Querer y poder

Cuando vine a vivir aquí tuve la suerte de conocer en clase de catalán a otra chica peruana. Y digo suerte porque, no todos los peruanos me caen bien ni mucho menos, pero con ella tenía algunas cosas en común. En especial éramos las dos muy fans de Seinfeld y hay un monólogo de Jerry que recordábamos particularmente:

“Cuando estás en los 30 es muy difícil hacer un nuevo amigo, sea cual sea el grupo en que estés ubicado, con ese es el que te quedarás. No estás entrevistando, no estás buscando gente nueva, no estás interesado en mirar nuevas aplicaciones. Ellos no conocen LOS lugares. Ellos no conocen LA comida. Ellos no saben LAS actividades. Si me encuentro con una persona en un club, en el gimnasio o cualquier otro lugar, estoy seguro de que es muy agradable, que parece tener mucho potencial, pero simplemente… no estamos contratando ahora mismo.

Por supuesto, cuando eres un niño, puede ser amigo de cualquiera. ¿Recuerdas cuando eras chico ¿cuáles eran las calificaciones requeridas? Si alguien está en frente de mi casa AHORA, ese es mi amigo, son mis amigos. Eso es todo. ¿Eres un adulto? No. ¡Genial! Entra, vamos a saltar sobre mi cama. Y si tienes algo en común, lo que sea, tipo ¿Te gusta la Cherry Soda? ¡A mí me gusta la Cherry Soda! ¡Seremos MEJORES AMIGOS!”

No tengo ideas románticas de amistad eterna porque he tenido muchos cambios de casa, escuela y hasta país. Creo que la amistad tiene mucho de circunstancial, lo que no quita que sea real. Creo también que los sentimientos pueden quedar congelados y reactivarse si las dos personas implicadas lo consideran conveniente. He pasado décadas sin hablar con gente y luego, al encontrármelas, fue como si hubiese hasta dormido con ellas la noche anterior.

No entiendo a los que se enorgullecen de tener pocos y excelentísimos amigos, primero porque ¿en qué momento te paras a contarlos? y, segundo, con que sean buenos para algo ya es suficiente, e incluso si no son buenos para nada, basta que sean adecuados para ti. Porque creo que la amistad, por sobre todas las cosas, tiene que ser recíproca. No te puedo considerar mi amigo unidireccionalmente, como cuando me cae bien el presentador de las noticias. Eso no cuenta.

Por eso, los mayores problemas de la amistad son las expectativas. Esperamos que los amigos actúen de una determinada manera, ya sea porque es lo que nosotros haríamos en esa situación o porque los hemos encasillado, sin pensar que que tanto ellos como nosotros vamos cambiando en la vida y eso te acerca y te aleja en la búsqueda de tus pares, o de tus complementarios.

Y aquí, por fin, entro a la historia que quería contar:

Éramos un grupo en la universidad, nos veíamos siempre y éramos muy felices. Me fui del país, los echaba muchísimo de menos, no iba a encontrar jamás amigos así. Pero, en una de mis visitas, una de mis amigas más queridas nunca tuvo el tiempo para quedar conmigo y me dio tanta pena que hasta hablé del tema con otro, que me dijo esto:

Si no te ha visto porque NO PUEDE, entonces no tendrías que enfadarte, va más allá de lo que está en sus manos, Si no te ha visto porque NO QUIERE, entonces no tendrías que enfadarte, porque a nadie le gusta hacer nada por obligación.

¡Cuánta verdad! ¿Por qué no se me ocurrió a mí? ¿Por qué nadie me había dicho antes algo así? ¿Por qué siempre estamos esperando cosas de los demás? Si la gracia de tener amigos, creo yo, es que con ellos podemos ser libres de verdad. Y si pedimos libertad ¿qué menos que darla?

Con esas palabras mágicas he sido feliz hasta ahora. En ese viaje no vi a mi amiga, pero la veo cada vez que voy. Muy de vez en cuando incluso nos enviamos algún whatsapp, algo que las dos odiamos, eso es suficiente para recordarnos que, aunque no podamos, queremos.

wilde

Article Tags : , , ,

58 Discussion to this post

  1. Yo y mis mini yos dice:

    Muy buena enseñanza!! Yo me considero muy afortunada en ese campo, he tenido muy buenos amigos, amigos de risas absolutas, amigos que me han inspirado… Muchos se han quedado por el camino, pero lo considero algo normal de la vida :-) Pero sobretodo tengo suerte de seguir conociendo a gente que me inspira tanto, y seguir haciendo amigos sin control alguno ;-) jajaja!

