Una opinión más sobre la ley del aborto

El otro día dije que no diría nada sobre el tema hasta encontrar las palabras justas. Por suerte, las palabras justas ya las han escrito otras personas. Lean por favor estos dos grandes posts:

Antes que nada les diré que mi opinión se ha formado después de conocer:

  • Mujeres que en su momento se sometieron a un aborto voluntario y ahora son madres excelentes.
  • Mujeres que en su momento se sometieron a un aborto voluntario de jóvenes y no han vuelto a embarazarse por el sentimiento de culpa. No se consideran dignas de ser madres, aunque sean unas excelentes personas.
  • Mujeres a las que las obligaron a abortar, en contra de su voluntad, sus parejas o sus padres.
  • Mujeres que han sido violadas, la mayor parte por miembros de su entorno cercano, pero también por extraños.
  • Mujeres que han sufrido abortos naturales y que nunca podrán acabarlos de llorar.
  • Mujeres que dieron su hijo en adopción y que sueñan con volverlo a abrazar.
  • Mujeres que han tenido 1, 2 o más niños “normales” y a quienes nadie había advertido lo difícil que era criar y formar a otras personas.
  • Mujeres que han sido maltratadas, y han visto con a sus hijos ser maltratados, sin saber cómo romper con esa situación.
  • Mujeres que tienen niños con discapacidad que han hecho girar su mundo y cuya lucha es constante. Tan constante como el miedo.
  • Mujeres que han intentado tener niños con todas sus fuerzas y no lo han conseguido.
  • Mujeres que han decidido no tener niños.

¿Qué opino entonces?

Que me gustaría que nadie tuviera que abortar, pero sé que solo la promulgación de una ley no va a detener los abortos. 

Que se debería dejar de llamar putas a todas mujeres solo por tener sexo.

Que hace falta aplicar políticas de prevención de embarazos no deseados: más educación y menos cucufatería.

Que una vez que el predictor da positivo ya nada será igual, y que ninguna decisión será fácil, ya sea seguir, ya sea parar, por lo que debe ser respetada.

Que estas decisiones deben ser informadas, contemplar todas las alternativas sin que medie la culpa y los juicios de otros. Sean quienes sean los otros.

Que las circunstancias de cada quien son muy personales y no puedo juzgar a otros por lo que yo haría. Mis recursos para enfrentar la vida son solo míos, no son para nada extrapolables. 

Que quien decida continuar un embarazo debe ser apoyado por todos los estamentos. Porque un niño debe tener un entorno adecuado, con las necesidades básicas cubiertas, con una conciliación y una ley de la dependencia que funcionen para toda la población. Y, sobre todo, un entorno donde es amado. Ya hablé sobre cómo definía yo la calidad de vida en este post.

Que quien decida detener un embarazo debería ser atendido en las mejores condiciones sanitarias. Incluyendo la atención psicológica.

Que esta la ley que acaba de ser aprobada en España no es una cuestión de moral o de intromisión de la iglesia, es un ejercicio de poder y una manera de distraer a la opinión pública de otros asuntos. Por eso me da aún más asco.

Que esto no es una lucha sobre si aborto sí versus aborto no, trata de la mejora de condiciones para una maternidad digna. Solo las mujeres libres podrán criar hijos libres. 

Una vez leí una frase que me dejó tan impactada que creo que no puedo cerrar este post de otra manera:aborto2

No es mi intención polemizar ni discutir, esto es lo que yo creo. Sé que existen otras posiciones, pero ya las conozco, y tengo tan clara la mía que me disculparán, pero voy a deshabilitar los comentarios en esta entrada. 

Article Tags : , , ,
A %d blogueros les gusta esto: