a Budapest!

  13. aidixy dice:

    Con tus post colegiales me has hecho alucinar pepinillos con la educación que se imparte en Perú, no digo ni mucho menos que sea peor o mejor, solo, tan diferente a España!!

    • remorada dice:

      Mi caso fue muy raro y mi paso fue por colegios privados alternativos limeños clasemedieros de tendencia izquierdosa… o sea la minoría más minoría

      ¡no represento a mi país EN NADA! Prometo que hay gente normal xD

  14. Merak Luna dice:

    Me gustan tus coles alternativos… mi educación ha sido tan convencional que me encantaría poder contar alguna experiencia interesante más allá de que cambié de colegio en seis ocasiones durante educación infantil y EGB… Siento que no te gusten las series de post, porque a mí esta me ha encantado!

  15. Esther dice:

    Jo, yo hice todo el pre-escolar, infantil y primaria (EGB) en el mismo cole, qué aburrido te debe parecer, jaja. Pero guardo muy gratos recuerdos, y otros no tanto, como el cuarto de las ratas donde nos gastigaba la señorita Maruja a la tierna edad de 4 años, qué cosas tan pedagógicas!.

    • remorada dice:

      mis compañeros han hecho desde preescolar a secundaria porque los coles suelen tener todos los grados, yo fui la única que estuvo en “menú degustación” xDDDD

      lo del cuarto de las ratas no suena nada bien O_O

  16. Claudia dice:

    Lindos recuerdos Fran! La verdad lo mas valioso de todos Esos anos de educacion son las amistades que hicimos. Aunque todos estamos regados por todo el mundo y no nos podemos ver seguido quedan Esos sentimientos, todas las experiencias vividas, anecdotas y locuras que nos mantienen unidos….. Y aunque no nos veamos seguido aun existe la amistad especial que nos une si hubiera sido Ayer! Un beso grande Amiga y a ver cuando me visitas!!!! Lo promètiste….

Es tu turno de comentar ^_^

A %d blogueros les gusta esto:

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Son galletitas sin gluten. Si continúas navegando, asumimos que estás de acuerdo. Leer más

Una cookie es un pequeño archivo de texto que los sitios web instalan en la computadora o el dispositivo móvil de los usuarios que los visitan. Las cookies hacen posible que este blog recuerde las acciones y preferencias del usuario (identificador de inicio de sesión, idioma, tamaño de letra y otras preferencias de visualización), para que este no tenga que volver a configurarlos cuando regrese o navegue por sus páginas. Puedes controlar o borrar las cookies siempre que así lo desees.

Cerrar