    • remorada dice:

      yo también me considero afortunada! conservo buenos amigos de hace mil años y sigo agregando a mi colección a los que se dejan a estas alturas de la vida!!! jajaja xD pero creo que esto de haber cambiado tanto de escenarios a lo largo de la vida hace que uno intente vivir más intensamente el momento y guardar los buenos recuerdos por si algún día se les necesita otra vez ^^

  2. Marta dice:

    Jolines, estoy de acuerdo, esa frase es muy buena, poder y querer no van unidos, y las expectativas que nos creamos algunas veces son las que nos echan para atrás…

    • remorada dice:

      sí, el problema más grande en las relaciones interpersonales es proyectar en otros lo que nosotros haríamos (que, además, no es lo que necesariamente hacemos!), gajes de la complejidad humana! x)

  3. nurananu dice:

    Fantástico, Fran!! Opino como tú.
    Simple y llano y muy clarito.
    Y desde que “vi la luz”… disfruto mucho más de mis amigos y de lo que me ofrecen, cuando me lo pueden ofrecer.
    :-)
    UN BESOTE!!
    (Me supo a poco el encuentro)

  4. lauritapurple dice:

    Yo tenía una amiga amiguísima, que se vino conmigo de Valencia a Bcn, vivimos juntas y todo, pero cuando cada una nos fuimos con nuestros respectivos, todo se empezó a enfriar. Viviendo a dos calles, pasaban hasta 4 meses sin vernos hasta que en una de esas quedadas trimestrales o semestrales me di cuenta de que sus “NO PUEDO” eran un “NO QUIERO PERO LO VOY A IR ALARGANDO” y además, cuando quedaba conmigo, se encargaba de rellenar su agenda por detrás para tener que irse pronto. Perdimos ese feeling de super amigas (al menos por mi parte) y decidí que ya no volvería a verla porque para estar incómoda… Hace ya dos años que no la veo, ni nos hemos vuelto a escribir, ni nada. Evidentemente, por muy mejor amiga que hubiera sido, tampoco la invité a mi boda, pero si que es verdad que muchas veces me paro a pensar en la pena que me da haber perdido una amiga que en su día fue tan tan tan guay.
    En fin, la tercera en discordia (que tb se vino desde Valencia) sigue estando al pie del cañon y nos obligamos a vernos una vez a la semana para ponernos al día, además de escribirnos tropecientos mails al día…
    Cuando llegas a cierta edad te das cuenta de que no puedes malgastar tu tiempo en personas que no merecen la pena. Y eso es lo que yo hago. Si no me interesa, pues fuera.

    alaaaa! vaya tostón! jajajaja!

    Un besiii

    • remorada dice:

      o tal vez sí merece la pena… para otra persona! me gusta mucho la expresión en inglés “growing apart” y es que eso pasa y no tiene por qué ser malo, te deja dedicar más tiempo a buscar lo que vaya mejor para ti en un momento determinado ^^

  5. Merak Luna dice:

    Por qué a mí nunca me dijo nadie esto hace unos años? Me habría ahorrado algún que otro disgusto. El problema de las revelaciones es que son como los amigos. Cuando te das cuenta de algo así mientas eres niño o jovenzuelo, eres muy permeable al cambio, a asumir una nueva filosofía. El problema es que, cuando llevas casi cuarenta años sufriendo por esas altas expectativas, es complicado cambiar de la noche a la mañana. Pero, en fin, ahí me queda esa reflexión que me ha gustado de verdad y, a base de sembrar ideas, puede que alguna germine, no? Muchos besos!

    • remorada dice:

      germinará con riego y podas adecuados :)

      y aprovecho para decirte que si leo tu blog y lo comento es porque es de mis preferidos, no por cortesía :P si ves que comento en otros blogs es porque leemos los mismos, más o menos, lo que quiere decir que tenemos un gusto parecido, lo que refuerza el punto uno :P

  6. Adoro la primera parte.
    A-DO-RO la frase de Wilde…
    (No le diré que la adoro a usté que estamos en periodo concursal… y no quiero que me miren mal XD )

  7. loqueven dice:

    Un post buenísimo! confieso que al leer el título pensaba que ibas a hablar de los quiero y no puedo, pero éste es mejor aún. La frase del final no puede ser mas acertada.
    Un beso.

  8. Paula dice:

    Yo no sé si jamás me lo he planteado así, pero estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices. Y cuanto mayor me hago, más claro lo tengo. Y añadiría otra cosa, que creo que nos hace daño tanto a los amigos como a las parejas: si necesitas algo, pídelo! Detesto eso típico de “te necesité y no estuviste a mi lado”… ¿Me necesitaste? ¿Me dijiste que me necesitabas? ¿Me pediste que fuera a verte?

    Cuando era adolescente tuve un amigo con el que me llevaba genial, pero que siempre, siempre contaba las veces que me había llamado él a mí y las que le había llamado yo a él. No puedo decir nada en mi defensa más que no me gusta llamar por teléfono y que si lo hago es posible que sea porque tengo que contarte algo, porque necesito un favor o por algún otro motivo interesado. Me resulta imposible llamar por llamar, y menos si tengo la presión de llamar una determinada cantidad de veces a la semana.

    En fin, eso. Que los amigos, como bien dices, son para sentirnos libres y ser nosotros mismos. Y si no entienden nuestras fobias ni nuestras rarezas, no pueden ser nuestros amigos!

    • remorada dice:

      me voy a parar de la silla para aplaudir!!! “si necesitas algo, pídelo!” es más, voy a hacer un cartel enorme con esa frase!!! que la gente tenga claro que desde que nació internet se dejó de llevar la telepatía!!! xD :***

  9. Me ha gustado cómo lo explicas. Yo me deshice de un gran lastre cuando, embarazada de la mayor, empecé a ver ese puedo y no quiero en mis amigas del colegio. Supongo que para ellas una amiga embarazada no era suficientemente “enrollada”. Lo pasé fatal pero creo que hice bien. Mejor sola que mal acompañada, como dicen.
    Qué grande Wilde!

    • remorada dice:

      eso, o tus mismas prioridades cambiaron y viste de manera diferente a tus amigas, que también puede pasar, en algún otro momento sus caminos se pueden volver a cruzar, no dejes que una decepción en un momento determinado condicione el futuro! (y, sí, grande Wilde! ^^)

  10. Qué cierto y qué grandes palabras. Yo también al mudarme de país descubrí que mucha gente, casi el 90% de la gente, entra en el no-puede-porque-no-quiere. Y también que -aunque esto es otra historia- que mucha gente es incapaz de mantener una amistad a pesar de la distancia, por muy romántico que parezca. Nadie me llamaba, no tenía a quien contarle mis desgracias, y al final me di cuenta de que… ¿para qué contárselas, si les daba igual? Las personas cambian, evolucionan, y al final el que fue tu amigo porque lo encontraste enfrente de la valla de casa se ha convertido en un desconocido obsesionado con cosas que te dan igual (sea el fitness, las ranas o bajar de peso).

    • remorada dice:

      eso y que cuando te vas a vivir fuera ya se produce un cambio muy fuerte en tu manera de ver el mundo y, al menos en mi caso, los demás se quedan como congelados en la mente, luego la realidad y la idea chocan mucho, pero se pueden seguir haciendo descubrimientos interesantes… incluso en el vecino de las ranas xD

  11. Fabiola dice:

    Pues te cuento que aunq yo solo viva a 1200 kms al norte de Lima me siento exactamente igual, extrañaba demasiado a la gente molinera y es verdad creo q los mejores amigos se hacen en la niñez y en la universidad, luego son solo amigos pasajeros de la vida. Grande Mandarina, siempre con sus buenos aportes!!! ;)

    • remorada dice:

      no necesariamente, yo me he encontrado grandes amigos en estos últimos años, solo es cuestión de darles una oportunidad y dejar de aferrarse a lo ya conocido

      pero bueno, mandarina triunfa siempre! (excepto cuando se inventa significados de palabras, pero eso es tema de otro post xD)

  12. Que bueno tu amigo!!! Una definición de amistad que hace recapacitar y quitarse el sombrero. Olé por el!!

    • remorada dice:

      Y mira que cuando me lo dijo me quedé con cara de pánfila, en plan ¿y qué hago ahora con esto? pero desde que lo pienso dos veces antes de enfadarme me va mucho mejor x)

  13. Ana dice:

    Me ha encantado,
    Durante mucho tiempo me sentí culpable y/o triste por las amistades que dejé atrás…ahora las recuerdo con cariño y disfruto de las que tengo hoy!!
    Enhorabuena por tu blog!,
    Ana

  14. Myddna dice:

    Personalmente, el tema de las amistades siempre me ha provocado presión. Quizás es que porque no soy de tener contacto continuo continuo, más bien voy a ráfagas, pero eso no lo entiende todo el mundo.

    Menos mal que tengo gente cerca y lejos que sí lo entiende :)

    • remorada dice:

      eso me falto decir, que a el no puedo y el no quiero se le debe sumar también el “no quiero ahora” porque puede haber mil razones, internas y externas para necesitar un tiempo de distanciamiento.

      además de lo que has dicho, la palabra ráfaga me encanta x)

  15. Hello!

    Me ha encantado leer por fin tu truco infalible para aguantar la decepción. Es verdad que la amistad debe ser libre, por supuesto y que no tenemos que sentir decepción porque un amigo no pueda o quiera estar con nosotros, si no, qué amistad sería esa. Pero a mí no me decepcionan esas cosas, es más, adoro mi libertad y ese poder hacer lo que me de la gana sin dar explicaciones. A mí me decepcionan los que se van sin más, sin decir nada, de golpe y porrazo, tras haber mantenido contigo una estrecha relación, sin que comprendas los motivos, sin despedidas, como los amoríos.

    Tu amiga era tu amiga de verdad y por eso sigue a tu lado aunque no lo esté a veces. Lo otro no sé muy bien qué es, ¿cambios de personalidad? ¿Desilusión? ¿”Desamistad”?

    Somos complejos la verdad, y yo, ya te digo que sigo siendo un poco boba, infantil, al creer en las amistades para siempre.

    Me encanta Seinfield!

    Un besote

    • remorada dice:

      Entiendo, pero más que el problema de la desilusión o de la amistad perdida (o sea, la otra persona) cuando pasan esas cosas el problema es más de falta de cierre, de incertidumbre. es un ¿qué he hecho yo para merecer esto? que mina nuestra autoestima. Pero no queda más que seguir e invertir el tiempo en lo que aún tenemos!

      Y con lo de “desamistad” me has recordado el caso de una chica q me caía muy mal, pero que teníamos que compartir tiempo juntas por huevos. Cuando eso acabó y fui a “desamigarla” de FB me dí cuenta que ella me había YA me había “desamigado”! qué disgusto me llevé!!! xD

  16. amen! No puedo estar mas de acuerdo con tu reflexion. Yo, al vivir lejos tambien, hay amigos que solo veo de ciento en viento – y ademas son anti-tecnologia asi que no utilizan skype, whatsapp, etc- Pero cuando nos vemos, nos damos un abrazo y todo es como siempre. Y no sentir la obligacion o que el otro espera que le llames cada X, o que le mandes un email cada Y, lo adoro y para mi es una señal inequívoca de amistad. Por cierto, en casa tenemos la serie completa en DVD de Seinfield, y tambien de Curb Your Enthusiams, y las hemos visto Xmil veces :)

    • remorada dice:

      Necesito Curb your enthusiasm! Cuando vine a vivir aquí dejé de verla y era tan graciosa!!!

      Lo voy a apuntar en mi lista de pendientes, gracias por el recordatorio! :D

  17. Pilar dice:

    Algo que aprendí de tu abuela fue a no recriminarle a nadie, el que no te haya visto en tanto tiempo. Pues siempre que iba a casa de mis amigas me decían fulanita hace tanto tiempo que no vienes, nos tienes abandonados.
    Tu abuela jamás y eso me encantaba de ella.

  18. Un gran consejo el de tu amigo. Una amiga y yo no nos lo aplicamos con una tercera en común y “sufrimos” un poco con el tema (dejábamos de ser tres) pero felizmenteatado nos dijo algo parecido a tu amigo y me vino fenomenal. La pena es que no he vuelto a saber de ella.

    Besos :-)

  19. desmadreando dice:

    Tomaaaaaa….
    Verdades a puñados querida mía…
    Aún así no es fácil….
    No es fácil porque como dices…las amistades “maduras” esas conseguidas a partir de los 30 quizás es más fácil dar y otorgar libertad porque surjen en momentos de “prisas”, en “circunstancias” ya sea por un trabajo nuevo, por un gimnasio ¡por un blog! y sabes que están pero no tienen un laaargo recorrido…no tienen tu historial como esos amigos de toda la vida donde exiges más siempre y la libertad es más difícil de otorgar.
    Entiendo el consejo de tú amigo y si te sirve que genial…¡te amargas mucho menos! peroooooo siempre queda la espinita clavada porque como dices ¡las expectativas de haberlas haylas!
    La fortuna de contar a los amigos con las manos es que creo que pocas personas en la vida pueden estar o no estar pero cuando te reencuentras te conocen a la perfección….en mi caso tengo a mi “Erick”….ese amigo que no le pido nada a cambio y tiene absoluta libertad porque cumple y sobrepasa todas las expectativas que yo tenga sobre la amistad…
    Un besote desmadroso

    • remorada dice:

      Es que creo que para mí es un poco más fácil porque no tengo “amigos de toda la vida”, yo siempre cambiaba de casa, de escuela y de todo. Tengo relación con muchas personas de distintos momentos, y ahí está el cariño y podemos retomar, pero esa relación de los amigos inseparables no la he vivido “en mis cannes”… y eso que en mi casa sobran ejemplos!

      a veces creo que donde sea que voy suena de fondo “stand by me”, como el anuncio ese del niño que se muda xD (he puesto una xD pero creo que en el fondo es un poco triste)

  20. Silvia T. dice:

    Ha sido leer este post y no parar de asentir con tanta verdad suelta! ;)
    No sé la causa pero siempre me llevo chascos porque la gente no entiende eso de que la amistad no unidireccional…
    La última desilusión me la he llevado hace nada pero lo que más me llama la atención es que aunque tengamos casi 30 añazos, hay gente que sigue en los 15 y es egoísta como ella sola.

    En fin, tendré este post grabadito a fuego ^_^

    Muuuak

    • remorada dice:

      que te voy a decir… me he sorprendido en los últimos tiempos al ver situaciones de patio de colegio protagonizadas por personas adultas, con grandes carreras… y aún más grandes egos! se ve que nunca acabamos de aprender lo realmente necesario para la vida! O_o

  21. ¡Me gusta este post! Y sobre todo me ha encantado la frase del final. Jaja.
    La verdad es que ya no me llevo desilusiones con las amistades, además con el tiempo vamos cambiando y por ejemplo, yo he notado que he ido evolucionando y algunas personas a mi alrededor se han quedado en la época quinceañera. Así que es imposible que las cosas sigan como antes en ese caso…
    Besos.

  22. Bego dice:

    De nuevo compartimos filosofía, yo creo que tuvimos que nacer bajo una misma combinación astral o algo así.
    Un beso

  23. Me encanta la reflexión, y que cierto es lo de los amigos, esos siempre van de frente, y aunque hacen daño cuando lo hacen, sabes que su objetivo es ayudarte lo que pasa que a veces no esperamos oír ciertas cosas y nos duele.

    Bdsos

  24. mamikatabum dice:

    Verdad de vida. Mis amigos más queridos son esos con los que la chispa está aunque no haya más.

  25. Yo estoy de acuerdo y es algo que aplico con los amigos desde hace tiempo: nada de expectativas… funciona!

    ;^)

  26. Recién me entero de este tu post! Todo fue que estaba probando una herramienta de SEO y metí la url de mi blog y me encontré con que me habías linkado, ooooohhhh. Puedes creer que ahora estoy volviendo a ver todos los capítulos de Seinfeld de nuevo? Y siempre me acuerdo de este monólogo y de la vez en que lo sacamos a flote en una conversación, jajaja. De hecho, cada vez que salgo y conozco un nuevo grupo, se me viene el monólogo a la cabeza.
    En mi ser interior debe haber una crisis terrible, porque no contratamos gente nueva desde hace siglos!!! ja. Me aburre hacer entrevistas, me da pereza conocer gente nueva, lo cual es malo cuando uno es la nueva en la ciudad.
    Pero sí, he visto que hay algunas personas que se toman las relaciones amicales como con obligación, como que hay que llamar, hay que verse, hay que hablar… cuando no debería ser así. No es un noviazgo! SI una pareja te satura, siempre hay la opción de terminar pero con un amig@? Cómo lo haces?
    Besos

  27. Irene MoRe dice:

    Es una forma muy bonita de ver la amistad, además de bastante adecuada. Me gustaría verla como tú, pero creo que me va a costar un poco.
    Lo que está claro es que no veo la amistad como antes, y en eso el 2.0 ha tenido mucho que ver. Con las cuadernas hablo de cosas que no hablo con nadie. No sé si somos “amigas-amigas”, pero yo nos veo así y, afortunadamente, con vosotras no doy nada por hecho ni espero nada en particular de nadie, y es cierto que así la amistad se disfruta más.
    Besazos,

Es tu turno de comentar ^_^

A %d blogueros les gusta esto:

Este blog utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia de navegación. Son galletitas sin gluten. Si continúas navegando, asumimos que estás de acuerdo. Leer más

Una cookie es un pequeño archivo de texto que los sitios web instalan en la computadora o el dispositivo móvil de los usuarios que los visitan. Las cookies hacen posible que este blog recuerde las acciones y preferencias del usuario (identificador de inicio de sesión, idioma, tamaño de letra y otras preferencias de visualización), para que este no tenga que volver a configurarlos cuando regrese o navegue por sus páginas. Puedes controlar o borrar las cookies siempre que así lo desees.

Cerrar